,
Lunes, 14 de Junio de 2021
Internacional   -   Enero 31, 2021

La OMS busca el origen del covid-19 en Wuhan

el chiltepin

Los expertos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) que investigan el origen del coronavirus en China visitaron hoy el mercado de Huanan, en Wuhan, donde se detectó el primer brote de la pandemia del covid-19 hace un año.

 

En ese mercado se vendían animales salvajes vivos y está cerrado desde enero de 2020.

 

Hoy los guardias solamente dejaron entrar a los vehículos del equipo de investigación de la OMS. El jueves el equipo cumplió con el aislamiento de 14 días, para comenzar con su investigación de campo el viernes.

 

Esta visita es políticamente muy sensible para Pekín, acusada de haber tardado en reaccionar a los primeros casos de covid-19 reportados a finales de 2019 en Wuhan, una enorme metrópoli del centro de China. El gobierno comunista casi no comentó la misión y minimiza su alcance.

 

"No se trata de una investigación", dijo el viernes el vocero del ministerio de Asuntos Exteriores chino, Zhao Lijian. Hoy los expertos no respondieron a ninguna pregunta cuando llegaron al mercado, mientras los servicios de seguridad dijeron a los periodistas presentes en las inmediaciones que se marcharan.

 

Peter Daszak, uno de los miembros del equipo, publicó en Twitter que se habían realizado "visitas a lugares muy importantes, un mercado mayorista primero y ahora el mercado de pescado de Huanan".

 

"Muy informativo y crucial para permitir a nuestros equipos conjuntos de entender la epidemiología del covid, cómo empezó a propagarse a finales de 2019", añadió el presidente de EcoHealth Alliance, una asociación con sede en Estados Unidos y especializada en la prevención de enfermedades.

 

Al principio, los responsables chinos identificaron a los animales salvajes vendidos en Huanan como el origen probable de la epidemia. Pero, desde entonces, los medios oficiales consideran que el virus brotó probablemente fuera, y que pudo ser importado a Wuhan. No hay ninguna certeza científica sobre la cuestión del origen, y puede ser que no surgiera del mercado de Huanan.

 

En efecto, se necesita mucho tiempo para que un virus mute para ser altamente contagioso. Y el covid-19 detectado en diciembre del año pasado ya era muy transmisible. Con todo, las autoridades chinas no han presentado ninguna prueba de la posible introducción del patógeno desde el extranjero.

 

El domingo por la mañana, los expertos de la OMS también visitaron el gigantesco mercado mayorista de Baishazhu. Durante las primeras semanas de la epidemia, el gobierno comunista fue criticado por su gestión pero ahora se jacta de su victoria sobre el coronavirus, a diferencia de lo que está ocurriendo en el resto del mundo. (AFP)