15°C, Aeropuerto HMO, SO
Domingo, 17 de Diciembre de 2017
Septiembre 8, 2017 > Café Amargo

El sismo más poderoso en México

Por Javier Quintero

 

Uno se levanta con la cabeza hecha trizas, como si lo de anoche hubiera sido una pesadilla. Pero no. En realidad ocurrió el sismo más intenso del que se tenga registro en el último siglo en México, con magnitud de 8.2 grados, al menos 30 muertos y más de 50 millones de personas aterradas en el centro y sur del país. 

 

A las 23:49 revisaba el Facebook en mi teléfono antes de dormir, cuando me apareció en la pantalla el video en el que Madonna y Britney se dan un beso mientras cantan en los MTV, así que me puse los audífonos. A mitad de canción el audio se escuchaba distorsionado y extraño. Le puse pausa. Lo que estaba pasando es que la música de “Like a virgin” se estaba mezclando con la alarma sísmica que está afuera del edificio donde vivo, el sonido más espeluznante que haya escuchado aquí en la Ciudad de México.

 

La alarma avisa casi un minuto antes de la ocurrencia de algún sismo, así que el tiempo es suficiente para salir a la calle y buscar protección. Así lo hicimos las decenas de personas que vivimos en el viejo edificio de la colonia Roma, con bebés, gatos y perros en brazos. Una vez afuera empezó el temblor. Los cables, los postes, los semáforos y los edificios se movieron de un lado a otro. Los automóviles estacionados se mecieron rítmicamente y se activaron sus alarmas. A los alrededores se escuchaban las explosiones de los transformadores de energía eléctrica y, de repente, muchas calles quedaron a oscuras, mientras nuestros pies seguían tambaleándose durante un minuto y medio.

 

Las personas corrían y se abrazaban. Los papás envolvían a sus hijos en cobijas porque afuera había 17 grados de temperatura y los perros ladraban, asustados por el alboroto.

 

Esta escena ocurrió en una esquina de la céntrica colonia Roma, pero el caos se extendió hasta el Pacífico sur, donde los habitantes de 11 estados sintieron el movimiento: Estado de México, Chiapas, Guerrero, Hidalgo, Morelos, Oaxaca, Puebla, Tabasco, Tlaxcala, Veracruz y la Ciudad de México. Ahí se suspendieron las clases para evaluar los daños.

 

El sismo fue devastador en Oaxaca, con 23 muertos. En Juchitán se cayó el edificio del Ayuntamiento y en Matías Romero un hotel se vino abajo. En Tabasco murieron dos niños, a uno le cayó una barda y otro murió en el hospital cuando se fue la luz y falló el respirador al que estaba conectado. En Chiapas se reportaron cuatro muertos, entre ellos dos personas a las que se les derrumbó su vivienda en San Cristóbal de las Casas.

 

La Comisión Federal de Electricidad reportó que un millón 850 mil usuarios fueron afectados por cortes de energía. El Comité Nacional de Emergencias se activó para evaluar los daños y las acciones. Hasta las 7:15 horas de este viernes se habían registrado 185 réplicas, la mayor fue de 6.1 grados.

 

Esta es la magnitud del terror a consecuencia de este sismo que hizo recordar a los pobladores de la Ciudad de México el ocurrido el 19 de septiembre de 1985, que fue de 8.1 grados y mucho más desastroso, cobrando la vida de alrededor de 40 mil personas.

 

Ahora es evidente la preparación que tiene la capital del país para enfrentarse a los sismos, con un sistema de alarmas que anoche fue muy efectivo. La gente está lista para actuar. En las calles hay espacios habilitados como punto de reunión en caso de emergencias. Los nuevos edificios se construyen con la tecnología que permite soportar movimientos tan fuertes como el de anoche. Esta cultura de la protección por supuesto es resultado de las malas experiencias en la capital del país y ojalá se extienda a los estados que hoy sufren el desastre. Mientras, los que pudimos levantarnos hoy, estamos listos para ayudar.

 

 

*El autor es un comunicador originario de Sonora, becario de la Fundación Prensa y Democracia. Estudió Escritura Creativa en la Universidad Complutense de Madrid. Ha sido reportero, editor y director en periódicos, radios y medios digitales. Twitter: @quintero_javier