17°C, Aeropuerto HMO, SO
Noviembre 17, 2014 > El Serrucho

¡Todo yo, todo yo!

Por Victor Mendoza Lambert

Pareciera que esa frase muy recurrente de los mexicanos cuando se culpa de algo a quien aparentemente no lo hizo, es la que debe de estar mencionando entre su equipo más cercano Enrique Peña Nieto ¡todo yo, todo yo!

 

Por supuesto que me refiero al caso Ayotzinapa, que de repente y a lo mejor ingenuamente el gobierno federal dejó llegar hasta convertirse en el culpable de todo lo que sucede.

 

Estoy convencido que antes del gobierno federal está un gobierno estatal que con la renuncia de su gobernador pasó a segundo término. También debemos entender que en la línea de responsabilidades se encuentra un partido político que permitió y apoyó a un delincuente para ser Presidente Municipal, me refiero al PRD, y por supuesto que al final de los responsables también se encuentra el gobierno federal por permitir que todo esto suceda.

 

Lo que no me perece, es que una tragedia que la podemos considerar también un atentado, se convierta en la debacle de un país como México. El mundo entero tiene puestos sus ojos en nosotros, en los principales medios de comunicación del planeta tierra somos noticia y no precisamente buena.

 

¡Y cómo no vamos a ser noticia! si de repente desaparecen de la faz de la tierra 43 jóvenes que hoy día no se sabe su paradero, no al menos de forma oficial. Aunque el Procurador Murillo Karam hiciera una explicación por demás macabra a un grupo de reporteros, sin entender que esas palabras serían escuchadas por todo mundo y principalmente por los familiares de los jóvenes desaparecidos. Algo que debió haber dolido mucho con esa frialdad de un político que se supone debería de tener la mínima sensibilidad para decir las cosas. ¡Pero no! el señor Murillo Karam lapidó el alma de esos padres de familia y la respuesta fue contundente, ¡los queremos vivos¡

 

Mandar restos de cenizas o fragmentos de huesos y dientes a Austria para saber si son los jóvenes de Ayotzinapa fue otro garrafal error, entiendo que quisieron ganar tiempo, pero hoy día lo que menos tiene el gobierno de Peña Nieto es tiempo. Se debe de enfrentar a todo lo que se debe saber y no sólo eso, deben de repartir responsabilidades. Mientras no acepten oficialmente que esos jóvenes fueron masacrados, el gobierno de la república seguirá siendo señalado.

 

Otro enorme error fue pensar que el presidente municipal José Luis Abarca era el único culpable, su persecución mediática, más que noticia era morbo de algún guión de telenovela, que luego se convirtió en una debilidad de un gobierno que no puede encontrar a una persona que aparentemente se había quedado sólo. Lo peor, una vez localizado lo escondieron, me atrevo a pensar que su información no sirvió de mucho y fue ahí donde la sociedad, los mexicanos requerían de un culpable y ahí es donde Peña Nieto y su gobierno asumen ese rol.

 

Lo que sigue  lo podemos intuir, una crisis aún mayor de imagen de un gobierno federal que no sabe cómo detener la caída libre. Un presidente irritado y presionado por una sociedad y por las redes sociales. Un gabinete "light" que no tiene la capacidad ni la posibilidad de ayudar a su jefe Enrique Peña Nieto.

 

Lo urgente es presentar toda la información que deben conservar, lo primordial es rescatar a México de las garras de algunos activistas que han aprovechado el momento para sacar beneficio. Lo obligado es decirle al mundo que en este país somos 120 millones de mexicanos que estamos indignados, 120 millones que estamos dolidos y agredidos por tanta violencia y que no somos asesinos. 

 

Se requiere dejar asentado, y aclarar quienes y porqué mataron a esos jóvenes, y por supuesto, lo más importante encontrar esos restos para que los familiares puedan aceptar lo que en sus adentros saben, pero en su esperanza aún los desea encontrar con vida.

Es momento de repartir responsabilidades y de que cada uno de los mexicanos asumamos lo que nos corresponde, a unos por ser gobierno sin fuerza y a otros por ser ciudadanos que no exigimos que los que gobiernan hagan bien las cosas.

 

Por lo mismo Peña Nieto, mientras no se haga todo este trabajo seguirá diciendo ¡todo yo, todo yo!

 

DE IDA

 

Donde se vio una actitud muy ruda fue en el Congreso de Estado de Sonoa. El diputado priísta Alejandro García Rosas quien en este momento funge como Presidente del mismo, le toco recibir los documentos del presupuesto 2015 por parte de las autoridades estatales.

 

A lo mejor muchos de ustedes vieron ese video sino les recomiendo lo hagan, de entrada les dijo a los funcionarios que no alcanzaban a entender esa actitud... "Si encontramos errores se los vamos a regresar, nada de duplicar obras, ya estuvo bueno de burlarse del Congreso del Estado, ustedes están para acatar lo que se dice en el Congreso, ¡ah! y aprovecho para que le den este documento al gobernador pues no le ha dado los recursos a Nogales, y al final dice, ¡ya terminaron! pues sale, ya váyanse" Ufff, la verdad que es sorprendente el malestar que existe en los diputados de oposición a este gobierno, que por cierto han tardado mucho en darse cuenta de tantas fallas y tanta corrupción en este sexenio. Pero como dijeran, más vale tarde que nunca y con esa firmeza  que les describo, así dejó callados a los servidores públicos encargados de hacer la entrega del documento oficial del presupuesto 2015, entre ellos estaban el subsecretario de finanzas Gerardo Encinas que sólo alcanzo a decir, ojalá que se pongan a trabajar los diputados, por supuesto que ahí se llevo entre las patas a "todititos".

 

Obvió entender que esa actitud de Alejandro García Rosas, será la que asuman los diputados priistas los próximos 300 días.

 

DE VUELTA

 

Por cierto, alguien sabe donde está Guillermo Padrés, es notorio y hasta extraña la ausencia del ejecutivo de todos los actos políticos y sociales. No hay evento en donde se le vea presente, no fue a Nacozari a los festejos de Jesús García, no inauguro el foro de Canacintra, en fin simplemente el gobernador está ausente de las acciones cotidianas de una autoridad.

 

Es por ello que ya se habla y se rumora su salida del gobierno, no falta quien diga que tiene una posición en el PAN Nacional y que está por brincar a ella.

 

Cuentan los que saben que es parte de la estrategia para aminorar el malestar de la mayoría de los sonorenses y con ello darle oportunidad al candidato de ese partido de poder tener alguna posibilidad de ganar. Así las cosas, la ausencia de Guillermo Padrés en actos públicos y sociales está dejando mucho de que hablar. Veremos si está semana se deja ver o sigue en su encierro o quizá en sus largas vacaciones.

 

ASERRIN

 

Y ya para despedir, sólo recordarles que en efecto a esta administración de Sonora sólo le quedan 300 días para hacer entrega de la misma. Llegue quien llegue nada será igual, primero porque los sonorenses están defraudados y agredidos por un gobernador y muchos funcionarios que sólo se han dedicado a tomar lo que no les corresponde, y segundo porque este gobierno nunca entendió que los sonorenses son todos, no sólo los que militan en su partido. Partiendo de ahí me queda muy claro, sólo les quedan 300 días de poder, después, después tendrán que aclarar, ¡claro! los que lo puedan hacer.

 

Víctor Mendoza Lambert director de Megacanal Sonora.

 

victormendoza@entretodos.com.mx

Twitter: @VictorMendozaL