15°C, Aeropuerto HMO, SO
Domingo, 17 de Diciembre de 2017
Septiembre 4, 2017 > Café Amargo

Las definiciones políticas rumbo a 2018

Por Javier Quintero

 

El proceso electoral 2017-2018 está a punto de iniciar y al interior de los partidos políticos se están terminando de acomodar las piezas. Las definiciones han provocado en las últimas horas la desbandada de militantes y serias acusaciones de traición.

 

Por rumbos del PAN, el pleito continúa entre Margarita Zavala y Ricardo Anaya. Este fin de semana, la ex primera dama y aspirante presidencial pidió que el presidente nacional del partido renunciara, luego de que fuera designado Ernesto Cordero como presidente del Senado. Dijo que a Anaya le faltó liderazgo porque esa designación ocurrió a espaldas del partido, en una negociación con el PRI, lo que provocó una marcada división entre los panistas.

 

En el PRD las cosas están más complicadas, luego de la renuncia de varios militantes que se sumaron al proyecto de Morena y de Andrés Manuel López Obrador. Los dos casos más recientes fueron los de Dolores Padierna y René Bejarano, que firmaron el pacto político de unidad de Morena ayer en el monumento a la Revolución. También tenemos, por otro lado, el simbólico abandono de Ifigenia Martínez, la fundadora del PRD, que ayer volvió a estar a un lado de Andrés Manuel. El caso ha provocado coraje al interior del Sol Azteca y ayer, en una asamblea nacional, se votó para que se les suspendan los derechos políticos a todos aquellos que se han ido a Morena o que lo harán próximamente.

 

Sin despegarnos de Morena, hay que mencionar también el berrinche que hizo Ricardo Monreal al no asistir al evento de Andrés Manuel en el monumento a la Revolución, debido a que lo sacaron de la contienda interna para ser candidato de Morena al gobierno de la Ciudad de México, posición que alcanzó la física Claudia Sheinbaum según los resultados de una encuesta. Ante estos acontecimientos recientes, el PRI le mandó una carta al político zacatecano para invitarlo a que sea su candidato. El PRD hizo lo mismo.

 

En el caso del PRI la situación parece mantenerse en calma, luego de la Asamblea Nacional del mes pasado; sin embargo, esto no significa que así lleguen los priístas al proceso electoral. Ya está en la mesa la discusión de los nombres de mujeres y hombres que serán los candidatos a puestos de elección popular y no será extraño que haya jaloneos. Ocurre cada vez que habrá votaciones. Por cierto, ahora la atención está puesta en el PRI Nacional, pero la división se percibe desde los estados.

 

Los procesos electorales son el escenario perfecto para poner a prueba la lealtad de los políticos mexicanos, aunque casi siempre esa cualidad no se encuentra vigente en sus siglas.

 

El proceso empieza. Es probable que esto se descomponga en los próximos meses. Esperemos sorpresas.

 

 

*El autor es un comunicador originario de Sonora, becario de la Fundación Prensa y Democracia. Estudió Escritura Creativa en la Universidad Complutense de Madrid. Ha sido reportero, editor y director en periódicos, radios y medios digitales. Twitter: @quintero_javier