38°C, Aeropuerto HMO, SO
Miércoles, 28 de Junio de 2017
Enero 30, 2017 > El Mentidero

La transparencia es necesaria, no debe asustar a los universitarios

Por Cornelio Montaño

La cotidianidad de la comunidad universitaria se ha visto sacudida en las últimas semanas, debido a las polémicas que genera el proceso de nombramiento de nuevo Rector de la Universidad de Sonora para el periodo 2017-2021.

 

La denuncia del Sindicato de Trabajadores Académicos de la Unison (STAUS) ante la Fiscalía Estatal Anticorrupción (FEA) por supuestas irregularidades en la administración que encabeza el rector Heriberto Grijalva Monteverde y la inusual rapidez de la FEA para aprontarse en el campus e iniciar sus indagaciones, ha metido mucho ruido al proceso.

 

El actuar de la gente del fiscal Odracir Espinoza, hace ondear la bandera del sospechosismo entre algunos grupos universitarios, afines a la Rectoría o a grupos que apoyan a los diversos candidatos, todo para llevar a gua a su molino.

 

Pero más allá de suspicacias y sospechas, lo realmente importante es que haya transparencia en el ejercicio de los recursos de la Universidad y de los mismos sindicatos.

 

La transparencia no debe asustar a nadie, salvo a quien no es o no quiere ser transparente y honesto.

 

Por el contrario, es muy necesaria esa transparencia, pues hasta hoy sólo se ha pregonado, pero en la realidad no se ha dado. La sociedad sonorense y principalmente los maestros, estudiantes, trabajadores y empleados de nuestra Máxima Casa de Estudios, merecen saber cuánto tiene la Universidad, qué se hace con los recursos y dónde se hace.

 

Es normal y entendible que el rector Grijalva Monteverde nos diga que todo está bien y es muy comprensible que su candidato Enrique Velázquez también lo sostenga y jure su lealtad y confianza al Rector, pues cómo no si llevan 16 años mangoneando los recursos de la Universidad y van por otros cuatro, quizás ocho más. No esperemos que se hagan un “harakiri”.

 

 Gestiones de “Toño” Astiazarán benefician a sonorenses

 

Con cargo de elección popular o sin él, Antonio “Toño” Astiazarán Gutiérrez no ha dejado de trabajar para llevar beneficios a los sonorenses.

 

La prueba está en el proyecto Energía Sonora, que en realidad ya no es proyecto sino una realidad, consistente en generar energía limpia y renovable a partir del viento para llevar electricidad más barata a los hogares sonorenses.

 

En primera instancia los beneficiados con este programa han sido miles de usuarios del IV Distrito Electoral Federal, al haberse instalado hace dos años en Puerto Peñasco el primer generador de energía con el viento que sopla desde el desierto y el mar sonorense.

 

Conversamos ayer con “Toño” Astiazarán, quien hoy funge como coordinador de los organismos descentralizados de la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol), y nos comentaba que este nuevo aerogenerador también se instalará en Puerto Peñasco, porque ahí es donde los vientos soplan con mayor fuerza; pero que la energía que produzca beneficiará a más de 10 mil nuevas familias de todo el Estado.

 

“El primer aerogenerador que instalamos beneficia solamente a familias del 04 Distrito, pues fue mi principal compromiso de campaña; pero ahora tendremos familias de todo Sonora, que recibirán descuento en su recibo”, nos explicó el “Toño”, quien ha sido alcalde de Guaymas y dos veces diputado federal por el Distrito IV con cabecera en ese puerto.

 

Toño no sólo cumplió con sus electores al llevarles energía más barata, sino que sus gestiones han trascendido ese periodo en la pasada Legislatura de la Cámara de Diputados y los beneficios de sus gestiones ahora se ampliarán para familias de otras partes de Sonora.

 

Para que se den una idea de la magnitud del nuevo aerogenerador de energía, Toño nos compartió fotografías de una de las aspas que mide 55.5 metros, para alcanzar un diámetro de 114 metros y una altura del aerogenerador de 120 metros, superior a la Torre Hermosillo que se encuentra sobre el bulevar Kino de la capital sonorense.

 

 Concluye una exitosa edición 2017 del FAOT

 

Rotundo éxito resultó la Edición 33 del Festival Alfonso Ortiz Tirado (FAOT 2017) en la colonial ciudad de Álamos, Sonora, con un majestuoso y multitudinario final amenizado por Los Ángeles Azules el pasado sábado por la noche.

 

Una exquisita mezcla de cultura, arte, ópera, danza y música, fue la que deleitó a los asistentes a cada jornada del FAOT 2017, del 20 al 28 de enero, y al que cada año se le van sumando más subsedes, porque sigue creciendo en calidad de exponentes y cantidad de asistentes.

 

El último reporte emitido ayer por la Unidad Estatal de Protección Civil, indica que la asistencia a la clausura del FAOT 2017 el sábado por la noche, fue de aproximadamente 40 mil personas.

 

Se aventó un cien el gobierno de Claudia Pavlovich y el Instituto Sonorense de Cultura, con esto se demuestra que Sonora es mucho más que carne asada.

 

También los municipios subsede, como Cajeme, Guaymas, Hermosillo, Huatabampo, Navojoa y Puerto Peñasco, así como Todos Santos, Baja California Sur, disfrutaron del talento de los sonorenses y de más de mil artistas de Bolivia, Chile, Croacia, Cuba, España, Estados Unidos, Guinea-Conakri, Inglaterra, Letonia, Puerto Rico, Rusia y México.

 

De acuerdo con estimaciones del Gobierno de Sonora, en Álamos ascendió a 132 millones de pesos la derrama económica con más de 100 mil asistentes en 8 días del festival. Enhorabuena y felicidades a los organizadores.

 

Hasta la próxima.

 

Contacto: corneliomontano@hotmail.com

 

www.corneliomontano.com

 

Twitter: @corneliomontano

 

Facebook: Cornelio Montaño C.