,
Domingo, 02 de Octubre de 2022
Agosto 12, 2022 > Estrategia y Soluciones

Crimen organizado, Sonora, la última frontera.

Por Victor G. Felix Felix
Entender la violencia letal que azota a México, y, a Sonora como la última frontera para llegar al gran consumidor que es Estados Unidos, debe iniciar por reconocer sus orígenes: el narcotráfico.

En América, originalmente el tema de tráfico de drogas era de Sudamérica, productores de hoja de coca como Colombia, donde la estructura propia del tráfico de estupefacientes se relaciona y crea grupos armados para controlar el perímetro de sus regiones productoras, para luego como cártel intervenir todos los eslabones de la cadena, desde el cultivo de la hoja de coca y marihuana, la producción y distribución de la droga a través de redes regionales, así de esta manera especializan una logística local lejos del mercado de consumo: Estados Unidos; éste es el inicio y consolidación suramericana en la década de los 60´s y 70´s del narcotráfico.

La producción de cocaína y su venta a grupos que la llevan por vía aérea y marítima a Estados Unidos, les genera fortunas y con ellas apoyan movimientos políticos y sociales, incluso del tipo guerrilla como las conocidas en Colombia y Bolivia; en estos países los jefes del narcotráfico incursionaron en política, al participar en elecciones como candidatos y apoyando financieramente a personajes o partidospolíticos.

Al estar sucediendo esto en Sudamérica, en México se gestaba otra historia, donde regiones como Sinaloa y Michoacán siembranmarihuana y abastecen consumos para la guerra (Vietnam y otros países), ésta demanda creo en México las primeras organizaciones dedicadas a la producción y trasiego de las drogas; A la par enMichoacán con sus ventajas naturales para el cultivo de la amapola, ve nacer la conformación de familias dedicadas a la producción de drogas, específicamente la heroína. 

Por otra parte, los grupos delincuenciales de Oriente encontraron en los puertos mexicanos del Pacífico, rutas para ingresar el opio al mercado estadounidense.

Estos fenómenos regionales dentro de México terminarían por entrelazarse y confluir en Sonora, por donde necesariamente tendría que pasar la droga hacia Estados Unidos, el trasiego de  la marihuana empezó a desarrollar habilidades y riquezas en los productores de la droga y éstos pronto ganaron notoriedad, a la par de iniciar la cooptación económica de oficiales responsables de aplicar la ley,dadas las necesidades de transitar por carreteras, aire, mar o de plano bajo tierra por túneles.

Los dos fenómenos desarrollándose en el Continente Americano no tardarían mucho en encontrarse, las habilidades productoras de los grupos delincuenciales en Sudamérica con las habilidades logísticas y posición estratégica de México. Éste encuentro le dio un giro que incrementó las ganancias económicas del narcotráfico y los varones de la droga en Sudamérica, con el poderío que lograron entran en violento choque con el Estado en las décadas de los 80´s, (Pablo Escobar Gaviria como ejemplo y el terrorismo como método del crimen organizado para cambiar una política pública o mantener la soberanía de territorios) lo que a la postre derivaría en su persecución, debilitamiento y en muchos de los casos aniquilamiento, dando la oportunidad a los cárteles mexicanos de controlar ya no sólo la producción en el país, sino la logística hemisférica de la comercialización de la droga, con lo que ganan preponderancia en América.

En éste devenir de la historia, en Sonora se establece la última frontera para el trasiego de la droga: el Puesto de Revisión Militar Querobabi, donde se estranguló la trasportación terrestre de la droga a través de la Carretera Panamericana o como se conoce en México la Carretera Federal 15.

Por su posición estratégica, Sonora se verá impactada con la presencia primero discreta y después abierta del crimen organizado, afectando a las siguientes generaciones, entre ellas la nuestra, que hoy observa una violencia letal debido a la abierta disputa por controlar los territorios de paso o mercados.

Junto a ello, se desarrolló una transición demográfica, una migracióninterna de lo rural a lo urbano, el incremento en la esperanza de vidalo que da una creciente y joven población.

Así en el tema de seguridad pública, los cárteles nacen y se desarrollan con apoyo de ex oficiales de aplicación de la ley, ya que el trabajo era cuidar la ruta y cuando se combina el pago en dinero por sus servicios con el pago en especie, es decir con droga, aparecen bandas criminales dedicadas al narcomenudeo y con ello una nueva amenaza para todos: la lucha por la plaza. 

Acompañado a lo anterior, se encuentra en franco crecimiento el mercado de las drogas con el principal centro de consumo: Estados Unidos y ellos buscan responsabilizar a los productores, no a los consumidores y establecen el Proceso de Certificación de las Drogas (1986 – 2002) como el mecanismo de evaluación de los esfuerzos de cooperación con USA de los países de producción o tránsito de drogas; la política de inhibición de la oferta de la droga se basa en atacar la  producción en Sudamérica y para el caso de México, país de tránsito establecen la cooperación bajo lo que se denominó Iniciativa Mérida para el apoyo financiero, equipamiento y desarrollo de capacidades institucionales de las fuerzas policiales y de seguridad en México.

Esta composición estratégica para los 90´s, se vuelve ataque a la producción, ataque a la distribución y ataque al narcomenudeo. Lo que complicará los próximos veinte años por un mayor número de jóvenes al mercado de trabajo; en esa década se agregaban 800,000jóvenes al mercado de trabajo por año y en la siguiente ya oscilaban el millón de jóvenes.

Así llegamos a la mitad de la decenio de 2010 y el Estado Mexicano recibe la presión y responsabilidad de reedificar las instituciones de manera seria y clara para que las instituciones respondan al reto del cambio demográfico, sanitario y de seguridad; Con lo que inicia también una recomposición del crimen organizado, de quienes vemos aumentar su complejidad y letalidad; volviéndose empresas trasnacionales del crimen y por ende inician una migración hacia delitos del orden común.

Ya para 2018 en México se observa un incremento de los delitos violentos vinculados con el crimen organizado y la lucha contra el narcotráfico sufre un vuelco, buscando las causas sociales.

Actualmente la violencia desplegada por el crimen organizado se encuentra en la lógica de una actividad criminal compleja fundada con el propósito específico de obtener y acumular beneficios económicos, opera con las reglas de la empresa privada sin importar la licitud de la ganancia, asegurando así su supervivencia,para ello funciona y se protege mediante el recurso multicitado de la violencia, junto a la corrupción o en su caso su camuflaje como empresa legal.

Establecer una política de persecución penal de la violencia letal criminal parte del origen de la misma: la delincuencia organizada, cuyo fin objeto es plenamente económico y debe ser combatida con modernas técnicas de intervención en seguridad y justicia dando seguimiento a hechos de interés policial, red de vínculos, trazabilidad financiera y contabilidad forense para inhibir las capacidades de los cárteles, así como fuerzas especiales para la actuación operativa en un nuevo modelo de guerra urbana asimétrica, con el fin preciso de inhibir y en su caso hacer cesar la agresión a la sociedad, abatiendo la impunidad y estableciendo una percepción de riesgo claro al delinquir.

Sonora como la última frontera de la delincuencia organizada de cara al gran mercado de consumo de drogas que es Estados Unidos, enfrenta riesgos extremos ya que la estratificación de la criminalidad busca establecerse en ésta última frontera y su violencia letal, gira ya hacia el bloqueo de las vías de comunicación, allanamiento de morada, suplantación de identidad, falsificación, ataques y agresiones armadas en comunidades provocando su desplazamiento, desaparición de personas, dado que busca controlar el comercio de drogas pero también de los recursos no renovables, genera delitos contra la fauna, contra la flora, aunado al tráfico de armas, personas y su trata, formando una violencia letal que ha escalado los homicidios dolosos y percepción de inseguridad a niveles inéditos, haciendo de los tiempos recientes los más violentos de la historia de Sonora, desde que se lleva registro de la criminalidad.

Las nuevas amenazas a la seguridad representan un grave riesgo para la gobernabilidad y la democracia, la mutación de la delincuencia organizada del trasiego de drogas al crimen común, pone en riesgo a todo y todos.

Es dable anotar que no todo está perdido ya que en años recientes se han desarrollado capacidades institucionales a nivel federal con la creación de la Guardia Nacional, que debe especializar su actuar y esfuerzos en las instituciones de seguridad y justicia para garantizar el imperio de la ley y el abatimiento de la impunidad, en tanto en la seguridad pública de Sonora se han dado pasos trascendentales al apostar por la profesionalización del personal en seguridad y justicia aunado al equipamiento junto a la implementación de tecnologías que vinieron a cerrar el ciclo de seguimiento de hechos de interés policial y procuración de justicia como el Centro de Control, Comando, Comunicación, Cómputo, Coordinación e inteligencia (C5i), el Laboratorio de Inteligencia Científica Forense y la certificación de la fuerza de tarea policial en el Nuevo Sistema de Justicia Penal, controles de actuación policial, así como el establecimiento de protocolos homologados: Primer Respondiente, actuaciones en la escena del crimen, capacidades para procesar el lugar de los hechos y capacidades de investigación policial.

Nuestra última frontera es compleja, así son sus problemas y el primer error es pensar que se resolverá con una solución simple, simplificar nuestras acciones solo sirven para justificarlas, pero no para resolver los problemas, estamos en el umbral más alto de la violencia, lograr que inicie el descenso de los delitos, abatir la criminalidad y la impunidad, requiere también de soluciones complejas. 

Aún estamos a tiempo.

Estrategia y Soluciones

twitter: @felixfelixvic

Celular: 6621035703
 
 Correo: victorfelix2@gmail.com

 
Del Autor: Administrador Público especializado en Desarrollo de Capacidades Institucionales, Mejores Prácticas en Seguridad y Justicia, Táctica Gubernamental. Director en Jefe de Operaciones de Asesores en Estrategia y Soluciones.