15°C, Aeropuerto HMO, SO
Domingo, 17 de Diciembre de 2017
Septiembre 18, 2017 > Café Amargo

¿Qué festeja México este septiembre?

Por Javier Quintero

 

Septiembre, el mes de la Independencia, obligatoriamente nos pone a pensar hacia dónde vamos y qué hemos hecho hasta ahora, decidimos si tenemos algo para festejar y si sí, salimos a la calle como buenos patriotas a emular el grito de Miguel Hidalgo, a ver los fuegos artificiales y a comer elotes. El nacionalismo en su nivel más alto.

 

Y durante la reflexión previa ponemos en la balanza lo malo. Mara, la joven estudiante de 19 años que fue violada y asesinada a golpes por el chofer que debía llevarla a su casa y que días después fue hallada en un paraje en Puebla. Los tres niños que fueron asesinados de un tiro en la cabeza, en Coyuca de Benítez, Guerrero, y que quedaron sentados, recargados en una pared. Los cuatro niños que fueron asesinados en su casa por un comando en Coatzacoalcos la noche en la que dormían, como una venganza del crimen organizado contra su padre. Los funcionarios de Veracruz que repartieron despensas a damnificados por el sismo en Coatzacoalcos, como si fuera un acto de campaña del panista Miguel Ángel Yunes, aprovechando la desgracia ajena. El río que sigue contaminado en Sonora  y del que ya nadie quiere hacerse responsable. La corrupción que pudre el sistema, aunque el Presidente diga que está moviendo a México.

 

Y esto lo balanceamos con lo bueno. 3,260 niños y jóvenes discapacitados triunfando en la Paralimpiada Nacional, en Colima, demostrando que no hay límites para la satisfacción personal, cada uno con medalla en mano. Miles de personas solidarizándose con los damnificados del sismo, llevando alimentos a los centros de acopio en todo el país, compartiendo sus buenos ánimos. Los tres alumnos de la Universidad Autónoma de Querétaro que triunfaron en el máximo concurso de robots en China, demostrando que se puede estar en el mismo nivel de los más grandes. Alejandro González Iñárritu, Alfonso Cuarón, Guillermo del Toro y Emmanuel Lubezki, poniendo en alto el nombre de México, aportándole tanto al cine, triunfando donde les da la gana. Emilio Sacristán, el investigador que creó el primer corazón artificial en México, después de 11 años de intentos y 100 millones de pesos invertidos, y que ahora da una esperanza de salud al país.

 

El fin de semana estuve en el pueblo mágico de Tepoztlán, Morelos. Mucha gente rodeó la plaza central y gritó con fuerzas el “¡Viva México!” de todos los septiembres. Hubo baile, fiesta y comida y al día siguiente un desfile con caballos, cohetes y globos. El alcalde coronó a una reina de las fiestas patrias y a dos princesas. Todos estaban felices, comiendo elotes y esquites, bailando con banda sinaloense, inventando coreografías porque lo que importaba era divertirse.

 

Mientras me contagiaba fácilmente de esa felicidad, en Facebook alguien afirmaba que en México no había nada que festejar el Día de la Independencia y enumeraba los porqués. Pero al despegar la vista de mi teléfono, yo veía a muchas personas que sí estaban festejando, que tenían motivos para abrazar a México desde este pedazo de ensueño llamado Tepoztlán. Por eso decidí que hoy escribiría este balance de cosas buenas y malas. Es el mismo que vamos a necesitar en Año Nuevo.

 

 

*El autor es un comunicador originario de Sonora, becario de la Fundación Prensa y Democracia. Estudió Escritura Creativa en la Universidad Complutense de Madrid. Ha sido reportero, editor y director en periódicos, radios y medios digitales. Twitter: @quintero_javier