13°C, Aeropuerto HMO, SO
Miércoles, 21 de Noviembre de 2018
Local   -   Julio 15, 2014

Aprueban fondo para convertir la Cuatro Carriles en autopista

el chiltepin

Banobras y el Fondo Nacional de Infraestructura (Fonadin) aprobaron el acuerdo para destinar alrededor de 15 mil millones de pesos a la reconstrucción de la carretera federal 15 en el tramo Estación Don-Nogales, reveló Javier Hernández Armenta.

 

El director del Centro SCT Sonora dijo que actualmente se trabaja en el diseño de las obras y la calendarización de las inversiones para tener una carretera completamente renovada en diciembre de 2017, según el plazo fijado por el presidente Enrique Peña Nieto.


Entrevistado por los integrantes del Colectivo de Reporteros Sonorenses, AC, el funcionario federal recordó que cuando llegó a la SCT en abril de 2013 descubrió a través de una evaluación que la carretera de Cuatro Carriles estaba en mal estado.


"Veía como una injusticia el que durante tantos años estuviésemos pagando cuota y no tuviésemos una carretera como la que aspiramos a tener los sonorenses", dijo.


Pero la promesa del Presidente daría nuevos aires a la esperanza de contar en Sonora ya no con una carretera, sino con una autopista de las más altas especificaciones técnicas.


"El logro que se ha tenido hasta este momento es que el 22 de abril pasado el presidente Enrique Peña Nieto dijo: Vamos a reconstruir y modernizar la carretera de Cuatro carriles de Estación Don a Nogales y la vamos a convertir en una verdadera autopista. Se va a construir de concreto y se va a aplicar una inversión de 13 mil 500 millones de pesos", comentó.


Como parte de la planeación, Javier Hernández Armenta propuso que se hagan cuatro licitaciones más este año: dos para iniciar los trabajos de Estación Don a Navojoa, una más para continuar los trabajos de Ciudad Obregón a Guaymas y una más para empezar con el tramo libre de Guaymas a Hermosillo en el cuerpo A y posteriormente en base a todo un cronograma seguir con otros tramos. El último sería el de Magdalena a Nogales, según las proyecciones.


En el primer año de su gestión al frente de la SCT Sonora se concretaron proyectos carreteros importantes como la modernización del tramo Hermosillo-Santa Ana, la ampliación a 12 metros del tramo Sonoyta-San Luis Río Colorado, la ampliación a cuatro carriles del tramo Cananea-Nogales y el apoyo al Gobierno del Estado para la construcción y mantenimiento de carreteras alimentadoras para las cuales se destinaron 490 millones de pesos.


Tan sólo el año pasado se invirtieron en obras carreteras 3 mil 500 millones de pesos.


¿QUÉ PASARÁ CON LA CUATRO CARRILES?


En la explicación del director del Centro SCT Sonora quedó claro que se reconstruirá y se ampliará de 7 a 10.5 metros, se corregirán las curvas verticales y horizontales para que la carretera tenga una categoría de autopista y se construirá con concreto hidráulico.


De hecho, explicó, el tramo Hermosillo-Santa Ana ya se construye con concreto.


"Solamente de ese tramo faltan dos subtramos en el cuerpo A del kilómetro 30 al 70 y del 83 al 120, tramos que ya están licitados", precisó.
Hernández Armenta dijo que ya se licitó el tramo de Ciudad Obregón a Guaymas.


HABILITARÁN LIBRAMIENTOS


También para Ciudad Obregón ya fue licitado y adjudicado a una empresa la construcción de un libramiento por el que podrán pasar los camiones con carga pesada y de materiales peligrosos.


"Dentro de la licitación del libramiento se atendió una petición del alcalde de que se arreglara el paso de la carretera por Ciudad Obregón, que son la Sufragio Efectivo y la Jalisco, que podrían ser de concreto hidráulico", explicó.


La obra tendrá una inversión de aproximadamente 1,500 millones de pesos.


Un segundo libramiento es el que beneficiará a Hermosillo. Este se licitará a finales de julio o en el transcurso de agosto y tendrá una inversión aproximada de 1,200 millones de pesos.


El funcionario detalló que comenzará en el sur de la ciudad, a la altura del Cerro de la Virgen y se incorporaría a la cuatro carriles cerca del Tec de Monterrey.


Dijo que para llevar a cabo este tipo de obras se trabaja en la liberación del derecho de vía y en las manifestaciones de impacto ambiental.


"Se ha estado trabajando en ese proyecto y precisamente una de las razones por las que se a tardado es por la problemática al momento de liberar el derecho de vía, está al 80% y quedan algunas negociaciones finales que permitirán que la obra se pueda licitar", comentó.


El libramiento de Hermosillo tendría una duración en su construcción de aproximadamente 18 meses.


Hernández afirmó que este libramiento, así como la modernización de la carretera Ímuris-Agua Prieta y del Aeropuerto de Hermosillo están incluidos dentro del Programa Nacional de Infraestructura presentado por el presidente Peña el año pasado.


EL PUENTE SAN MIGUEL


En el encuentro con el Colectivo de Reporteros Sonorenses, AC, el director del Centro SCT Sonora fue cuestionado sobre la construcción del puente sobre el río San Miguel, en el tramo Hermosillo-Ures, pues se empalmó con el periodo de lluvias y con la crecida del río ha habido problemas para el tránsito vehicular en la zona.


Recientemente los automovilistas quedaron varados porque el viejo puente ya había sido derribado para la construcción del nuevo y el río acabó con el paso provisional que había construido la SCT.


Explicó que el puente, que será de cuatro carriles, tendrá iluminación y soportará camiones con hasta 70 toneladas de peso, estará terminado en menos de 60 días.


También detalló los motivos que lo llevaron a empezar a construirlo, sabiendo que iniciaba la temporada de lluvias y lo que ello representaba para los automovilistas en la zona.


"Yo sabía que al tomar la decisión de construir el puente nos iba a agarrar la temporada de lluvias y había dos opciones: decir no puedo hacer el puente o no deseo hacerlo porque vienen las lluvias y que nos quitaran el recurso que estaba etiquetado o tomar la decisión de hacerlo aún estando por llegar la temporada de lluvias", dijo.


Al optar por la segunda opción, el viejo puente fue derribado. Hernández explicó que ya tenía una vida útil de 35 años y los cimientos estaban a punto de quedar expuestos por el comportamiento propio del río.


"Ese diagnóstico lo tuvimos concluido el año pasado. Tenía fallas del tipo estructural, tanto en la parte donde se da el tráfico de los vehículos como en sus cimientos. Fue construido con columnas de mampostería y si tú te parabas en el centro del lecho del río podías ver cómo el río había venido haciendo socavaciones. De ocho metros que tenía de cimentación, sólo quedaban tres metros", comentó.


Así, con los recursos en mano y el proyecto ejecutivo listo, Hernández decidió comenzar la obra y apresurarla para que en vez de estar terminada en 90 días quedara en 60.


"Hay mucho rezago en el estado y no podía darme el lujo de dejar que se fueran o cancelaran los recursos porque no queríamos correr el riesgo de que se interrumpiera el tráfico las veces que lloviera", argumentó.


Ahora, el nuevo puente ya registra avances, pues se colocaron las columnas que soportarán las trabes, cuya elaboración la realiza la empresa Trabis.


Indicó que por ahora está construido un paso provisional con base de piedra y tierra que seguramente las próximas crecidas del río se llevará.


"Cada vez que venga el río se va a llevar una parte, pero ahí tenemos material suficiente para que en el momento en el que baje el agua se pueda restablecer el tráfico", dijo.


Este puente se construye con una inversión de 50 millones de pesos.