18°C, Aeropuerto HMO, SO
Martes, 12 de Diciembre de 2017
Septiembre 29, 2011 > Diga que yo lo dije

En el México triste con ¿30 mil huérfanos? discuten los machos si las mujeres abortan o no

Por Juana María OlguínSi los niños desde su concepción “saben” del rechazo de sus madres, porque son producto de una violación; Sí los adoptados “presienten” su condición de abandono; ¿De qué dicen que discuten los zánganos ignorantes?

Hay que ver y oír las historias que pululan en nuestro alrededor para preguntarse ¿de qué discuten éstas bestias? ¿De si las mujeres abortan o no? La única diferencia que hace en sí alguien interrumpe un embarazo o no es en su condición económica: Antes la cosa se reducía a acudir a Estados Unidos y pagar los miles de dólares que tal cosa implicaba; ahora vas al Distrito Federal. La que busca encuentra. El problema grave es cuando son niñas violadas y el gobierno las obliga a seguir el embarazo.

El tema nadie duda que es profundamente complejo. Y sé lo que digo, porque como si tuviera corazón de almacén docenas de mujeres me contaron sus dramas de secuestro, abusos sexuales, cómo escaparon en hilachos por montes, sierras, valles hasta que encontraron la libertad. Y traían consigo un “recuerdo” de aquel suceso degradante del que habían sido objeto. Que en ellas nunca cruzó por su momento odiar a aquel producto que se desarrollaba en sus vientres y dieron la oportunidad de vida y aquel se convirtió en un ser humano amoroso y dulce. Es maravilloso.

Segunda historia: Una niña fue objeto de ultraje por parte de su propio padre, seguramente como cientos de éstos casos quedó en el anonimato, no denuncia, no investigación y menos castigo para el violador y nació una criatura. Éste fue dado en adopción a una familia de muy buena condición económica que lo amaron y quisieron por sobre todas las cosas del mundo, pero “algo” había en sus genes, en su subconsciente que le impedía vivir, disfrutar. Fue mal alumno, odiaba a su familia, cometía delitos menores, pero al fin conductas inapropiadas, una de las tantas veces en que fue descubierto en uso de una tarjeta de crédito robada. Le llamaron la atención y solo entró a su cuarto lleno de ira azotó la puerta como siempre hacía y lo siguiente fue escuchar un estruendo, se había dado un balazo en la cabeza. Siempre estuvo perdido en un mundo que no pertenecía. ¿Por qué su madre no lo aceptó y lo rechazó siempre durante su gestación: Dos víctimas, un final perturbador.

En Hermosillo había dos clínicas donde se practicaban abortos clandestinos, pero ahora debe haber muchas más y son demasiadas las mujeres que pagar para interrumpir sus embarazos. La realidad está allí, esa es.

Las mujeres lamentablemente se preñan sin quererlo, de un hombre al que no quieren; por una noche de copas una noche loca; porque pensaron que sí estaba bien y lo siguiente es que no y la única opción es deshacerse del producto  ¿Por qué alegan a lo pendejo de lo que es ya todo un uso y costumbre en la sociedad.

Si los médicos abortistas, las comadronas, los remedios caseros existentes, si todo ello no hiciera “el trabajo” de interrumpir un embarazo Qué imaginan que habría pasado con los miles de niños nacidos sin padre, sin hogar. ¿Qué habría hecho el estado mexicano para salvaguardar las garantías de estos bebés para que se desarrollaran y crecieran en las condiciones más favorables y aptas? ¡¡¡Nada, absolutamente nada!!! Como nada hacen ni harán por los miles de niños que han quedado huérfanos por la guerra que libra Felipe calderón.

Hoy en día son el rostro más oscuro de la guerra contra la delincuencia: Una cantidad indeterminada de huérfanos, que se cuentan por miles, aun cuando no hay una cifra oficial.

Sólo en Ciudad Juárez, las organizaciones de la sociedad civil los sitúan en 10 mil, considerando que en tres años y medio han sido asesinadas más de 5 mil 500 personas, que en 70 por ciento de los casos tenían entre 18 y 45 años.

Es decir la tragedia cruza por nuestros ojos, ocurre ante la máxima modorra de la “clase política” nacional, quienes están preocupadísimos porque se sentaron dos zánganos inútiles buenos para nada a tragar a nuestras costillas ¿De que puedan hablar el parecito éste que nos importe a la perrada?

¿Qué hace el gobierno federal por los casi 30 mil huérfanos? ¿Lo saben en el poder legislativo, la realeza del poder judicial? Les vale madre a todos. Ellos solo quieren trepar a la liana y quedarse mamando de la ubre y nosotros como idiotas a seguirles el juego y darles el voto otra vez. Allá ustedes.

Amnistía Internacional aseveró que "es vergonzoso" que cuando una mujer o niña queda embarazada a consecuencia de una violación el Estado la obligue a continuar con el embarazo. En el marco del Día por la Despenalización del Aborto en América Latina y el Caribe, que se conmemora este miércoles 28 de septiembre, el organismo internacional convocó a los gobiernos del continente a "promover con urgencia planes concretos que aseguren el acceso a los derechos sexuales y reproductivos de las mujeres y niñas".

Forzar a una mujer o niña violada a continuar con un embarazo, es cruel, inhumano y degradante. Algunas de estas víctimas, antes de enfrentarse a ser obligadas a seguir con un embarazo, intentan suicidarse. En ocasiones toman otras medidas desesperadas e intentan practicarse un aborto a sí mismas.

Si me preguntan si estoy a favor del aborto, la respuesta es que no lo sé, me he perdido en el laberinto de mis años, de los afanes de tanto niño miserable, extremadamente pobre, de las condiciones de inmundicia en donde habitan mujeres que paren porque tienen por dónde; miles de hombres que embarazan y se dan la vuelta sin más preocupación por las necesidades de ese nuevo ser que viene al mundo.

Pero si sé lo que quiero hacer y lo más pronto posible: Dar cobijo a los niños que deseados o no trabajan para mantener a su familia; quiero a todos los pequeños a los que sus padrastros maltratan y abusan sexualmente de ellas, hasta embarazarlas.

Por lo pronto vean el espectáculo nauseabundo de la derecha conservadora fascista que en mala hora llegó al gobierno: Di sí a la vida…seguro van a responder los miles de pequeños que habitan en las alcantarillas de la Ciudad de México,  de los que a la luz del día amanecen tirados en las aceras, están azules de tanta droga que usan y es para olvidar o adormecer todos los miedos de su orfandad…Ya debe faltar poquito, en verdad es justo y necesario.