38°C, Aeropuerto HMO, SO
Miércoles, 18 de Octubre de 2017
Agosto 11, 2017 > Café Amargo

José Manuel Urquijo, un orgullo sonorense

Por Javier Quintero

 

La pasión es una emoción crónica, decía el psicólogo francés Ribot en su libro “Ensayo sobre las pasiones”, un interesante texto que se resumiría en que la pasión no se concibe sin la proliferación de emociones, así de sencillo.

 

Imprimirle pasión a la cotidianidad producirá resultados satisfactorios y de eso no hay duda.

 

Esto es lo que le está pasando al sonorense José Manuel Urquijo, quien dejó su natal Huásabas para radicar en la Ciudad de México y enfocarse en la consultoría en comunicación política. Ya tiene unos cinco años dedicado a esto, trabajando al lado de senadores, diputados y candidatos, aportando sus conocimientos y aprendiendo.

 

Pues bien, la pasión con la que ha trabajado lo ha hecho merecedor de uno de los reconocimientos más importantes para los consultores políticos. Se trata del Napolitan Victory Award que otorga anualmente The Washington Academy of Political Arts & Sciences en Estados Unidos.

 

En esta edición 2017, la Academia incluyó a José Manuel Urquijo y le entregará un reconocimiento el 30 de agosto como “Líder emergente”, lo que significa que revisó la trayectoria productiva de este joven de 26 años y lo vio como una promesa para el fortalecimiento de la democracia.

 

A Urquijo lo conocí en Hermosillo. Llegó a estudiar a la Universidad de Sonora y empezó a trabajar como reportero en Telemax. Una tarde fue al periódico Expreso, donde yo era editor, a entrevistarme sobre algún asunto relacionado con la política local. Después coincidimos varias veces hasta que supe que había tomado un vuelo directo a la Ciudad de México, donde cursaría algunas materias de Ciencias Políticas en la UNAM. Pero esta ciudad tiene un fantástico magnetismo y lo atrapó, así que prefirió quedarse y practicar todo lo que había aprendido en la universidad.

 

Hay que reconocerle las ganas con las que trabaja y la pasión con la que se enfrenta a la competencia. Por eso la Academia ha volteado a verlo y por eso nos llena de orgullo que un sonorense, un coterráneo que una vez decidió salir de su pueblo de 800 habitantes, esté escalando rápido y con pasos firmes en una profesión tan reñida en la que únicamente triunfan los más sagaces.

 

El Napolitan Victory Award que va a recibir en Washington se otorga sólo a los mejores consultores y asesores de Latinoamérica, convirtiéndose a lo largo de los años en la premiación más prestigiada de habla hispana en el sector.

 

Urquijo se enfila hacia algo muy importante en México. No lo perdamos de vista.

 

 

*El autor es un comunicador originario de Sonora, becario de la Fundación Prensa y Democracia. Estudió Escritura Creativa en la Universidad Complutense de Madrid. Ha sido reportero, editor y director en periódicos, radios y medios digitales. Twitter: @quintero_javier