30°C, Aeropuerto HMO, SO
Jueves, 19 de Octubre de 2017
Septiembre 22, 2017 > Café Amargo

Frida Sofía, la niña que apagó a Televisa

Por Javier Quintero

 

México necesitaba historias de esperanza, luego del devastador sismo del 19 de septiembre, y Televisa y el gobierno crearon una que parecía infalible. Le pusieron nombre: Frida Sofía. Y edad: 12 años. Y le asignaron una ocupación: estudiante en la escuela "Enrique Rébsamen", convertida en una montaña de escombros. 

 

Frida Sofía jamás existió, pero Televisa le dedicó varias horas continuas a la transmisión en vivo de su rescate. Para que la historia fuera más verosímil inventó pequeñas historias paralelas: la niña sacó la mano y pidió agua, por un agujero le pasaron una manguera para que bebiera, dijo su nombre a un rescatista y avisó que había cinco niños con ella. La historia de Frida Sofía era perfecta para mantener a la audiencia pegada al televisor. Muchos lloraban y rezaban para que la niña y sus compañeritos salieran bien de los escombros. 

 

Pedro Torres, el creador de Big Brother México, fue al lugar donde la pobre Frida Sofía estaba aparentemente tranquila, mientras se hacía un esfuerzo sobrehumano para mantenerla consciente y rescatarla. Era probable que hasta la mañana de ayer Televisa ya tuviera el guión listo de un capítulo que sería llamado "Horas de esperanza" para "La Rosa de Guadalupe" y estuviera buscando rápidamente a la pequeña actriz protagonista. 

 

Fue un montaje televisivo. Había que crear una historia paralela al sismo y enfocar ahí la atención. Y les salió todo muy bien hasta que el subsecretario de Marina, Ángel Enrique Sarmiento, desmintió cada segundo de transmisión. Televisa lo linchó, por supuesto. 

 

Estamos ante la manipulación mediática, ante la falta de ética informativa y la desvergüenza de una cadena televisiva que lucra con la tragedia. En otros edificios colapsados estaban rescatando personas, casos reales de éxito en medio de la tristeza colectiva. Había muertos, rescatados, amputados, voluntarios trabajando arduamente, ciclistas que transportaban víveres, civiles que se volvieron expertos rescatistas, mujeres que cocinaban para alimentar gratuitamente a extraños, extraños que se volvieron familia y jóvenes que regalaban tortas y vasos con café caliente en las calles. Pero Televisa estaba concentrada en su falsa historia. 

 

Los que tenemos la responsabilidad de informar le debemos un absoluto y profundo respeto a la gente. Es ofensiva la manipulación informativa en un momento trágico como éste. Televisa debe sentir las consecuencias y en redes sociales se ha convocado a la gente a dejar de ver su programación, con la etiqueta #ApagaTelevisa.  

 

¿Y el gobierno y su parte de responsabilidad en todo esto? También esparció rumores y dejó que Frida Sofía se convirtiera en la esperanza de un país necesitado de abrazos. La dupla Televisa-gobierno, que antes era infalible, cometió un terrible error que nadie está dispuesto a pasar por alto.  

 

*El autor es un comunicador originario de Sonora, becario de la Fundación Prensa y Democracia. Estudió Escritura Creativa en la Universidad Complutense de Madrid. Ha sido reportero, editor y director en periódicos, radios y medios digitales. Twitter: @quintero_javier