34°C, Aeropuerto HMO, SO
Lunes, 21 de Agosto de 2017
Noviembre 21, 2013 > Al Bat

Dos grand slams en un juego

Por Jesús Alberto Rubio

¿Y qué pasó con la promesa oficial del servicio de unidades de transporte de aficionados al Estadio Sonora?

 

Por Jesús Alberto Rubio.

 

Ayer se registró la entrada más baja al ES desde inicio de temporada; de un promedio de 13.5 mil, quizá bajó a unas cinco-seis mil. Veremos esta noche con unos Tomateros que van por la “limpia” y los siete puntos y el subliderato de la primera vuelta en la que Naranjeros fue el mejor.

 

Ya lo he comentado: el estadio no se llena a toda su capacidad –incluyendo los bleachers y butacas del tercer nivel– por dos razones: falta mayor promoción-vínculos-convenios con más ligas infantiles de beisbol y diversas instituciones educativas, como en el “Espino” sucedió varias temporadas con la Unison; y que el gobierno estatal cumpla su promesa de tener el servicio de transporte para trasladar a los aficionados al estadio. De lograrse esta estrategia, seguramente aumentaría la asistencia en unos dos-tres mil aficionados.

 

Bueno, pienso que si no es la franquicia Naranja o el gobierno quien logre ese objetivo de poner el servicio de unidades en apoyo a los aficionados que no cuentan con vehículo, quizá lo pueda hacer alguna empresa privada o sindical…¿o quién?

 

¿O no es necesario?

 

Dos grand slams

 

Ayer los Águilas de Mexicali se apoyaron en dos jonrones con caja llena  para vencer 13-1 a los Algodoneros de Guasave. Lo autores, Ben Guez en la tercera y de Jorge Carrillo en la séptima, empatando así el record de liga que comparten varios equipos en esa especialidad en un juego de 9 entradas.

 

La primera vez que se dio este “truco” fue en la VII temporada, el 20 de noviembre de 1964, siendo los protagonistas Miguel “Becerril” Fernández y Sergio “África” González, de los Ostioneros de Guymas en partido contra los Rieleros de Empalme.

 

Luego del “Becerril” y el “África”, lo hicieron Charlie Sans-Abelardo Vega; Natanael Alvarado-Guadalupe Valle; Guadalupe Leal-Alvin More; Donald Ray Cossey-Noe González; Derrick White-Christian Presichi, y Daniel Fornés-Adán Velázquez.

 

A propósito de los fronterizos “Caballeros Águila”: Russell Branyan disparó su quinto jonrón de la temporada en gran noche ofensiva en la que pegó de 4-4 (y dos producidas) demostrando el por qué en años recientes fue un estelar ligamayorista. Sin duda, ¡gran contratación!

 

Luis Eloy Ramírez Cabrera

 

Un saludo a ti y a toda la Hermandad de AL Bat, en particular hoy que me complace compartir con tus asiduos lectores imágenes y un resumen del emocionante homenaje que hizo el equipo Águilas del Zulia a su icónico manager Ruben Amaro entre los días 16 y 17 de este mes en medio de las actividades de la Feria de la Chinita.

 

Pocos han sido los mexicanos que han venido a Venezuela pero tanto Rubén (padre) como dirigente y Rubén (hijo) como jugador han sido los más destacados, por ello espero que entre sus paisanos disfruten este aporte. Un fraternal abrazo a la distancia.

 

Homenaje a Rubén Amaro en Venezuela.

 

Quizá Rubén Amaro Mora, sea el único representante de México que ha dejado huella en la Liga Venezolana de Beisbol Profesional, aunque ciertamente no lo hizo como jugador.

 

Su trayectoria como Coach, Manager y en la alta gerencia de las Águilas del Zulia fue tan brillante que le mereció un homenaje por parte de la divisa rapaz durante los festejos de la cuadragésima octava Feria de la Virgen de Chiquinita, patrona del estado occidental del Zulia.

 

Rubén Amaro Mora dirigió al equipo de las Águilas por espacio de 11 torneos, repartidos en diversos periodos que en total abarcaron desde la temporada 1982-83 hasta la 2002-2003.

 

El gran estratega azteca llevó al club a su primer título de la LVBP en la 1983-84, y en la misma zafra a su primer  banderín  en Serie del Caribe.

 

 “Sé que es un gran privilegio que lo hayan hecho mientras aún puedo respirar”, dijo un emocionado Amaro, luego de ver su número elevado en lo más alto del estadio Luis Aparicio, junto con el 11 de Luis Aparicio y el 20 de Leonel Carrión. “Simplemente le doy gracias a todo Maracaibo, a todo Zulia, por haberlo hecho posible”.

 

El día anterior, el número 36 que usó el primer mexicano en ganar un Guante de Oro en las Mayores fue retirado de los uniformes Aguiluchos. 

 

El homenaje contó con la participación de varios de los jugadores que dirigió en esa inolvidable campaña de 1983-1984, entre ellos el capitán Leonel Carrión, Derek Botelho, un efectivo lanzador estadounidense y el ex big leaguer Jesús Marcano “Manny” Trillo.

 

“Cuesta un poquito expresarme, porque estoy muy lleno de emociones”, expresó el ex piloto. “Simple y sencillamente Águilas del Zulia y Maracaibo son mi existencia. La familia Machado me dio la oportunidad de venir en 1976-77 y aquí estoy”.

 

“Desde que empezamos vimos que teníamos un grupo muy especial. Les dije, ‘lo único que quiero es 90 pies, que corran de home a primera, que respeten al público’, y tuvimos un amalgamiento extraordinario, con peloteros de gran calibre extranjeros, como Roberto “Bobby” Ramos, Terry Francona, una luz muy grande nos dio Anthony Shines, y complementando a los peloteros veteranos con la juventud que tenía”.

 

“De veras que hicimos un 1-2 extraordinario, hicimos una mezcla muy buena”, agregó. “El mánager no es nada sin los jugadores y ellos dieron un gran espectáculo, no solamente aquí, sino en todos los parques de la liga venezolana, y luego pudimos llevar el mismo espectáculo a Puerto Rico y hondear la bandera de Venezuela en alto”.

 

“Tengo una vida llena de recuerdos”, añadió Amaro. “Siento mucho que no esté conmigo Pompeyo (Davalillo)”.

 

Davalillo falleció este año y será el próximo en recibir este honor el próximo 7 de diciembre, cuando su número 1 sea colocado al lado del recién homenajeado Amaro.

 

La relación de la familia Amaro con el Zulia, creció cuando el hoy Gerente General de los Filis, Rubén Amaro hijo, vio acción con el club en 6 de las 7 campañas en Venezuela, algunas bajo las ordenes de su padre. 

 

Ignacio Peña Molina:

 

Sólo cinco bateadores han ganado dos veces el trofeo a “Jugador Más Valioso” en Grandes Ligas y que también han ganado la triple corona de bateo, ellos son: Mickey Mantle (1956, 1957 y 1962), Jimmie Fox, Liga Americana (1933 y 1938), Roger Hornsby, Liga Nacional (1925 y 1929), Ted Williams (1946 y 1949) y Miguel Cabrera (21012 y 2013).

 

Cesáreo Suárez Naranjo:

 

Bueno, pues nos hiciste recordar junto con “El Cardenal” Rodríguez al Bambino, con eso de la "bobble-head", que lanzan los Dodgers, en honor a Ruth. Como dices, fue coach "honorario", de ese equipo, pues lo que menos hacía era dirigir el tránsito, estaba ahí, más bien, como figura decorativa.

 

Ya sabes que sus aspiraciones eran de dirigir a los Yankees, y nunca se le hizo. No era lo mismo ser un "super-estrella", que ponerse a dirigir a algún equipo.

 

Por lo que dices del "Charity", aparte de los fines benéficos por los que se hace, será una especie de homenaje para todos esos grandes peloteros de antaño. Y, no podía faltar, Papelero Valenzuela.

 

Lo de Robinson Canó, en realidad - y no sólo lo digo yo - exageró mucho en sus pretensiones. ¡A ver! SALUDOS, a toda la familia, que se "agrandó", con la llegada de tu nietecita, Y no se me olvida el nombre (¡nunca!): AUDREY.