,
Sabado, 19 de Octubre de 2019
Local   -   Septiembre 17, 2019

Morenista ve a Morena en riesgo de perder en 2021

el chiltepin

Benjamín Hurtado Aguirre llegó a la mesa del Colectivo de Reporteros Sonorenses para hablar de su trabajo como delegado de la Secretaría de Relaciones Exteriores en Sonora, de cómo han duplicado los trámites de pasaportes diarios a 600 en promedio y de cómo ha mejorado la atención en Hermosillo, Obregón, Navojoa, Guaymas, Nogales y Caborca, tanto que la Cancillería le ha enviado una felicitación por escrito.

 

Iba a hablar de eso, pero la charla tomó un camino hacia la política y hacia las críticas que él ha hecho desde Morena, el partido al que pertenece, y que ve en riesgo de perder en las elecciones de 2021 si no se trabaja desde ahora mismo para tratar de mejorar algunos aspectos que ahora no están aportando nada positivo.

 

Benjamín Hurtado es un político de izquierda, empresario y un defensor de lo que ahora se conoce como la Cuarta Transformación, que encabeza el presidente Andrés Manuel López Obrador.

 

De hecho, la Cuarta Transformación está en un riesgo latente, de cara a las elecciones de 2021 en Sonora, porque quienes lo representan no han dado el ancho, tienen pleitos públicos que evidencian desunión y, en el caso de los diputados locales, no hay un trabajo eficiente que sustente el poder del partido.

 

“Es muy probable que si las cosas siguen así se pierde Sonora, se pierde todo el norte y el problema va a repercutir en la cuarta transformación, en el Presidente”, advirtió. “Morena está obligado a tener buenos perfiles, buenos candidatos, ya sean de la sociedad civil, que tengan una buena imagen. Si nos vamos al planteamiento de que los mismos diputados locales de Morena van a querer ser diputados federales –ahorita no hablan más que de eso– dista mucho de que lo vayan a hacer; definitivamente no les veo posibilidades a ninguno”.

 

Y el problema lo ve Benjamín Hurtado también desde el ámbito de los municipios.

 

“Hay mucho que desear en estas administraciones y lo que más daño está haciendo es que no termina de concluirse esa interrelación que debe haber entre los miembros del partido, de Morena, para que lleguen a las elecciones unidos y puedan tener un buen desempeño. La realidad es una: las votaciones que hubo en las elecciones pasadas fue fundamentalmente por la imagen de el presidente Andrés Manuel López Obrador, no por los candidatos. Se tiene que hacer un buen trabajo de partido en los municipios y en el Congreso para efectos de que la ciudadanía vuelva a confiar en Morena para que vuelva a repetir lo que hizo Andrés Manuel en las pasadas elecciones”, dijo.

 

Entrado en críticas, Benjamín Hurtado también señaló algunas posibles equivocaciones del presidente López Obrador, como el hecho de querer desaparecer las delegaciones estatales para concentrarlas en un solo superdelegado, que actualmente es Jorge Taddei, a quien, de paso, también criticó.

 

“Es una decisión que tomó el presidente de la República, que respeto, aunque no la comparto diametralmente en alguna de sus partes; de hecho hay algunas inconformidades que están ahorita en la Suprema Corte de Justicia de la Nación por ser anticonstitucionales. Es muy difícil tener una superdelegación en donde se manejen todos los circuitos económicos de todo un país para amalgamarlos en una sola persona. Es difícil tener a un solo representante como responsable de la Secretaría de Hacienda, la PGR (FGR), Relaciones Exteriores, Educación, Seguro Social, de todas las instituciones que se encuentran en los estados, representadas por el Ejecutivo, mediante los diversos secretarios de estado.

 

“Yo creo que hay que dar una ligera y conveniente solución, en donde no se ataje a una sola persona en el entramado este porque definitivamente no tiene posibilidades para poderla realizar. Es mucho trabajo que se va a tener que venir desgajando y entregando en manos de terceros y de terceros a cuartos y la información no va a fluir a las diversas secretarías”, opinó.

 

Sobre la figura del superdelegado Jorge Taddei, el funcionario federal dejó en claro que no goza de ninguna injerencia en las secretarías ni mucho menos tiene una representación jurídica en el estado.

 

“No está ni siquiera dentro del organigrama de la Secretaría. Si es Sedatu se le rinde cuentas a la Sedatu. Si es Seguro Social, igual. El subdelegado tiene un carácter más que todo político, en un sentido meramente social, en donde el Presidente tiene un representante en cada estado para que esté monitoreando y vea cómo están funcionando las diversas delegaciones, pero no tiene alguna injerencia dentro de las delegaciones, en lo absoluto”, comentó.

 

De hecho, el superdelegado no tuvo injerencia alguna en la salida de Petra Santos como delegada de la Sedatu en Sonora. “Taddei no tiene ningún encargo jurídico, legal, dentro del esquema de las secretarías, no tiene poder de decisión ni para designar ni para quitar. El único que tiene el poder son los secretarios. Y, en este caso de Petra, en el presidente está que regrese o se quede fuera”.

 

Por ahora la disputa a la que se enfrentará Morena en los siguientes meses es en la renovación de la dirigencia estatal, pues “por ahí va a pasar el próximo gobernador y las próximas candidaturas y las prerrogativas”; sin embargo, advirtió el funcionario, si no se deciden a cambiar algunos aspectos negativos, que son públicamente evidentes, se corre el riesgo de perderlo todo.