17°C, Aeropuerto HMO, SO
Martes, 16 de Enero de 2018
Enero 8, 2018 > Rastrillando

Equidad y calidad de vida…

Por Mario Munguía

Cuando era yo chiquito, un buqui, en la escuela primaria ya “existía” la equidad de género. En el salón de clases, los varoncitos se sentaban del lado derecho y las mujercitas del lado izquierdo. En la fila antes de iniciar el día de clases, todos los días nos formábamos en la cancha de la escuela e, igual, unos para la derecha y “las” a la izquierda.

 

A la hora de la salida, primero salían ellas y, un minuto después, los lepes. ¿Por qué? simple, las damas primero.  Era la caballerosidad perdida.

 

Se acostumbraba que el varón le abriera la puerta a la dama, o, cediera el asiento, o, la tomara del brazo para subir un escalón o banqueta, y lo mejor, se le hablaba con respeto, jamás, nunca una palabra “mala”.

 

Los y las-tengo que agregar el “las” para anotar la diferencia y, por razones de seguridad en caso de llegar a los tribunales- jóvenes en edad de merecer, y querían iniciar un noviazgo, primero, él varón tenía que ir a pedir permiso a la mamá y papa de la pretensa infanta, y el cuestionamiento era desde preguntarle quienes son tus padres, donde vives, de que familia vienes, estudias o trabajas, y después de intercambiar miradas entre los padres, y era aceptado, se le ponían las reglas a seguir: salir acompañado siempre de un chaperón (individuo que era el hermano u hermana de la infanta); la visita a la casa, eran de solo dos días entre semana –martes y jueves-, sábado y, domingo  para ir en familia a la misa. El horario de la visita era entre las 5 a 8 de la tarde.

 

Y la vida transcurría en santa paz.

 

Hoy, la equidad de género va más allá del respeto entre el hombre y la mujer, desde el punto de vista que ambos son seres humanos y no “especies” que luchan por la sobrevivencia. Y todo empezó por la pérdida de respeto entre ambos, por esa búsqueda de poder por el poder.

 

Incluso, hoy las cuestiones de dinero, o sea, lo que llaman “presupuesto estatal”, también tiene “sexo”. Dice el boletín oficial del gob-Son:

“En Sonora se tendrá por primera vez presupuesto estatal con perspectiva de género, iniciativa propuesta por la Gobernadora Claudia Pavlovich Arellano.

Con ello se cumple lo dispuesto en el Plan Estatal de Desarrollo y las leyes de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia y de Igualdad entre Mujeres y Hombres del Estado de Sonora”.

 

Pero bueno, seguro estoy que me gritaran “misógino” por lo aquí escrito; pero, no, no soy, al contrario defiendo a la mujer, pero también al hombre, pues ambos son parte de la evolución de la naturaleza, ambos son humanos antes que “especies”.

 

Natura no se equivoca jamás.

 

Sor Juana Inés de la Cruz dijo un día: Hombres necios que acusáis/a la mujer sin razón,/sin ver que sois la ocasión/de lo mismo que culpáis./Si con ansia sin igual/solicitáis su desdén, /¿por qué queréis que obren bien si las incitáis al mal?

 

Cambiando de tema, más terrenal. Me entero que ya casi terminan el nuevo parque por rumbos del barrio –pomposamente llamada también colonia- Norberto Ortega,  que se ubica al norte de la ciudad; “Hoyo de Bonilla”, al parecer será el nombre del nuevo parque –a no ser que el cronista sugiera un nombre más a doc a sus intereses-.

 

Bueno, fue Manuel Ochoa Romo, Coordinador General del Consejo Municipal de Concertación para la Obra Pública (CMCOP) que dijo: “No son los juegos infantiles tradicionales de los parques públicos de Hermosillo, son muy resistentes y atractivos, se cuenta con columpios, sube y baja, una pirámide de 6 metros de altura, una cancha de básquetbol de 540 metros cuadrados con porterías y aros multifuncionales, además de un área de skate para patinetas”.

 

La obra costara –dice- 14.5 millones de pesos,” aproximadamente”, y esto trajo a mi memoria el parque La Sauceda, cuando el alcalde Alejandro López Caballero anunció que el ayuntamiento reactivaría el parque La Sauceda, con una inversión de 50 millones de pesos, hasta ese momento, el concesionario era Carlos Armando Félix Castro, quien la echó andar en 1994, Manlio F. Beltrones era el gobernador en funciones y la inaugurójunto con Luis Donaldo Colosio, hasta ese momento candidato del PRI a la presidencia (la historia de Colosio usted la recordara).

 

En la Sauceda, el 9 de julio de 1998 dijo el entonces presidente de la República Ernesto Zedillo:

“Es muy significativo que en esta ceremonia, en un momento, el señor Gobernador y yo vayamos a plantar un arbolito de "palo fierro", planta propia de esta tierra… Con este acto estamos simbolizando cómo, a partir del "Día del Árbol", se refuerza en el estado y en todo México, el Programa Nacional de Reforestación”.

 

El Coordinación de Infraestructura, Desarrollo Urbano y Ecología,Mario Méndez, en época de Javier Gándara dijo que-fue cuando se “inauguró” los arreglos que hicieron en el Cerro de la Campana-: “Este es un lugar familiar que viene a cerrar con broche de oro el programa de mejoramiento de imagen urbana que en octubre del año 2010 mejorando la calidad de vida de los hermosillenses y complementando los trabajos realizados en la fuente de los 3 bulevares, jardín Juárez, calle Matamoros, plaza Zaragoza, Dr. Paliza, Centenario y el Parque Madero”. Presumieron una inversión de 120 millones de pesos.

 

La primera inversión para “construir” La Sauceda fue de 270 millones de pesos  y la ejecuto el gobierno del Estado, no el concesionario.

 

Ahora, una vez más, La Sauceda está en “venta” y según Ulises Reyes Aguayo Director General Fideicomiso  Promotor Urbano de Sonora (creado en la época de Beltrones y coordinado por Ricardo Mazón) dice que:

“Una cuarta empresa presentó proyecto al área de Bienes y Concesiones para hacerse cargo del parque recreativo La Sauceda y poner en funcionamiento nuevamente este lugar de esparcimiento familiar… ahora se sumó otra organización que plantea crear un concepto diferente del parque con cine y hotel incluido”.

 

Todo esto vino a mi memoria, y me pregunto, con interrogación ¿Quién va invertir si no es “mi” propiedad? y me respondo: La Sauceda si se vende al mejor postor.

 

Peo bueno, todo sea por elevar la calidad de vida de toooodos los sonorenses.

 

Pero mejor a’i se las dejo. Inicio de labores “normales” en las dependencias de gobierno, escuelas y Congreso; ¡ah! Los candidatos y ellas también…¡¡¡SARAVAH!!!

 

mtesota@gmail.com

@mariomunguia8

www.vocesdeldesierto.com