31°C, Aeropuerto HMO, SO
Miércoles, 26 de Abril de 2017
Octubre 7, 2011 > Kiosco Mayor

El acueducto no lo para nadie

Por Francisco Rodríguez* Estará listo como se planeó, en verano de 2012
* Los tubos siguen llegando desde Monterrey, NL
* Le fue bien ayer al Delegado del IMSS en Sonora
* "Súper Revolucionario" demanda a Javier Gándara

El Gobernador Guillermo Padrés reiteró una vez más que el acueducto Independencia no lo detiene nada ni nadie y estará listo en la fecha programada, es decir en el verano del 2012 y con ello se habrá de terminar con el grave problema de abasto de agua potable a los casi 820 mil hermosillenses.

A estas alturas resulta inadmisible continuar con litigios jurídicos promovidos por un reducido grupo de agricultores de Cajeme, municipio al que no se le tocará una sola gota de agua, originados única y exclusivamente por intereses particulares, y más que económicos de índole cultural.

Creo suponen que con esa agua la capital del estado conseguirá un desarrollo mayor y por tanto muy lejos de ser alcanzada por Ciudad Obregón. Esa visión es muy reducida. Obregón tiene un gran desarrollo no solo en el renglón agroindustrial sino en otros sectores productivos. El nivel de vida es envidiable y sigue progresando gracias al impulso de su gente y a la atención permanente del gobierno del estado.
 
Los poco más de 400 mil habitantes de Cajeme no se verán afectados en lo más mínimo por ese traslado de agua a Hermosillo simple y sencillamente porque ese líquido es proveniente de otra zona muy distinta a la del valle del yaqui. El agua saldrá de la presa El Novillo sí, pero sus dueños son de otra región. Eso ya ha quedado muy claro, por eso extraña la obcecada postura del senador Javier Castelo, Adalberto "El Pelón" Rosas y compañía.

Ya es hora de terminar con ese conflicto y hacer las paces. A nadie beneficia y sí en cambio perjudica porque podría enconar las relaciones entre hermanos sonorenses.

No me queda la menor duda de que la obra sigue, seguirá y se concluirá. El miércoles anterior pude constatar el traslado de los tubos para el acueducto, provenientes de Monterrey. Me encontré por la carretera Chihuahua-Hermosillo a un tráiler cargado con ese material y etiquetado con el Sonora SI, acueducto Independencia. El proyecto lleva un avance casi del 50 por ciento.

Y esperamos, y deseamos, su conclusión en el verano próximo.

Es una obra que beneficia y a nadie perjudica.

Ojala y los opositores de Cajeme lo entiendan. Nunca es tarde para aceptar errores.

LE FUE BIEN AL DELEGADO DEL IMSS
En columna anterior comentaba sobre el plantón que hizo la CTM afuera de las oficinas de la subdelegación del IMSS en Hermosillo, porque la delegación está, no sé por qué razón, en Cajeme, y hubo cuestionamientos, señalamientos, pronunciamientos, denuncias, quejas y hasta mentadas por el mal servicio y decadente infraestructura de la institución en Sonora.
 
Así el panorama que pintaron esa mañana los cetemistas encabezados por Javier Villarreal Gámez y sus huestes capitalinas comandadas por Raymundo Rodríguez Quiñonez , donde además se escucharon testimonios de gente que llegó enferma y salió casi desahuciada producto de negligencias médicas.

Aparte de la serie de reclamos, decía entonces, para no creerse el que, por ejemplo, no haya citas de especialidad hasta el 2012, que por falta de médicos se cancelen cirugías, que para una radiografía pase un mes de espera, que se haga una hora de tiempo para recoger medicamentos que luego a veces no hay, que las remozadas áreas de urgencias y los sanitarios sean un cochinero, que la gente tenga que irse a acampar desde las tres de la mañana para sacar una cita, con el riesgo que no se la den. En fin, muy larga la lista.

Criticaba también a las autoridades estatales del IMSS porque como denunciaron los cetemistas, elevaban la mira hacia el titular nacional, Daniel Karam Toumeh, en virtud de que aquí ni los ven ni los oyen. Cuestioné el por qué no daban la cara y respondían a estos señalamientos, para no tener una sola versión.

Pues ayer, por fin, muchos periodistas, aunque no lo crea, pudieron conocer al delegado del IMSS en Sonora, Ariel Leyva Almeida. ¿Quién es el delegado? Se preguntaban unos a otros. El de la camisa de rayitas, parece. Decían.

"Toño" (Antonio García, de prensa del IMSS), ¿quién es el delegado? "El de bigote", respondió.

La estrategia le funcionó muy bien. Convocaron al consejo del IMSS en Sonora, integrado por representantes empresariales, industriales, de la CROC, y por supuesto de la CTM, a dar un recorrido por la Unidad de Medicina Familiar, UMA, como les llaman ahora, allá por el sur casi frente a la planta Ford.

Ahí anduvieron Javier Villarreal, Raymundo Rodriguez, Ricardo Martínez Herrera, dirigente del sindicato de la Ford, el diputado cetemista Vicente Solís Granados, entre otros dirigentes de gremios afiliados a la central más poderosa del estado y del país.

La obra estuvo detenida cuatro años por un litigio entre dos empresas que se disputaron la construcción. Todo en detrimento de los trabajadores, los derechohabientes. Ahora se dice estará lista en diciembre y funcionando en parte en marzo del 2012. Se invierten 240 millones de pesos más el equipamiento y dará empleo a unas 350 o 400 personas.

Es una clínica grande, con capacidad para atender a 60 mil derechohabientes. Desfogará, según datos del delegado Leyva Almeida, un 30% de las otras UMA´s de la capital en una primera etapa pero esperan que alcance un 50% cuando esté operando en su totalidad. Hay áreas que no entrarán en funciones en marzo, por la complejidad del equipo requerido. 

El recorrido por las instalaciones me dicen fue cansado, es una unidad grande y estará bien equipada. Al delegado lo acompañaron los encargados de la obra y personal médico especialista en las instalaciones, quienes explicaron de la A a la Z dónde estaría cada cosa.

Durante el recorrido, los cetemistas hacían exclamaciones de asombro por la magna obra. Les mataron el gallo en la mano. Tienen que reconocerlo, porque al final, en la rueda de prensa, resultó que harán alianza y apoyarán al delegado con el propósito de presionar a la dirección nacional del IMSS para que baje los recursos necesarios y cumplir los compromisos que datan desde hace ya varios años.

Y eso que falta la otra clínica que se construye por el poniente de la ciudad, donde se invierten mil millones de pesos, sí, así como lo oye, y será cuatro veces más grande que la UMA del sur. Tendrá capacidad para 180 camas y 40 consultorios. ¿Cómo la ve?

Por su parte, a Leyva Almeida le salió bien la jugada. Dio la cara, aceptó las carencias en servicio e infraestructura que enfrenta el IMSS, el cual, dijo, nunca creció a la par de la derechohabiencia. Solicitó el apoyo de todos para trabajar juntos y tener un servicio e instalaciones de calidad. La palabra se la tomaron los representantes de empresarios, de la CROC y hasta los cetemistas.
 
Y como bien lo dijo Raymundo Rodríguez, la situación del IMSS es corresponsabilidad de todos y está como está porque muchos de esos corresponsables dejaron de hacer lo que tenían que hacer, y tiene razón, y uno de esos corresponsables son los muchos gobiernos federales del PRI y el sindicato del Seguro Social.

Por cierto, el delegado dijo que la próxima semana regresará a Hermosillo y se reunirá con la prensa capitalina para dar a conocer los resultados del análisis del pliego petitorio que llevarán los cetemistas a la Ciudad de México, a la dirección nacional, porque solo se enteró por los medios.

A ver pues.

"SÚPER REVOLUCIONARIO" DEMANDA AL ALCALDE
* Lo acusa de intimidaciones y hostigamiento
* El PRI lo acompaña a presentar la queja

Mire usted, el "Súper Revolucionario" es un personaje del cual nada se sabía, al menos yo, hasta la tarde ayer cuando el PRI municipal de Hermosillo envió un comunicado donde informa de la demanda presentada en contra del alcalde Javier Gándara y del secretario del ayuntamiento, Gildardo Real.

Héctor Campillo Gámez es quien se viste de "Súper Revolucionario" y, según el boletín de prensa del PRI municipal que dirige David Palafox Celaya, desde que asumió el personaje, "las intimidaciones han ido subiendo de tono hasta ser amenazado por sujetos encapuchados que lo esperaban para amenazarlo".
 
"Eran unos sujetos encapuchados a bordo de un vehículo tipo Cheroke, los cuales me dijeron: "Si aprecias lo que tienes, valóralo y cuídate, es la única oportunidad que te damos", y estoy aquí ejerciendo mi derecho, porque tengo miedo", expresó Campillo ante el agente del ministerio público investigador del Sector 1, Eliphelet Pérez Durón.

Cabe señalar que el personaje es evidentemente un priísta y como estrategia acude a los eventos del presidente municipal, Javier Gándara, donde, supongo, no me consta, lo critica y lo cuestiona.

Es, desde luego, una estrategia política-electoral de un partido que por ahora es oposición tanto a nivel local como estatal, sin embargo, eso no es motivo para ser intimidado por ninguna autoridad.