12°C, Aeropuerto HMO, SO
Domingo, 17 de Diciembre de 2017
Cine   -   Marzo 19, 2013

Lindsay Lohan, condenada a rehabilitación

el chiltepin

La actriz estadounidense Lindsay Lohan, quien viene enfrentando problemas legales desde hace años, esta vez tuvo suerte y evitó ir a la cárcel a cambio de pasar tres meses encerrada en un centro de rehabilitación. La sentencia es por incumplir su libertad condicional y mentirle a la policía después de haber protagonizado un accidente de tráfico en junio de 2012.

 

“No me opongo a los dos primeros cargos", señaló la actriz al escuchar la sentencia del juez.

 

La ex estrella infantil de Disney fue condenada a dos años de libertad condicional y cinco días de prisión, pero los abogados señalaron que Lohan sería sólo ingresada y vuelta a liberar de inmediato.

 

 Bajo este acuerdo, evitó ir a la cárcel por haber violado la libertad condicional previa, de la que gozaba tras el robo de un collar en una joyería de Los Ángeles.

 

Así fue como Lohan, de 26 años,  resolvió su último incidente con la policía, que se inició después de un accidente con su Porsche en Los Ángeles,  mientras filmaba la película para televisión Liz & Dick, en la que interpretó la actriz Elizabeth Taylor.

 

El auto de la actriz chocó contra un camión y ella negó que estuviera al volante, algo que para los agentes quedó demostrado.

 

Mark Heller, el abogado de Lohan, aseguró a los periodistas que su cliente no volverá a una corte criminal.  "Estoy seguro de que no verán a Lindsay Lohan en una corte en el futuro. Ella asume completamente todos los problemas que necesitan ser resueltos y estoy seguro de que será capaz de salir adelante en su vida con dignidad, orgullo y respeto", dijo Heller en la entrada del edificio.

 

Esta no es la primera vez que la actriz tiene un accidente. El alcohol y sus problemas al volante son un denominador común en la vida de Lohan. En 2005, cuando aún era menor de edad, ya asistía a reuniones de Alcohólicos Anónimos y admitía ser bulímica y consumir drogas.

 

En agosto de 2007 se declaró culpable de cinco cargos por conducir borracha y poseer drogas, y fue condenada a cuatro días de cárcel, aunque su pena se redujo por un acuerdo judicial y Lohan no pasó ni una noche entre rejas.

 

Desde aquel año, ingresó varias veces en centros de desintoxicación. La Justicia la acusó de atropellar a dos personas y robar un abrigo de visón. 

 

En 2010 cumplió 13 días de cárcel de una condena de 90 días por reiteradas violaciones de su libertad condicional. Y un año más tarde, los dueños de una joyería de Los Ángeles la denunciaron por apropiarse indebidamente de un collar. Por este robo, la joven fue sentenciada a 120 días de cárcel y 480 horas de servicios a la comunidad.