,
Sabado, 19 de Octubre de 2019
Nacional   -   Septiembre 13, 2019

Advierten graves riesgos a la salud por “vapear”

el chiltepin

El Instituto Nacional de Enfermedades Respiratorias (INER) alertó a la población mexicana sobre el riesgo grave que implica para los pulmones el “vapear” con cigarros electrónicos. 

 

Esta advertencia viene tras las muertes de al menos seis jóvenes por problemas pulmonares en Estados Unidos que hacían uso de este dispositivo. 

 

A través de un comunicado, el INER destaca que a pesar de que “las sociedades respiratorias mundiales han emitido llamadas de atención hacia los riesgos de inhalar los cigarrillos electrónicos” las ventas de estos han sido exponenciales, incluso en países como México donde se consideran “ilegales”.

 

El INER advierte que el uso de los cigarrillos electrónicos pueden generar “efectos irritantes en el pulmón”, además de que suelen presentar mal funcionamiento de las baterías y calentamiento excesivo del dispositivo.

 

Según el INER los cigarros electrónicos generan un aerosol tóxico a través del calentamiento de un líquido que contiene nicotina, glicerina y saborizantes. Este humo “alcanza ampliamente al sistema respiratorio, tanto en vías aéreas de conducción como en zonas alveolares, debido al pequeño tamaño de las partículas generadas”.

 

El INER detalla que en el aerosol inhalado se han encontrado, en cantidades mucho menores que en el humo del cigarro, compuestos tóxicos como formaldehido; compuestos orgánicos volátiles; hidrocarburos policíclicos, así como nitrosaminas y metales (cromo, cadmio, zinc, niquel) que se producen por el calentamiento del líquido o por la batería. 

 

Varios de estos compuestos, según el INER, son conocidos carcinógenos o irritantes. Por ello es que pueden ocasionar una irritación pulmonar, que a su vez genera inflamación en las vías respiratorias, síntomas respiratorios en personas previamente sanas, o un empeoramiento de síntomas respiratorios en pacientes con asma, Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica o fibrosis quística.

 

Sin embargo, el INER añade que los casos registrados recientemente son mucho más graves ya que los pacientes presentan falta de aire desde unos días hasta semanas, tos seca, dolor en el tórax, fatiga y fiebre.