,
Martes, 11 de Mayo de 2021
Abril 16, 2021 > Entretelones

Sigue la mata dando

Por Samuel Valenzuela

Agregar valor a la producción primaria mediante procesos de transformación; eliminar intermediarios y propiciar mayores ingresos por la comercialización directa al consumidor, son objetivos que en Sonora registran buenos avances.

 

La agroindustria alimentaria sonorense destaca a nivel nacional particularmente en la panificación de la harina de trigo con todos sus derivados; refinación de derivados del soya, como leche, aceite y texturizado; procesamiento, congelación y empaque de hortalizas; deshidratado de frutas, su empaque y elaboración de jugos; descuticulado de nuez; corte, empaque, congelación de productos pesqueros, así como de res, puerco y pollo.

 

Valga este breve contexto, que podría ampliarse con volúmenes y montos financieros que representan, así como los lugares de las plantas procesadoras, para que más o menos se diera por enterado el candidato de MORENA a la gubernatura de Sonora, Alfonso Durazo Montaño, quien ignorante como sólo él puede serlo, asegura que a pesar de ser una de las regiones productoras de granos a nivel nacional, en el sur de Sonora no se elaboran ni galletas y que nomás falta que importemos coyotas y tortillas sobaqueras.

 

Estas nuevas estulticias del importado de la Ciudad de México, muestran su urgencia de recurrir a efectismos mediáticos con su clásica verborrea demagógica, a partir de una realidad que ignora y dar por buena la información que le aporta la nube de asesores, también afectados por supina ignorancia.

 

 

Alfonso Durazo

 

Por supuesto que falta mucho por hacer para agregar valor a la producción primaria de la entidad, pero discursear que no se ha avanzado en esos propósitos es una locura y más decirlo ahí cerca de la planta Gamesa en Ciudad Obregón, de plano es un contrasentido, como si en Hermosillo negara la histórica tradición del Molino Harinero La fama.

 

A fin de cuentas, tales estupideces del abanderado morenista le sirvieron para comunicar que ya más o menos le entendió a lo que significan las palabras importar y exportar, aunque sus ejemplos no fueron los mejores, ya que si bien en el caso de las coyotas son productos que se elaboran tanto en Ciudad Obregón como en Hermosillo, en el caso de las tortillas sobaqueras, debió dejar en babia a su audiencia, porque ese tradicional producto concentra su presencia en la capital de Sonora y al norte.

 

Por lo pronto, el chilanguito o sus asesores deberían de acercarse a Jorge Guzmán Nieves, titular de la Sagarhpa en Sonora o a Raúl Romo Trujillo, enterado de eso y más en esa dependencia estatal, o bien a productores de prosapia legendaria en esos menesteres y que en las regiones del yaqui y el mayo abundan, quienes les podrían dar una muy buena terapia sobre la realidad sobre el sector agroalimentario de la entidad.

 

Por si no lo sabía, Sonora ocupa el primer lugar nacional en la exportación de hortalizas, trigo, Cártamo, vid de mesa, dátil, espárrago, productos a los que se le aplican diversas prácticas que les agregan valor, desde, refinación, molienda, empaque, conservación y congelación, y no se diga el sector pesquero y acuacultura, también en primer lugar nacional en exportaciones.

 

 

Jorge Guzmán

 

En segundo lugar nacional en el agregado de valor a la producción con vocación exportadora y para el consumo nacional, está la industrialización del cerdo, del ganado bovino, camarón y nogal pecanero, para de esa forma desmentir la ignorante versión de que en Sonora no se hacen ni galletas.

 

Por lo visto, a Durazo Montaño no se le da hablar del sector agropecuario, ya que como recordarán, hace unos días alardeó de haber gestionado de forma favorable mayores escurrimientos de agua para garantizar segundos cultivos en el Valle del Mayo, cuando la mayor parte de la entidad sufre histórica sequía que incluso obligarán a dejar de sembrar este año, 120 mil hectáreas en el sur de Sonora, un 40 por ciento menos de la superficie cultivada en el ciclo anterior.

 

Que distinto el caso de Ernesto Gándara Camou, quien junto a observaciones respecto a lo que ocurre en los distintos sectores de la sociedad y economía sonorense, hace propuestas y compromisos concretos respecto a cómo hay que entrarle a las soluciones, sin incurrir en palabrería barata, para impresionar a alienados o ganarse buena cabeza periodística.

 

Seguramente “El Borrego” ya diseña una propuesta integral para entrarle en el corto plazo a aliviar la situación en vasta parte de la geografía sonorense afectada por la falta de lluvias y que tiene al sistema de presas de la entidad en los mínimos históricos de almacenamiento, situación que obviamente no resolverá gestionando mayores escurrimientos ante alguna deidad mítica.

 

 

Ernesto Gándara

 

No es cualquier cosa lo que ocurre en la mayoría de las comunidades rurales de la entidad, donde la ganadería es la base de su sustentación, frente a prospectivas que indican que el agostadero perderá al menos 600 mil vientres; la producción de becerras y becerros se reducirá en 360 mil cabezas, con efectos directos en 22 mil rancheros que dejarán de recibir en este año dos mil 800 millones de pesos.

 

En el sector agrícola se estima que la falta de lluvias y la falta de agua en las presas, reducirá en 850 mil toneladas la producción de diversos cultivos; una reducción de la derrama económica del orden de los cuatro mil 250 millones de pesos y la pérdida de 900 mil jornales agrícolas, además que no hay que descartar los devastadores efectos que se podrían resentir en las manchas urbanas por desabasto de agua potable.

 

Por supuesto que la gobernadora Claudia Pavlovich no está para gestionar mayores escurrimientos ni alardear que puede hacer llover, si no que tal como dicta la normalidad, mantiene intensa comunicación con la Sader y su titular Víctor Villalobos, con el fin de lograr que el gobierno federal participe en las acciones ya en marcha para mitigar el impacto.

 

Ese es un escenario catastrófico al que seguramente “El Borrego” tendrá las estrategias para aminorar sus efectos en cuanto asuma la gubernatura, en lugar de emitir quejumbres sobre falacias como que Sonora no produce una galleta o que corre el riesgo de importar coyotas o tortillas sobaqueras y en eso también se debería de abocar ese candidatito lengua suelta e igual en el caso de Ricardo Bours Castelo, por citar a las propuestas electorales importantes.

 

 

Ricardo Bours Castelo

 

A propósito, se generaliza prácticamente en todos los espacios de opinión a nivel nacional, la percepción de que el Partido Movimiento Ciudadano es patiño de MORENA y más bien su participación en soledad en este proceso electoral, tiene la intención de hacerle el caldo gordo al partido oficial propiedad del presidente Andrés Manuel López Obrador.

 

Si Bours Castelo no está en la jugada que le balconean a Dante Delgado, con justa razón deben encabronarle tales señalamientos, que desde nuestro punto de vista bien podrían dar pie para un categórico deslinde de esa artimaña y perversidad, porque esos registros históricos no son nada edificadores y el solo hecho de insultar al candidato de MORENA no es suficiente.

 

De regreso a asuntos campiranos relacionados con las campañas electorales, numerosa asistencia de representantes de agricultores de Hermosillo y puntos circunvecinos convocados por “El Borrego” y quienes sin duda tienen mucho qué decir en torno a las ignorancias del enviado de Palacio Nacional. 

 

Ahí estuvieron entre otros, Carlos Gaspar Iberri, Agustín Baranzini, Juan Alberto Laborín, Alejo Bay, Jorge y Enrique Mazón, Francisco Tirado, Marco Antonio Camou, Iván Platt y muchos más de los más exitosos agrotitanes de la región.

 

 

Antonio Astiazarán

 

Más tarde este jueves se reúne con directivos e integrante de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción en Sonora, a quienes obviamente, por ser hombre de bien, decente y bien educado, no los insultará ni cometerá ningún agravio en su contra.

 

 

Y a fin de cuentas y a reserva de que el IEES les conceda el registro, son ocho aspirantes a la alcaldía de Hermosillo; Antonio Astiazarán Gutiérrez por la Alianza Va Por Sonora; Célida López Cárdenas, por MORENA; por el MC va David Figueroa Ortega; por el verde Esther Salas Reátiga; por el pt, José Celaya; el pes mandó a Mirna Sotomayor, en tanto que fuerza por méxico y redes sociales postularon a Francisco Felix y Juan Carlos Ornelas, respectivamente. Son a propósito las minúsculas al citar a los partidos verrugas de MORENA.

 

De los tres últimos no sabemos ni papa de sus antecedentes, trayectorias, gracias o motivaciones para alcanzar el dudoso honor de abanderar a partiditos paleros, pero en el caso de Esther, si bien encuadra en lo anterior, la conocemos por su larga trayectoria como priista y parte del equipo de Eduardo Bours Castelo, quien se esforzó para posicionarla en su gabinete sin lograrlo, dadas las limitaciones de la ahora ecologista.