29°C, Aeropuerto HMO, SO
Jueves, 17 de Agosto de 2017
Internacional   -   Diciembre 21, 2016

Niños piden de Navidad que no deporten a sus padres

el chiltepin

Un grupo de niños y jóvenes latinos entregó este miércoles más de 100 cartas al alcalde del condado de Miami-Dade, Carlos Giménez, para pedirle como regalo de Navidad que los apoye contra la deportación y discriminación de sus padres.

 

En lugar de escribir listas de regalos o tarjetas de Navidad para sus amigos, los menores pidieron protección para sus familias durante una visita a la oficina del alcalde, en un acto en el que un mariachi interpretó varios temas navideños.

 

“No quiero nada para Navidad, pero uno de mis deseos es mantener a mi familia protegida. No sólo mi familia, sino nuestra comunidad de inmigrantes”, escribió en una de las cartas Elena, de 17 años, cuyo padre fue deportado.

 

Lucia Quiej, la madre de Elena, es una inmigrante guatemalteca que debe mantener además a sus otros cuatro hijos.

 

La comunidad inmigrante se encuentra atemorizada luego de que el presidente electo Donald Trump prometió durante la campaña electoral construir un muro fronterizo con México y deportar a millones de indocumentados.

 

Tras recibir las cartas, el alcalde Giménez se comprometió a hacer lo que pueda para ayudarlos, aunque rechazó que Miami-Dade sea una “ciudad santuario” para indocumentados y dijo que el condado cumple con la ley.

 

Con esa posición, Giménez rechaza seguir el ejemplo de otros alcaldes de grandes ciudades, como el de Chicago, Rahm Emanuel, quien han prometido desafiar a Trump en la colaboración para entregar a indocumentados para ser deportados.

 

No obstante, el condado de Miami-Dade está incluido entre las 115 zonas que limitan la cooperación con las autoridades del Departamento de Inmigración, por lo que es considerada una ciudad santuario, según el Departamento de Justicia.

 

“Contamos con el alcalde Giménez y otros funcionarios para que hagan todo lo que esté a su alcance para proteger a las familias inmigrantes y que no permitan que las separen simplemente por ser indocumentados”, dijo Lis-Marie Alvarado, organizadora de la campaña nacional We Belong Together.

 

La entrega de las cartas es promovida por esta campaña, que se lleva a cabo con la colaboración de organizadores de mujeres y de derechos de los inmigrantes, que trabajan en favor de políticas humanitarias en materia migratoria.

 

La campaña se lleva a cabo a nivel nacional en ciudades como Chicago, Los Ángeles, Nueva York y estados como Texas, indicó Natalia Jaramillo de la Coalición de Inmigrantes de Florida. (NOTIMEX)