19°C, Aeropuerto HMO, SO
Febrero 3, 2014 > Voz Sport

Se requiere una reforma para el deporte: Ana Gabriela Guevara

Por Rafael Renteria

 

Ana Gabriela Guevara será toda una senadora de la república, pero creo que jamás podrá quitarse el estigma del deporte que la seguirá para todos lados.

 

El día de ayer acudimos al llamado o a la invitación mejor dicho que nos hiciera Octavio Almada, secretario particular de la senadora sonorense a un grupo de personas ligadas con los medios de comunicación aquí en Hermosillo y poder platicar en corto con la ex atleta y quien fuera medallista olímpica en esa justa mundial allá por el año del 2004.

 

En lo personal pensé que casi la totalidad de la reunión iba a ser de política, que de la reforma energética, fiscal, la situación actual de Sonora y cuanta cosa más, pero cuál fue mi grata sorpresa que mis compañeros en ese momento le lanzaron varias preguntas sobre deportes a esta mujer que a sus 36 años de edad sigue siendo y será para siempre un icono del deporte mexicano.

 

Las primeras de sus intervenciones sobre este tema que se inmiscuyó en casi la mitad de la conversación ( y para mi fortuna que bueno porque me dieron tema para hoy), lo dirigió al asunto que en México por siempre, los gobiernos federales y hasta los estatales también primero le meten lana a manos llenas a rubros como por ejemplo la seguridad: compran armas, patrullas y hasta bombas atómicas, pero al deporte le tiran migajas cuando la estrategia debería de ser al revés, ya que si se fomentará más el deporte popular, nuestros niños y jóvenes tendrían muchas menos oportunidades de querer irse por el camino incorrecto.

 

Después hizo una retrospectiva de su vida, en especial la dedicada al deporte que se remonta desde que ella tenía unos 15 años y que de Nogales llegó a Hermosillo para iniciar con la gran historia que millones de mexicanos ya conocemos, que la situación del deporte en este país no cambia para bien porque las autoridades encargadas del mismo no cuentan con un plan ni proyectos a corto, mediano y largo plazo.

 

Para nadie es un secreto que en este México la ahora capital mundial de los impuestos y de las marcadas desigualdades, el tema del deporte y lo he dicho por 35 ocasión, es un asunto de 5ta prioridad. Al gobierno le interesa más otras cosas que tratar de resolver porque ni eso hacen y al área deportiva la siguen dejando como un aspecto que está ahí de relleno y esperar a que uno que otro atleta pegue el chicle.

 

Así podemos decir que pasó con el caso de Ana Gabriela Guevara, porque a pesar de ser una de las mejores deportistas que ha dado este país y el referente número 1 en el atletismo mexicano, después de ella nadie, absolutamente nadie siguió sus pasos. Como es posible que un país con 120 millones de personas no haya podido sacar al menos otra Ana Gabriela Guevara? A lo mejor la culpa no es de los atletas o de la genética, sino de las autoridades que no siguieron el guion que la sonorense ya había dejado escrito para continuar con más deportistas que pudieran emular o mejorar lo que ella logró en las pistas.

 

Pero decir Ana Gabriela Guevara es sinónimo de éxito, triunfos e incluso hasta al estar escribiendo esto se me enchina la piel nomas de recordar aquellos juegos olímpicos del 2004 cuando paralizó al país entero para verla competir y ganar la medalla de plata en los 400 metros planos. Millones pensamos que podría dar la sorpresa y ganar la de oro, pero Tonique Williams fue superior a ella y la venció. Antes de eso, en la Golden League, Ana fue la mejor del mundo al ganarlo prácticamente todo en esa justa en donde solo compiten los mejores de la especialidad en el mundo.

 

Y volviendo al tema del deporte mexicano, la ex atleta sonorense no esconde su conocimiento del tema porque nadie le contó nada de lo que platica, sino que ella lo vivió en carne propia y que mejor que escuchar de su voz las cosas que se hacen bien y mal en este país en esa materia. Desafortunadamente son más las cosas malas que las buenas.

Al cuestionarla sobre si para ella lo más idóneo para México sería crear una Reforma Deportiva y que en todo caso traería consigo una Secretaria del Deporte, ella respondió que efectivamente esa seria al menos el inicio de ir construyendo un mejor cimiento para el deporte mexicano. Partir de un órgano rector que venga a poner orden al país en ese rubro y desechar todo ese cáncer que envuelve al deporte y a sus deportistas.

 

Incluso dijo que en su momento lo platicó con Andrés Manuel López Obrador cuando anduvo este último compitiendo por la presidencia de la república en el 2012 y siempre le dejo en claro que para que este país pudiera trascender en su deporte tenía que hacer una metamorfosis (yo diría que un exorcismo porque a como están las cosas los diablos están más arraigados que nunca).

 

Esta misma idea la propuso hace meses otro gran atleta sonorense Luis Rivera quien tuvo la osadía de decirle en su cara al presidente Peña Nieto que debería de mandar hacer una Secretaria del Deporte y a 100 millas por hora le regresó la bola bateándole un jonrón con casa llena. Rivera nomás se quedó y se quedará con las ganas porque el mismísimo presidente de los mexicanos le dijo que nomás no.

 

Ahí podemos ver claramente y reafirmar que el “mandatario nacional” no le interesa mucho este asunto y de Jesús Mena mejor ni hablamos porque aunque sea el mero mero del deporte en este país su presencia nomás es de nombre, porque sus ideas o buenas intenciones no prosperaran jamás en este sexenio y en donde lo más seguro se quiera pasar los 6 años cobrando, digo trabajando.

 

Por otra parte, la actual senadora sonorense no dejo olvidado la situación que vive su estado natal en materia deportiva y de nueva cuenta reconoció el talento que existe de niños y jóvenes para una cantidad importante de disciplinas, pero como siempre el aspecto económico y en especial de las becas que muchas veces no alcanzan para nada, le dan al traste a un plan de desarrollo de nuevas figuras. Hasta ella vivió esas carencias y por eso ya se las sabe de todo a todo.

 

En cuanto a la infraestructura deportiva dijo que siempre será insuficiente, aunque también debería de haber mayores compromisos de sus autoridades. Por ejemplo citó el caso del gimnasio que lleva su nombre y que está ahí antes del Centro Ecológico del estado y del cual comentó sentirse triste porque como era posible que esa instalación tuviera más de un mes cerrado su acceso a la alberca porque sus encargados no tenían dinero para su mantenimiento.

 

Y este ejemplo se repite en otros deportes y en otros municipios. En los gobiernos nunca habrá dinero que alcance para ello y menos que con esas políticas públicas-nulas que tiene Enrique Peña Nieto para el deporte mexicano, por ello es que citó un ejemplo muy claro y el cual aplican muy bien los gringos que es el concesionar o dejar encargadas instalaciones para que particulares las mantengan en orden por el bien de la comunidad sin cobrar en excesos.

 

Si observan, la reunión con Ana Gabriela Guevara tuvo muchos minutos dedicados al deporte y eso al menos para un servidor fue bueno viniendo de una mujer que conoce como es el teje y maneje del mismo. Es obvio que ella no es la salvadora del mismo ni tiene una varita mágica para transformarlo, pero al menos reconozco que tiene la posición de algún día si los astros se alinean a su favor, de ser la mujer que venga o intervenga para que el deporte mexicano sea así como los gringos, canadienses o alemanes.

 

Talento existe y a montones en este país, pero si seguimos con esa misma “metodología pirata” seguiremos acudiendo a unos Juegos Olímpicos a ver cuántas medallas podemos ganar y no serán más de 7 o ir a un mundial de futbol para ver si de pura chiripa ya llegamos al 5to partido.

 

México y sus habitantes no se merecen tener autoridades con esa visión de país en términos del deporte. Si desde las altas esferas tuvieran la intensión de hacer mejor las cosas, estoy seguro que en un periodo de 20 años tendríamos 20 Ana GabrielasGuevaras, 10 Julio Cesar Chávez, 100 futbolistas jugando en Europa de los cuales 15 serán iguales que Hugo Sánchez, 12 Paolas Longoriasy 200 beisbolistas en las Grandes Ligas.

 

Seré muy soñador o me quedaré esperando toda la vida por ver esto?

 

renteria_rafael@hotmail.com