,
Miércoles, 18 de Setiembre de 2019
Local   -   Septiembre 10, 2019

Astiazarán, rumbo al 2021, va planchando acuerdos

el chiltepin
POR REDACCION

El excandidato al Senado, Antonio Astiazarán, quiere la gubernatura en 2021 con el PAN y otros partidos aliados y mantiene pláticas con los aspirantes Ernesto Gándara y Ricardo Bours para acordar campañas propositivas para Sonora.

 

En reunión con los integrantes del Colectivo de Reporteros Sonorenses, AC, el expriista confirma que ha sostenido reuniones con ambos, a quienes considera sus amigos, para que la campaña de 2021 sume al futuro de los sonorenses.

 

Y es que Astiazarán piensa mucho en el futuro, un futuro en el que se note el bienestar de Sonora, en el que todos tengan energía eléctrica asegurada y barata, en el que haya inversión y que no sea caro vivir; pero sobre todo, un Sonora con crecimiento económico, no como ahora que, dice, el crecimiento está estancado.

 

“Me duele muchísimo que Sonora no haya crecido en el último trimestre y me duelen más los niveles de inversión que estamos viendo en el estado, que, sumado a la ignorancia y a la desatención del gobierno federal, obviamente eso hace que la economía se sienta una limitante que antes no habíamos tenido”, dice.

 

Por ejemplo, Sinaloa, Chihuahua, Baja California, tres estados vecinos, han reportado crecimiento económico de entre 1 y 4 puntos, a excepción de Sonora.

 

“Lamento mucho que nuestro estado en el último trimestre de 2019 hayamos tenido un crecimiento de cero por ciento, o sea, lo que estamos criticando a nivel nacional, lo estamos teniendo aquí”, insiste.

 

Astiazarán plantea en la mesa sus ideas para detonar el crecimiento en Sonora y una de esas es garantizar la energía necesaria para que haya inversiones, más producción y una vida menos cara para los sonorenses.

 

QUE SEA MÁS BARATO VIVIR

 

Antonio Astiazarán llega a la reunión con los periodistas a bordo de su Nissan Lift, un vehículo ciento por ciento eléctrico que le permite ahorrar en gasolinas y que puede recargar en cuatro horas en un conector de energía. Desde que empezó a interesarse en el uso de energías alternativas económicas se dio cuenta de que estas prácticas pueden masificarse a lo largo y ancho del estado en beneficio de las familias más necesitadas.

 

Por eso, en 2012 empezó con su fundación Energía Sonora, que a la fecha ha logrado obtener los recursos suficientes para instalar dos aerogeneradores de energía en Puerto Peñasco en beneficio de 21 familias, a algunas incluso les ha llegado en ceros el recibo de la luz.

 

“¿Qué pasaría si le dijéramos a la industria, al comercio, que en Sonora es más barato producir porque es más barata la luz? Imagínense lo que pasaría. Qué pasaría si le dijéramos a un trabajador que va a pagar menos en el transporte público porque va a utilizar energía eléctrica, en vez de diésel. Eso es lo que tenemos que hacer: que sea más barato vivir y que sea más barato producir. En el programa Energía Sonora hemos venido trabajando en esas dos vertientes porque creemos que la cuesta de nuestro estado debe ser a la innovación, al uso de la tecnología aplicada, para lograr que sea más barato producir y más barato vivir”, asegura.

 

Es más, él ve a las familias de Hermosillo generando su propia energía eléctrica a través de paneles solares instalados en sus casas, desconectándose por completo de la Comisión Federal de Electricidad, generando la energía suficiente para hacer funcionar los aparatos en casa.

 

De esta manera, con aerogeneradores y paneles solares se acabará con lo que él llama “pobreza energética” y que consiste en no tener los ingresos suficientes para pagar la energía, ya sea esta doméstica o incluso el transporte público.

 

“¿Cuántos aerogeneradores necesitamos para combatir la pobreza energética?

Necesitaríamos nada más, y tomo como referente el programa Prospera que tenía 40 mil familias, cuatro aerogeneradores para ayudar a esas familias. Por ejemplo familias de la comunidad yaqui les llegaban recibos en cero. Ahora vemos este esfuerzo multiplicado por dos, pero por supuesto que es insuficiente”, dice.

 

Incluso ve más a futuro, aprovechando las energías renovables y más baratas para hacer funcionar al gobierno de Sonora, desde sus escuelas, hospitales o cárceles, hasta las mismas oficinas gubernamentales. Todo se generaría a partir de la luz que se generara del Sol o del viento. “El gobierno, en vez de pagar dos pesos por kilowatt, pagaría un peso, y eso permitiría ahorros”.

 

Siendo cuidadoso de que sus ideas no suenen a promesas adelantadas de campaña, Antonio Astiazarán asegura que el plan puede ser perfecto para Sonora en el corto plazo, pues ahora la energía es uno de los principales gastos para las familias de este estado. De hecho, es el tercer gasto más elevado, después de la alimentación y la educación.

 

 

EN LO PERSONAL, QUIERO PARTICIPAR

 

2021 está a la vuelta de la esquina y parece que Astiazarán ya tiene todo bien medido.

 

“Yo en lo personal quisiera participar, tengo el deseo, por supuesto que me gustaría que fuera con las siglas del PAN y con otros partidos”, afirma. “Para el 2021 me siento contento y me siento con mucha energía y vamos a ver cómo se va acomodando. Tenemos que lograr consensos, alianzas, no solamente entre partidos, organizaciones sociales y estructuras para poder ganar una elección. En política las cartas se tiran todos los días y el juego del 2021 van a depender de muchos factores y hay que trabajar. Me siento consiente de que hay que chambear mucho”.

 

Cuando renunció al PRI para irse al PAN, encontró un fuerte apoyo de liderazgos que ahora mismo le han manifestado su apoyo para contender en 2021 como su candidato a gobernador.

 

“En Sonora hemos cambiado de partidos en el gobierno y esto ha llevado a una alternancia, pero lo que no hemos visto es que los partidos hayan cambiado. La única manera de que Sonora cambie y crezca es que cambie el gobierno. No sólo necesitamos un cambio de chofer, sino un cambio de carro.

 

“Si vamos a necesitar construir alianzas, no solamente con liderazgos, con organizaciones sociales, con mucha gente con la que compartas una visión de que las cosas requieren cambiar. Lo ideal sería que esta alianza sea lo más amplia o incluyente posible, pero ninguna alianza puede despertar una esperanza de cambio si seguimos haciendo las mismas cosas”, asegura.

 

Y en estos movimientos previos a la contienda de 2021, Astiazarán tiene muy claras dos cosas: una, que no sería un candidato independiente porque el ejemplo del gobierno de “El Bronco” en Nuevo León ha sido desastroso; y dos, que si no logra la nominación y Ernesto Gándara es candidato del PRI no lo apoyará, aunque sea su amigo.

 

“Si Ernesto, en esa lógica, decide participar por el PRI yo no me veo apoyando al candidato del PRI”, sostiene. “Yo no concibo a un partido político generando una esperanza de cambio a partir de abanderar al partido que está gobernando. Cómo puedes decir que vas a cambiar las cosas si tienes como bandera al partido que está gobernando. Lo que sí puede pasar es que muchos priistas que estén convencidos de que hay que cambiar el carro y no solo al chofer, se sumen al cambio”.

 

También tiene claro que la campaña deberá ser distinta, alejada de la política tradicional. “Deben ser campañas incluyentes, pero que también busquen darle un componente distinto a la política tradicional. Vamos a requerir de acuerdos y ver cómo llegamos a segmentos de la población que en estos momentos no se identifican con nadie”.

 

Por eso se ha sentado a platicar con Ernesto Gándara y con Ricardo Bours, porque los tres creen que “es importante tratar de construir acuerdos”.

 

Fotos: Francisco Cota