,
Domingo, 25 de Julio de 2021
Abril 13, 2021 > La Grilla

“Las mujeres tienen con qué”: Pily de Gándara

Por Hector Froylan Campos

La que pasó fue una semana de intenso ajetreo en la campaña de Ernesto Gándara Camou. No es para menos. El tiempo para la cita con las urnas se acorta inexorablemente. Y lo que está en juego va más allá de la disputa por un cargo público así sea la magistratura más importante del estado: es el destino y bienestar presente y futuro de las familias sonorenses. Sin exagerar—dicen otros— es la salvación de la patria.

 

Y para el candidato de la alianza Va Por Sonora, la tarea por conquistar el sufragio de los potenciales electoresse torna una faena que por momentos fatiga, pero que invariablemente invita a la reflexión y al compromiso permanente.Es un vibrante caminar por ciudades, calles, plazas y barrios que cansa, pero motiva y estimula al “Borrego”.

 

¡Y cómo no! si a un mes de haber arrancado la etapa proselitista en pos de la gubernatura, el abanderado de la trinidad partidaria—PAN, PRI y PRD— se ubica “pisando los talones” al puntero de las encuestas, aquel personaje cuyas ocurrencias tiñen de sorna el discurso de los pobladores. Don Félix González Leyva, un sexagenario vecino de Santa Ana expuso que “en Sonora no queremos que nos importen coyotas, ni tortillas de harina, tampoco que le cambien el nombre a las colonias. Queremos un gobernador como Ernesto el “Borrego” Gándara que conoce a los sonorenses y nuestras necesidades”, dijo.

 

El martes 6 de abril, Gándara amaneció por esos laresfronterizos más optimista que de costumbre. En su fuero interno abrigaba muchas razones para hinchar el ánimo, inflamar el espíritu e incitar el entusiasmo. Una de tantas: el resultado de un sondeo de opinión realizado por el periódico El Financiero sitúa a quien hoy se le conoce como el “Candidato de la Reactivación” a tan sólo cuatro puntos porcentuales por debajo de su principal oponente quien dicho sea de paso, no avanza y se mantiene estático en las preferencias del voto.

 

Obviamente que ésta feliz circunstancia de ningún modo es producto de la casualidad. No señor. Desmenucemos los haberes del ex alcalde capitalino: la enorme facilidad de empatía con la gente.Un diálogo cotidiano, abierto, franco, sencillo y humilde que le permite enganchar de manera natural con jóvenes, mujeres, empresarios, pescadores, amas de casa, líderes sociales, comerciantes, profesionistas, personas de la tercera edad, deportistas, pero sobre todo con la ciudadanía que no comulga ni milita en los partidos. Y por supuesto, su estatura, no la física, sino política: esa historia de vida que lo avala como un hombre con una trayectoria pública intachable en la que ha demostrado,con hechos, ser eficiente, capaz y honesto.

 

Esos presupuestos personales del “Borrego” Gándara han embonado con tino en la presentación —virtual y presencial— de una oferta política que a diario aterriza en la mesa, en los hogares, en los bolsillos y para acabar pronto, en los anhelos de las y los sonorenses.

 

Y es que, como bien apuntó en Imuris en un encuentro celebrado frente al templo de San José, la cuna donde nació esta población: “los grandes proyectos están en las necesidades de la gente”, dijo.

 

Sin duda, en esta era pandémica, la promesa de ir al encuentro de una luz al final del túnel —como lo planteó en Magdalena o con las mujeres “borreguistas” de Puerto Peñasco o en la colonia El Mezquite en San Luis Río Colorado— está provista de fuertes dosis de fé y confianza en la gente. Del trabajo en equipo. De voluntad. De decisiones. De acuerdos. De unidad.

 

Y con esa postura que se aleja de las poses demagógicas que prometen obras faraónicas e ideas irrealizables, Ernesto Gándara traza las prioridades del plan de gobierno que pondrá en marcha si el voto lo favorece en los comicios del próximo 6 de junio: primero, lo primero, superar la crisis sanitaria generada no sólo por la pandemia, sino también gracias a una errática e insensible política del Gobierno Federal que llevó a la quiebra a millones de negocios y la pérdida de empleos por la falta de apoyos al aparato productivo que en suma provocaron la caída del 9% de la economía nacional.

 

Y luego, para lograr el éxito del otro eje preeminente de su propuesta, Gándara desdobla los qués y los cómos de la reactivación económica, social y educativa de Sonora. Refiere porqué decidió ir al rescate de la clase trabajadora, de los micros y pequeños negocios: estos emprendedores concentran el 75% del empleo formal e informal en la entidad, expone.

 

En la Magdalena de Colosio donde la Federación borró del mapa al “Pueblo Mágico” y la actividad del crimen organizado amenaza con ponerlo de nuevo, pero como “Pueblo Trágico”, liderazgos socialesde los tres partidos (PAN, PRI y PRD) se funden en una de las más emotivas reuniones del candidato a lo largo de su periplo semanal por la región fronteriza del estado.

 

Aquí, donde el corazón de la asistencia se apachurró con el drama de los desaparecidos que abordó entre sollozos Josefina Rosas cuyo hijo tiene un año cinco meses perdido y lo busca sin descanso como muchas otras familias víctimas de este problema, Pily Madrid sacó la casta y demostró su temple. Se sentía como en casa porque en este suelo están sus orígenes: su madre, su abuela, los Castro y la tía Panchita. “Las mujeres de aquí, tienen con qué”, dijo la esposa del “Borrego” al abrir su improvisado discurso.

 

Y añadió: “Con que tú te encargues de solucionar la seguridad y des oportunidades, reactives la economía, abras fuente de empleo, con eso salimos adelante. Nosotros nos encargamos del resto. Encárgate tú de lo tuyo y nosotros de lo nuestro”, sostuvo con aplomo y firmeza la señora de Gándara. Cuando cesaron los aplausos de la audiencia, Ernesto Gándara bromeó de buena gana: “Ya saben quién manda aquí ¿no?”.

 

En un espacio de la gira que por varios días lo llevó por Santa Ana, Magdalena, Imuris, Nogales, Puerto Peñasco y San Luis Río Colorado, comenté al “Borrego” que le había preguntado a uno de sus amigos ¿qué le falta al candidato? Lo que faltaría —respondió su cuate docto, letrado y con un profundo conocimiento de estas lides— es buscar cómo conectar con sectores que no votan por el PRI, ni el PAN, ni el PRD y tratar de acercarlos a su propuesta. Allí hay un enorme camino que todavía falta por hacer. Ese universo de indecisos —según la encuesta de El Financiero ronda por el 26%— es un terreno donde se disputará verdaderamente la gubernatura, dijo. “Coincido y ya estamos trabajando en esa estrategia”, aseguró el abanderado aliancista.