19°C, Aeropuerto HMO, SO
Noviembre 12, 2015 > El Zancudo. (No mata, pero hace roncha)

Gisela Peraza: una luz al final de su viacrucis

Por Arturo Soto Munguía

Ya sin el dique de una Procuraduría estatal servil y supeditada a la protección de funcionarios del pasado sexenio, y del propio gobernador del estado, el caso de Gisela Peraza Villa comienza a caminar por la senda de la justicia, destrabándose los procesos judiciales que en breve desembocarán en el deslinde de responsabilidades y el establecimiento de las sanciones correspondientes.

 

Peraza Villa es la ex empleada doméstica del matrimonio Padrés-Dagnino, que fue acusada por ellos como responsable del robo de más de medio millón de pesos en efectivo y un lote de joyas que la pareja guardaba en su recámara.

 

La joven fue retenida ilegalmente en la Casa de Gobierno, acosada y torturada según dictaminaron peritos de la Comisión Nacional de Derechos Humanos; fue arraigada en un hotel donde siguió la tortura para obligarla a confesar y posteriormente enviada a la cárcel de Huatabampo (unos 400 kilómetros al sur de Hermosillo), donde permaneció por 3 años. Un año más lo pasó en las cárceles de San Luis Río Colorado y Hermosillo.

 

Cuando un juez dictó su auto de libertad, cuatro años después, custodios del Ceresole sembraron droga para abrirle un nuevo proceso que la mantuviera presa más tiempo, pero la maniobra fue tan burda que no prosperó.

 

Junto a Peraza Villa fue detenido Roberto Munro Varela, policía estatal comisionado a la seguridad de la Casa de Gobierno y sobrino del entonces secretario de Seguridad, Ernesto Munro Palacio. También purgó una condena de cuatro años y su paradero actual se desconoce.

 

Gisela Peraza por su parte, presentó una denuncia contra el ex gobernador Guillermo Padrés y 19 de los que fueran sus empleados en esos momentos, entre quienes destacan el hoy diputado federal plurinominal del PAN, Agustín Rodríguez Torres; al jefe de escoltas del gobernador, Ernesto Fernández Portillo (hoy director de Seguridad Pública en Nogales); e ex titular de los Ceresos, Ricardo Ornelas Saavedra, entre otros.

 

Como parte de las investigaciones por tal denuncia, ayer se llevó a cabo una diligencia de reconstrucción de hechos en la mismísima Casa de Gobierno, a donde acudió la demandante acompañada de su abogado y algunos familiares.

 

Gisela Peraza salió visiblemente afectada de esa diligencia: “con sentimientos encontrados”, dijo, al revivir los pasajes de hostigamiento y tortura a los que fue sometida por policías al servicio del gobernador, por su secretario particular Agustín Rodríguez y en presencia de su patrona, Iveth Dagnino de Padrés que se convirtió, según sus declaraciones, en su principal hostigadora después de que le hubo servido durante 14 años como la persona que cuidó a sus hijos desde pequeños quien fuera su confidente en todo ese tiempo.

 

Todo parece indicar que bajo la nueva administración estatal, la luz de la justicia comienza a llegar para esa humilde trabajadora, victimizada por el poder absoluto del que gozaba el gobernador y su familia, pero que ya empieza a diluirse.

 

II

 

Ayer estuvo en Hermosillo el alcalde de Agua Prieta, Héctor Ruvalcaba para participar en una reunión con autoridades de Infonavit, pero aprovechó su estancia para convivir un rato con algunos colegas, frente a quienes soltó de su ronco pecho las deplorables condiciones en que la administración de Irma Terán Villalobos dejó la comuna de aquella fronteriza ciudad.

 

Una nutrida flota de aviadores, pasivos millonarios con proveedores (nada más a la empresa concesionaria del servicio de recolección de basura le adeudan unos ocho millones de pesos) y un organismo operador del agua en la quiebra técnica, son algunos de los temas que compartió el alcalde, quien reveló que en estos días se ha reunido con legisladores federales del PAN y busca hacerlo con funcionarios estatales, para conseguir un adelanto en las participaciones por seis millones de pesos, que le permitan hacer frente al pago de aguinaldos de los empleados municipales.

 

Héctor Ruvalcaba es un empresario gastronómico que llegó a la presidencia municipal ‘de rebote’, luego de que la autoridad electoral le retirara la candidatura a Iván Bernal, al confirmar su votos sacerdotales.

 

Juntos, sin embargo, encabezaron una batalla electoral bajo las siglas del PAN, que lograron romper el gobierno dinástico del priista Vicente Terán Uribe que durante los últimos 18 años había venido turnándose la alcaldía, la diputación local y la federal.

 

La hegemonía de “El Mijito”, como también se le conoce era tal, que nunca pensó en perder el poder, mucho menos de la forma en que sucedió, pues el PRI no ganó una sola de las posiciones electorales en disputa.

 

Quizá por eso, asegura el alcalde Ruvalcaba, no se cuidaron las formas y el desaseo en la administración municipal es de dimensiones mayúsculas.

 

En Agua Prieta ya se integró una comisión plural del Cabildo ante la cual han comparecido funcionarios de la anterior administración. En los próximos dos días se dará vista al órgano de control interno municipal sobre tales comparecencias, y en un lapso de diez días ese órgano habrá de resolver sobre los expedientes, turnándolos si así es menester, a la contraloría estatal o a la Fiscalía Especial Anticorrupción para el establecimiento de las sanciones correspondientes, administrativas o penales.

 

O sea, en todas partes de cuecen habas.

 

III

 

Este jueves les tocó el turno de comparecer ante la Fiscalía Especial Anticorrupción al ex director del Transporte (entró al final de la administración padrecista), Luis Alberto Cházaro, y al ex titular de la Oficina del Ejecutivo, Erasmo Terán Balaguer.

 

Los temas de estas comparecencias se han mantenido bajo reserva, pero es posible que en el primer caso, Cházaro deba responder algunas preguntas sobre el destino de los 600 millones de pesos que fueron entregados a Femot a partir de la contratación de un crédito autorizado por el Congreso local, y que nunca se explicó convincentemente dónde quedaron.

 

El segundo está involucrado en al menos un caso de probable extorsión a empresarios que pretendían invertir en el Home Port de Puerto Peñasco.

 

Los asuntos en la Fiscalía parece que van agarrando color, pues ayer le tocaba comparecer al ex secretario de Gobierno, Roberto Romero López, pero no se presentó. En caso de repetirse esta omisión, la Fiscalía puede ejercer las medidas de apremio correspondientes, entre las que no se descarta el uso de la fuerza pública.

 

 

IV

Hoy se llevará a cabo en Ciudad Obregón la Feria Integral de Prevención Social, un encuentro de autoridades de Seguridad de los tres niveles de gobierno, que tiene como objetivo el modificar positivamente la percepción ciudadana sobre sus autoridades, a partir de una atención personalizada en sus propios barrios y colonias.

 

El secretario de Seguridad Pública, Adolfo García Morales invita a este encuentro que también busca abrir canales de comunicación con la ciudadanía, así como detectar y atender problemas específicos de las comunidades, acercándoles programas y servicios institucionales.

 

V

También este día, a las ocho de la mañana se llevará a cabo una rueda de prensa con el alcalde de Nogales, Cuauhtémoc Galindo Delgado, en la que seguramente abordará el tema del presunto quebranto financiero en el que dejó a la comuna su antecesor, Ramón Guzmán Muñoz, que encabeza la lista de ex alcaldes priistas que dejaron temblando las finanzas municipales, y que podrían ser llamados a cuentas para tratar de emparejar cartones con los ex funcionarios panistas que siguen en la mira de la justicia.

 

También nos puedes seguir en Twitter @Chaposoto