12°C, Aeropuerto HMO, SO
Jueves, 14 de Diciembre de 2017
Noviembre 15, 2017 > Café Amargo

Un aviso para los paisanos

Por Javier Quintero

 

La carretera federal 15 que cruza Sonora desde Nogales hasta Estación Don y viceversa sigue con varias desviaciones por las eternas obras de modernización que realizan las empresas constructoras contratadas por la SCT.

 

Este es un aviso para que los paisanos tomen sus precauciones ahora que regresan a México a pasar las vacaciones de diciembre. En serio, la carretera tiene tramos de miedo, como el de Hermosillo-Guaymas, escenario de accidentes fatales.

 

Hace dos meses, el titular de la SCT en Sonora, Javier Hernández Armenta, dijo que el avance en la modernización de la carretera iba en 65 por ciento y que debía quedar lista entre agosto y septiembre de 2018 para que el presidente Enrique Peña Nieto tuviera oportunidad de inaugurarla.

 

La cosa va lenta, señores. Hay al menos 40 desviaciones en los 652 kilómetros de longitud, así que los viajeros deben tomar esto en consideración para recalcular el tiempo que van a hacer en cruzar Sonora. Ya entrando a Sinaloa la cosa cambia. Es muy vergonzoso, pero nomás se cruza Estación Don y se ve el anuncio de “Bienvenido a Sinaloa”, vuelve el alma al cuerpo a cualquier viajero porque las condiciones de la carretera cambian drásticamente. Ni hablar de Nayarit, con sus autopistas de primera.

 

Sabemos que hasta ahora han sido entregados los tramos Estación Don-Navojoa, Navojoa-Ciudad Obregón y Ciudad Obregón-Guaymas, esto en el sur; en el norte, el tramo Hermosillo-Santa Ana supuestamente está listo, aunque tiene asfalto y no le pusieron concreto hidráulico.

 

Precisamente este último tramo fue el que entregó en 2012 el entonces presidente Felipe Calderón y como le dejó especificaciones de autopista, pues así se quedó.

 

Sí, la modernización de la carretera federal 15 inició formalmente con el panista y desde entonces la SCT no ha podido hacer que las constructoras terminen. Hace unas semanas, la dependencia anunció que revocó los contratos a ciertas constructoras porque estaban incumpliendo con los proyectos, lo que ha retrasado el propósito de tener una autopista en Sonora; sin embargo, no dijo si al resto de las constructoras les ha pagado a tiempo, pues van e-x-a-g-e-r-a-d-a-m-e-n-t-e lentas.

 

Ayer la gobernadora Claudia Pavlovich urgió a la SCT a apresurar la modernización de la carretera. Me parece correcto que le suba el volumen a la voz porque, si mi memoria no me falla, desde que era diputada local se puso como objetivo personal y político tener una autopista de primer mundo y de eso ya han pasado 11 años, lo que significa que su palabra empeñada sigue flotando en el aire.

 

Tener una autopista es urgente para Sonora, no sólo por los miles de paisanos que viajan cada año de Estados Unidos a México, sino porque ello significaría exportaciones más rápidas y seguras, más turistas disfrutando de los paisajes sonorenses y menos muertos por culpa de la mala infraestructura.

 

 

*El autor es un comunicador originario de Sonora, becario de la Fundación Prensa y Democracia. Estudió Escritura Creativa en la Universidad Complutense de Madrid. Ha sido reportero, editor y director en periódicos, radios y medios digitales. Twitter: @quintero_javier