,
Martes, 05 de Julio de 2022
Enero 18, 2022 > Rastrillando

Likes para el rating…

Por Mario Munguía

No hace muchos años atrásexistía una forma de medir a los medios “tradicionales” como la radio y televisión –básicamente- y sus contenidos, programas y locutores (antes así se llamaban, hoy les dicen analistas, conductores y hasta se autonombran periodistas) era algo que llamaban estudio de audiencia o rating.

En esos estudios realizados por empresas especializadas en “audiencias” salían los nombres del medio y personajes que competían entre ellos y ellas para posesionarse como “referentes de la opinión pública”.

Así nacieron muchos personajes que ayer y hoy andan en boca de todos: Loret de Mola, López Doriga, Brozo, Dresser, Javier Alatorre, Carmenen Aristegui, Francisco Ortiz Pinchetti, Epigmenio Ibarra y obvio  don Julio Scherer (+),   y una pléyade más de individuos e individuas incluyendo a Laura Boso y Daniel Bisognio.

En provincia también los hay, por ejemplo aquí en Sonora podemos decir que:  el Maestro Quirrin, el Viveros, Gerardo Ponce de León, Panchito Rodríguez, el señor Fernando Oropeza, el Chapo Soto, la Soledad Durazo, Cinthia García, el Medina y Carlos Moncada, Fausto Soto Silva (+), Enguerrando Tapia (+) y más. ¡Ah! y Yo jeje.

Todos ellos y ellas han ejercido su trabajo, y de acuerdo a “su rating” es su cotización  –oferta y demanda-.

En la farándula existe algo similar, pero más frívolo (que a veces es lo mismo).

En política igual.

Pero hoy, hoy, hoy, diría míster Fox, y gracias a las benditas redes sociales, diría el señor López el presidente, han nacido cual gremblins un “infinito” mundo de personajes y “personajas” que gustan de las fakenews y, son al momento (porque son efímeros) los “influenses” más “likeados” que forman opinión.

El lenguaje de aquellos locutores y periodistas/reporteros era pulcro e inteligente (documentado); hoy, de la libertad de expresión hemos pasado al libertinaje donde el más soez de los “influenses” tiene más likes, y eso, para ellos y ellas es lo que importa.

Este cuento vino a mi memoria porque un analista progresista neo4t,  escribió algo así como inventar un “código de ética” para medios y periodistas –te imaginas aplicado a las mañaneras-.

Pero bueno, mejor a’í se las dejo… algún día espero alcanzar el título nobiliario de Vaca Sagrada o mínimo “influenser”; claro, si los likes me dan para eso…¡¡¡SARAVAH!!!