15°C, Aeropuerto HMO, SO
Domingo, 17 de Diciembre de 2017
Septiembre 19, 2017 > Café Amargo

Mara, el feminismo separatista y nosotros

Por Javier Quintero

 

Ayer me pareció inapropiado profundizar acerca del movimiento feminista que surgió en todo el país a partir del asesinato de Mara, la estudiante poblana de 19 años, por dos razones: una, porque participan mujeres que pertenecen a la corriente “feminista separatista” e impiden el acercamiento de nosotros los hombres e incluso están cerradas a nuestras opiniones, y dos, por respeto a su duelo como mujeres solidarias.

 

Sin embargo, durante el día revisé mis redes sociales y la constante era la misma: aléjense de nosotras. Las separatistas no quieren saber nada de los hombres porque creen que así están mejor y porque están convencidas de que esa unión o acercamiento las perjudica sí o sí. Por eso corrieron de la marcha del domingo al periodista Jenaro Villamil, quien por cierto se disculpó públicamente con un ramo de flores y les dijo que sólo quería apoyar y que él no es el enemigo.

 

Coincido con Jenaro, pero también entiendo a las mujeres. Hoy La Jornada revela que en Puebla, Estado de México y Chihuahua van 368 mujeres asesinadas este año. En Ciudad Juárez van 64, más que todo 2016. En la mayoría de los casos sus victimarios son hombres y sólo muy pocos están enfrentando la justicia. Son esos hombres los enemigos de sus víctimas.

 

Me parece que generalizar no es lo más sano en este caso. Hombres como Jenaro Villamil o como yo o como miles más en México deseamos apoyar la causa porque estamos convencidos de la importancia que tienen las mujeres en nuestro país, en cualquier rol que les haya tocado estar.

 

Con la marcha del domingo quedó aprendida la lección y ahora todos esos hombres que queremos apoyar sabemos que hay una corriente separatista, cuyas decisiones y acciones se deben respetar, pero también sabemos que no todas piensan igual y es a ellas a quienes me quiero dirigir:

 

No se cierren. Déjennos apoyar su causa. Encabécenla ustedes, por supuesto, pero permítannos levantar la mano, la voz y la pancarta, asumiendo nuestra responsabilidad y subrayando nuestro compromiso con ustedes, desde cada una de nuestras trincheras.

 

 

*El autor es un comunicador originario de Sonora, becario de la Fundación Prensa y Democracia. Estudió Escritura Creativa en la Universidad Complutense de Madrid. Ha sido reportero, editor y director en periódicos, radios y medios digitales. Twitter: @quintero_javier