,
Domingo, 13 de Junio de 2021
Nacional   -   Abril 22, 2021

Extiende Senado mandato de Arturo Zaldívar

el chiltepin
POR DAVID MARCIAL PéREZ

La ampliación in extremis en el Senado del mandato del presidente de la Suprema Corte de Justicia, Arturo Zaldívar, ha vuelto a agitar las aguas entre el Gobierno y el Poder Judicial. La oposición denuncia como una injerencia la medida aprobada este jueves por los legisladores de Morena y sus socios parlamentarios, con mayoría en ambas cámaras, dado que la Constitución establece que el plazo máximo para el presidente de la Corte es de cuatro años, sin posibilidad de reelección para el mandato inmediatamente posterior.

 

El plazo de Zaldívar vence el año que viene, pero la nueva medida lo dejaría al frente del tribunal hasta 2024, el mismo año en el que el presidente Andrés Manuel López Obrador concluirá su sexenio. El Consejo de la Judicatura Federal ha respondido con un comunicado en el que subraya que la medida ni fue redactada ni ha sido solicitada por el órgano de gobierno de los jueces. El senador panista Damián Zepeda ha llegado a denunciar “un golpe de Estado al aparato judicial”.

 

La medida se ha colado en el último momento, en la modalidad de reserva, tras una sesión destinada a aprobar las leyes reglamentarias de la reforma al Poder Judicial. El senador del Partido Verde, Raúl Bolaños, presentó la reserva al final de una discusión de más de cinco horas y se acabó aprobando, sin debate, por 85 votos a favor, 24 en contra y dos abstenciones.

 

“El presidente de la República no tuvo los pantalones de poner este artículo en la reforma”, denunció por su parte el senador de Movimiento Ciudadano Dante Delgado. La decisión definitiva, en todo caso, estará en manos de la votación final en la Cámara de Diputados.

 

El presidente Andrés Manuel López Obrador salió al paso de la polémica durante su rueda de prensa diaria. “Le tengo confianza al presidente de la Corte. Es una persona íntegra. Si se amplía el plazo con el propósito que él encabece la reforma al Poder Judicial estoy de acuerdo, pero yo no voy a decidir, lo deciden los legisladores”.

 

El presidente aprovechó también para lanzar un dardo al órgano de gobierno de los jueces: “Ese Consejo de la Judicatura no servía. Nunca o muy rara vez se castigaba a un juez. Durante muchos años el Poder Judicial era como el castillo de la pureza. Eran intocables porque no cumplían con sus funciones en el Consejo de la Judicatura”.

 

Esta nueva polémica llega en plena marejada tras el desafío de López Obrador al Poder Judicial con motivo de la reforma eléctrica. El presidente de México envió el mes pasado una carta al propio Zaldívar, presidente también del Consejo de la Judicatura, para solicitar formalmente una investigación del juez que suspendió temporalmente la aplicación de la nueva ley. Zaldívar acusó recibo de la misiva con una defensa de la independencia judicial en un tono diplomático que sirvió para enfriar los ánimos.

 

Zaldívar es el primer presidente del tribunal desde 1994 que no pertenece a la carrera judicial. Este abogado de perfil progresista llegó a la cumbre de la judicatura días después de que Andrés Manuel López Obrador inició su mandato prometiendo el fin de los excesos y la corrupción en la política. Una bandera de regeneración que ha trasladado también al interior de sus propias filas. En sus dos años de mandato ha promovido medidas para acabar con el nepotismo, ha inhabilitado o destituido a decenas de jueces por corrupción y ha puesto en marcha un programa que vigila el patrimonio de los jueces y magistrados. Y, sobre todo, está liderando la reforma constitucional del Poder Judicial, en línea con la agenda y los estándares de rendición de cuentas del Gobierno, y que ha encontrado resistencias dentro de la propia judicatura.

 

La carrera de Zaldívar también tiene sólidos puentes tendidos con el Ejecutivo de López Obrador. Olga Sánchez Cordero, secretaria de Gobernación (Interior), fue una aliada en los años que coincidieron como ministros. Fue además el candidato favorito del consejero jurídico de la presidencia, Julio Scherer.

 

Los senadores opositores llegaron este jueves a exigir a Zaldívar que, en caso de consumarse, no acepte la extensión de su mandato, esgrimiendo de nuevo su inconstitucionalidad.

 

El líder de la banca Morenista en el Senado, Ricardo Monreal, defendió que existe un precedente de extensión de mandato en la judicatura. Los actuales magistrados del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, cuyo período amplió también el Senado en 2016. Una medida que el propio Zaldívar, ministro entonces de la Corte, calificó como una violación al principio de independencia judicial.

 

Tomada de: El País