19°C, Aeropuerto HMO, SO
Sabado, 25 de Noviembre de 2017
Abril 6, 2014 > ContraPeso 16

Ernesto Munro como Poncio Pilato

Por Jesus Olivas Figueroa

Hasta cierto punto, y recalco, hasta cierto punto el "silencio" por el que había optado el secretario se seguridad pública en Sonora Ernesto Munro Palacio, se había convertido evidentemente en un tipo de aceptación de que las cosas no le estaban saliendo lo bien que quisieran las autoridades estatales.

 

Y es que aunque se había aventado algunos comentarios faltos de veracidad, impulsivos, y en ocasiones destilando desesperación, en ningún caso se había excusado de manera tan tonta como la más reciente, donde señala que la violencia en exceso que se vive actualmente en Cajeme, es consecuencia del descuido por décadas del trabajo preventivo en esa zona de la entidad.

 

Háganme el maldito favor, era cuestión de tiempo para que empezara la campaña de desprestigio a cualquier corporación, de cualquier época, a cualquier personaje, pero ya se había tardado en sacudirse las culpas que carga gracias a su ineptitud y nula experiencia en un puesto que requiere un perfil contrario al que representa Munro Palacio.

 

Culpó a que las nuevas generaciones de jóvenes crecieron sin la presencia de autoridades, es decir, la policía no existió, no sirvió de nada pues, y es que según Munro, la cercanía de las drogas hacia la gente, provocó el crecimiento de grupos delictivos que hoy en día se disputan la plaza y de ahí se derivan las ejecuciones que se han vivido en Obregón.

 

Evidentemente el seso y raciocinio del rocaportense es de un nivel tan bajo que lastimosamente indica al incapacidad en la que vive Sonora, una inoperancia que asusta, o sea, luego de cuatro años de administración, de estar al frente de la secretaría más importante en cuestión de seguridad, se da cuenta que él, el "Nuevo Sonora" pues, no es el culpable de la matazón que lastima las fibras de la sociedad cajemense.

 

No cabe duda que a Munro y sus asesores les venció la presión, el no saber que decir después de tanta sangre, de la demostración nítida de que no les alcanza el talento para parar o al menos negociar la ola de violencia que reina en la entidad, porque no solamente le pega al ámbito mediático, si no que las cifras denuncian un estado atestado de violencia en crecimiento, donde las autoridades pecan de opacidad.

 

Impresionó su discurso defensivo, dijo que si bien es cierto el número de asesinatos ha crecido, en el caso de robos a personas, domicilio y negocios ha disminuido, tan falto de tacto estuvo, que "presumió" que en septiembre del 2013 habían sido asesinadas 28 personas, mientras que en lo que va del año, el mes de enero registró una disminución, debido a que sólo fueron 20 los abatidos por las balas.

 

Sin embargo, lo que no dijo Munro Palacio fue que en lo que va del año, la ascendencia de gente acribillada lleva un ritmo superior al de cualquier otro año, es decir, Sonora se alista, para representar al país como una de las entidades más "sangrientas", como un estado que pide a gritos desesperados que vuelva la calma para los ciudadanos.

 

Declaraciones van y vienen, pero no ha habido un solo secretario que haya pasado a la historia de esta gestión de la alternancia, por mantenerse invicto en vociferar por lo menos una estupidez, y el secretario de seguridad no podía ser la excepción.

 

Ahora si que todos están cortados con la misma tijera, el cerebro Padrés ha impregnado de mediocridad la gestión que dirige, es tan evidente su miedo por perder la gubernatura en 2015, que prefieren culpar a personajes que mandataron otrora, en lugar de eficientizar su trabajo, de maquilar nuevas técnicas para abatir la delincuencia.

 

En fin, en esas manos está nuestra seguridad, en unas manos que gracias a su opacidad están llenas de sangre, así, de sangre.

 

Ecos del fin de semana...

 

El "Vinko" Sagrestano ahora ¿"colega"?

 

¡Vaya pues!, este Vicente Sagrestano si que carece de personalidad propia, o ya de plano no haya que hacer con su tiempo al frente de la Comisión del Deporte de Sonora, donde no acaba por convencer a propios y extraños de los avances que dice ha tenido.

 

Y es que primero "boxeador", argumentando que lo hizo por cuestión familiar, por una promesa hacia su hijo. Bien pues, ahora no ha dado algún pretexto, lo que sí, es que sienta un precedente, al ser el primer funcionario del "Nuevo Sonora" en incursionar en el mundo del cronista deportivo, o periodístico.

 

O sea que bastaba con ser funcionario para hablar en televisión, o escribir en un periódico, me hubieran dicho, y no hubiera estudiado los cuatro años y medio Periodismo, digo, si cualquiera se dice así, pues que chiste tener un título.

 

O será que si me pongo una bata blanca, y le tomo la presión a alguien, puedo presumir que soy doctor?, o si leo la ley federal del trabajo pudiera litigar algún caso de despido injustificado de algún trabajador, o de plano, por tomar clases de un avión fumigador, me podré hacer llamar piloto aviador, digo, si cualquiera que agarra una pluma y se expresa en televisión o radio se hace llamar periodista, por qué nosotros no podemos.

 

Si bien es cierto, la actitud del "Vinko" había tenido algunos cambios significativos, no puedo dejar pasar por alto este nuevo experimento del "enfadado" director del deporte de Sonora, creo que hacerse llamar periodista fue excesivo, se fusiló un endoso que tiene que pasar por varias pruebas.

 

Algunos se han hecho periodistas de oficio, otros por titularse como tales, pero tomar el micrófono y la pluma por enfado no es redituable, o será, le pregunto a Sagrestano, ¿crees que hace falta tu talento como periodista?, si es así, bienvenido, colega!

 

Siete años de Percepción...

 

Felicidades al colega y amigo David Parra por la invitación que nos hizo para festejar el aniversario número siete de su medio de comunicación, Percepción, del cual mostró su orgullo por haberlo hecho un medio equitativo y transparente.

 

Un festejo que cumplió las expectativas, gran convocatoria, excelente el ámbito culinario, pero mejor la variedad, ni más ni menos que el grupo Indio amenizó tan agradable tardeada recordando las más románticas y exclusivas "rolitas" de la agrupación, sobre todo, las que hicieron las delicias de las parejas de baile de los 80 as. Felicidades pues para el Profe, y que vengan más.

 

Listo...Dios los bendiga, cuide y proteja.

Cualquier duda, aclaración ó crítica mi correo es jessolfi@gmail.com Twitter @jessolfi_y