13°C, Aeropuerto HMO, SO
Miércoles, 21 de Noviembre de 2018
Nacional   -   Septiembre 12, 2018

Crean recubrimiento que absorbe contaminación

el chiltepin

Especialistas de la Universidad Autónoma de Nuevo León (UANL) desarrollaron un semiconductor que captura y transforma los contaminantes tipo NOx, gases que emiten principalmente los autos, en nutrientes para las plantas.

 

Incorporado a materiales de construcción como cemento o pintura, el semiconductor tiene la capacidad de eliminar los gases contaminantes por acción fotocatalítica inducida por la radiación solar; se activa con la radiación visible y solar, capta los gases y los convierte a sales solubles en agua, que benefician a vegetales.

 

Esta tecnología está a cargo de investigadores de la Facultad de Ingeniería Mecánica y Eléctrica de esa institución educativa, se informó en un comunicado.

Azael Martínez de la Cruz afirmó que este desarrollo atiende el problema de la contaminación, en particular el tipo NOx, gases que emiten principalmente los autos; contaminantes para el aspecto humano, que generan problemas pulmonares y respiratorios.

 

Por cada mil metros cuadrados de superficie cubierta con el material de construcción desarrollado por expertos de la UANL, se purifica un volumen de aire equivalente al que respiran anualmente 13 mil personas.

 

Para el desarrollo de este proyecto, los especialistas trabajaron con un reactor fotocatalítico, único en Latinoamérica, que simula las condiciones ambientales.

 

En el laboratorio de la UANL, los científicos diseñaron nuevas rutas de síntesis de oxihaluro de bismuto (BiOl), con el propósito de potenciar sus propiedades fotocatalíticas y proponer condiciones experimentales para la consecución de su síntesis en forma sustentable, empleando bajas temperaturas y tiempos cortos de reacción.

 

“Los autos tienen incorporados un convertidor, que hace que las emisiones sean menos contaminantes, sin embargo, terminan expulsando un contaminante. Esta tecnología intenta atacar ese contaminante como una tecnología secundaria”, aseguró el investigador universitario.

 

“Distintas ciudades han adaptado esta tecnología todavía en forma de prototipo. Aquí sería cubrir casas con este tipo de material, para que sea un efecto aditivo y podamos observar un abatimiento de un contaminante distinto”, precisó Martínez de la Cruz.

 

Según el documento, los óxidos de nitrógeno (NOx) son una sustancia amarilla que se forma en los procesos de combustión de los vehículos motorizados y las plantas eléctricas; son tóxicos e irritantes. (NOTIMEX)