26°C, Aeropuerto HMO, SO
Lunes, 20 de Noviembre de 2017
Octubre 20, 2017 > Café Amargo

Quiero recomendarles dos libros

Por Javier Quintero

Aprovechando que es viernes y que está enfrente un largo fin de semana, la lectura podría ser una excelente opción, por eso mi recomendación son dos libros amenos, cautivadores, sencillos y fáciles de leer. 

 

El primero se titula “Amorcito corazón”, sí, como la canción de Pedro Infante, uno de los personajes de esta historia de detectives que resuelven misterios y hurgan entre cadáveres calcinados para encontrar las pistas que terminan por convertir al lector en un detective de traje y sombrero.

 

Como lector, uno se mete en la historia y resuelve el caso antes que los detectives, por eso les digo que es muy sencillo, sin aspavientos ni palabras rebuscadas. Es de esas historias tan entretenidas que uno termina leyendo todas las páginas en pocas horas y al final quiere más. De hecho, se antoja una continuación.

 

El segundo libro es “No toda la sangre es roja”, una recopilación de crónicas que tienen en común la violencia, la muerte y las luces rojas y azules de las patrullas. Son historias policiacas narradas con fluidez y encanto, salpicadas de sangre, todas desarrolladas en Hermosillo, una ciudad que se ha convertido en propiedad de la delincuencia, con énfasis en los últimos tres lustros.

 

El libro a veces se vuelve triste y otras veces vomitivo, pero muestra una realidad tan vigente como el sonido de una AK-47 a plena luz del día en la capital de Sonora. Recomendarles este libro no es una idea aventurada, sino plenamente madurada porque está muy bien escrito. Por algo fue premiado como mejor crónica en el más reciente Concurso del Libro Sonorense que atinadamente organiza el Instituto Sonorense de Cultura.

 

Bueno, pues ya está. Son dos libros que han sido premiados y presentados en ferias del libro en todo el país, escritos ambos por Carlos René Padilla, un comunicador nacido en Agua Prieta, pero radicado en Ciudad Obregón, especializado como reportero policiaco, un motivo más para garantizar que cada párrafo está muy bien aterrizado en este género.

 

Si los quieren, los debe tener el Instituto Sonorense de Cultura, así que pregúntenle a Mario Welfo Álvarez Beltrán. El segundo libro está recién salido de la imprenta y, ojo, no está de más recomendarlo como libro de cabecera para los futuros reporteros. Si los quieren pedir por Internet, entren a la página de la editorial nitro-press.com, que ha hecho un trabajo excepcional en cada página.

 

 

*El autor es un comunicador originario de Sonora, becario de la Fundación Prensa y Democracia. Estudió Escritura Creativa en la Universidad Complutense de Madrid. Ha sido reportero, editor y director en periódicos, radios y medios digitales. Twitter: @quintero_javier