20°C, Aeropuerto HMO, SO
Lunes, 25 de Setiembre de 2017
Septiembre 13, 2017 > Café Amargo

Una vieja promesa que podría cumplirse

Por Javier Quintero

 

No sé ustedes, pero yo tengo muchos años escuchando que la carretera que cruza Sonora va a ser mejorada y que va a quedar como una autopista de primer mundo, toda bonita, de concreto hidráulico, acotamientos y áreas de descanso. 

 

A la par he escuchado las peores tragedias ocurridas sobre esa carretera y en mi trabajo como reportero he sido testigo de algunas de ellas. La carretera de Cuatro Carriles fue funcional en sus primeros años, quiero imaginar, pero quedó rebasada hace mucho y ahora no es apta para los más de diez mil vehículos que circulan diariamente por ella.

 

No es apta porque constantemente hay trabajos de reparación y desviaciones o tramos llenos de baches o falta señalización o la destrozan los huracanes. Así como están los 652 kilómetros de longitud de Estación Don a Nogales y los otros 652 kilómetros al revés, no es apta y punto.

 

Ayer volví a escuchar la vieja promesa de que esa carretera será mejor, en una plática muy interesante que tuvo Javier Hernández Armenta, el director del Centro SCT Sonora, con los amigos del Colectivo de Reporteros Sonorenses. Dijo que para septiembre del próximo año eso que ahora conocemos como Cuatro Carriles y que transitamos con miedo será una autopista, pues diariamente las 17 empresas contratadas están colocando dos kilómetros de concreto hidráulico.

 

Tendrá señalamientos horizontales y verticales, una superficie de rodamiento de siete metros con cabida para dos vehículos, dos metros y medio de acotamiento a la derecha y un metro adicional a la izquierda para lo que se ofrezca. Así de punta a punta.

 

En total se habrán invertido 16 mil 500 millones de pesos. Es una obra de gran tamaño que equivale a la distancia que hay entre Hermosillo y Guadalajara, así que cualquier esfuerzo que se haga es muy importante para cumplir esta viejísima promesa que he escuchado desde tiempos de Carlos Salinas de Gortari.

 

Javier Hernández Armenta dice que quedará lista antes de que el presidente Peña deje el cargo. Es probable que esta vez sí ocurra porque cualquiera que transite por la carretera se da cuenta de que hay trabajos en varios tramos y existen al menos 45 desviaciones por obras.

 

Sonora, en esta etapa de crecimiento económico en la que está ahora, necesita una moderna autopista con la mayor urgencia posible. No puede ser un estado rico con carretera pobre.

 

  

*El autor es un comunicador originario de Sonora, becario de la Fundación Prensa y Democracia. Estudió Escritura Creativa en la Universidad Complutense de Madrid. Ha sido reportero, editor y director en periódicos, radios y medios digitales. Twitter: @quintero_javier