26°C, Aeropuerto HMO, SO
Martes, 25 de Abril de 2017
Febrero 20, 2017 > El Mentidero

Congreso de Sonora “tomado” por manifestantes “No al Gasolinazo”

Por Cornelio Montaño

+ Gobierno de Quirino atrapado en medio de la lucha de cárteles

 

+ La estrategia ha pulverizado a los cárteles y empeorado la violencia

 

+ Congreso de Sonora “tomado” por manifestantes “No al Gasolinazo”

 

No podía ser peor el arranque del gobierno de Quirino Ordaz Coppel en Sinaloa, atrapado en medio de una guerra entre cárteles que siguen bañando de sangre a la entidad.

 

Las fuerzas de seguridad estatales se han visto rebasadas y lo que es peor, con un grueso porcentaje de elementos que sirven a los grupos delictivos, y por otro lado las fuerzas militares y de la Marina que nomás no pueden ganar esta guerra.

 

La estrategia de seguridad que ha seguido el gobierno de Enrique Peña Nieto de atrapar a los 122 objetivos criminales de alto perfil y no atacar el lavado de dinero ni desplegar una gran estrategia de prevención del delito, ha sido un fracaso.

 

La solución no está sólo en detener a los 122 objetivos, porque al día siguiente sus lugares son ocupados por otros criminales y el engranaje de los cárteles se mantiene funcionando al cien por ciento.

 

Por el contrario, el enfocar los millonarios esfuerzos de seguridad a detener a los líderes, sólo ha empeorado las cosas, porque se propició una pulverización de los cárteles con el surgimiento y fortalecimiento de células delictivas que al poco tiempo se convirtieron en cárteles.

 

Tenemos claros ejemplos en el caso de Los Zetas, que de brazo armado del Cártel del Golfo se pasaron a ser un nuevo cártel que les disputa el territorio a sus ex jefes. Luego los mismos Zetas se dividieron en Zetas de la vieja escuela y Zetas de la nueva generación.

 

En Michoacán, de la Familia Michoacana se desprendieron los Caballeros Templarios. En el estado de Guerrero, varias células de los Beltrán Leyva, del Cártel de Sinaloa, de los Zetas y Caballeros Templarios, se han convertido en cárteles autónomos.

 

También está el Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG), el cual de ser una célula del de Sinaloa comandada por Ignacio “Nacho” Coronel, a la muerte de éste se ha convertido en el Cártel más grande y violento del país.

 

También como desprendimiento del Cártel de Joaquín “El Chapo” Guzmán y de Ismael “El Mayo” Zambada surgió la organización de los Beltrán Leyva, cuyo Jefe de Jefes era Arturo Beltrán, tras cuya muerte se convirtió en cabeza del clan Héctor Beltrán Leyva, hoy también detenido, y sin embargo la organización mantiene intactas sus actividades y hasta disputa territorio a sus antiguos aliados de Sinaloa.

 

Los últimos efectos de esta pulverización se están viendo en Sinaloa, donde el cártel del Chapo y de El Mayo se partió en dos después que Guzmán Loera fuera extraditado a Estados Unidos impidiéndole seguir dando las órdenes desde la prisión, como ocurría cuando estaba en cárceles mexicanas.

 

Ahora de nada valen los parentescos y compadrazgos. Dámaso López Núñez, “El Licenciado”, y su hijo Dámaso López Serrano, “El MiniLic”, aliados con César Carrillo, hijo del extinto Amado Carrillo Fuentes “El Señor de los Cielos”, disputan a sangre y fuego el control del Cártel de Sinaloa al “Mayo” Zambada, a Aureliano Guzmán Loera, “El Guano”, hermano de “El Chapo”, y a los hijos de éste Iván Archivaldo y Jesús Alfredo Guzmán Salazar.

 

Esta disputa interna del Cártel de Sinaloa, más la guerra que sostienen contra la organización Beltrán Leyva por el control de Mazatlán, han disparado los índices delictivos y la inseguridad en este arranque de la administración del gobernador Quirino Ordaz Coppel.

 

El problema es muy serio, tanto que la Secretaría de Marina y el Ejército Mexicano han desplazado hacia Culiacán una gran cantidad de elementos, tanquetas y aeronaves, a las que se les ve constantemente sobrevolando la capital sinaloense y comunidades aledañas en las que tienen sus centros de operaciones tanto los Dámasos como los “Chapitos” y “El Mayo”.

 

En este contexto, más vale que Sonora tome sus precauciones y refuercen la vigilancia desde los primeros metros de entrada a la entidad, porque la guerra puede trasladarse hacia aquellos territorios, donde ya de por sí hay un incremento en los homicidios en Hermosillo y Cajeme.

 

 

 

Mantienen “tomado” el Congreso de Sonora

 

Los manifestantes del “No al Gasolinazo” mantienen “tomadas” las instalaciones del Congreso del Estado de Sonora, en protesta contra el gasolinazo, a pesar de que la Legislatura, sin ser un asunto que ellos puedan resolver, le envió sendos exhortos al gobierno federal y a la Secretaría de Hacienda (SHCP) para que den solución a las demandas ciudadanas.

 

Aunque por cuestiones de intereses partidistas el movimiento No al Gasolinazo se dividió en dos, lo que realmente debe importar es que las protestas de unos y otros sean atendidas y resueltas por el gobierno federal.

 

Movimientos de este tipo es muy difícil mantenerlos puramente ciudadanos, siempre va a haber injerencia de intereses partidistas, los cuales varían der acuerdo a la filiación política del gobernante en turno.

 

En Sonora, donde gobierno el PRI con Claudia Pavlovich, estos movimientos son aprovechados por los partidos de oposición al tricolor. En Baja California, donde gobierna el PAN con Francisco “Kiko” Vega De la Madrid, el movimiento ciudadano contra el gasolinazo, contra aumentos a agua, luz y prediales, también se ve enrarecido por intereses del PRI.

 

Así es la naturaleza humana y por lo tanto así es la naturaleza de los partidos políticos. 

 

Hasta la próxima.

 

Contacto: corneliomontano@hotmail.com

 

www.corneliomontano.com

 

Twitter: @corneliomontano

 

Facebook: Cornelio Montaño C.