38°C, Aeropuerto HMO, SO
Miércoles, 18 de Octubre de 2017
Febrero 16, 2014 > Voz Sport

El Racismo, un cáncer que no se desliga del deporte

Por Rafael Renteria

No falta siempre el o los cagapalos que durante algún deporte salen con sus insultos racistas para tal o cual deportista independientemente de su color de piel, aspecto físico, estatura o demás. Me atrevo a decir que la gran mayoría puede hacer comentarios despectivos pero sin el afán mismo de insultar, pero siempre hay quien de plano de sale por malilla.

 

Este tema del racismo de nueva cuenta ha estado tomando fuerza en nuestro país y me refiero al futbol en donde en las últimas fechas el tema de los insultos o canticos racistas como usted le quiera decir están siendo el pan de cada en algún partido. Esto indudablemente ha generado una gran cantidad de puntos de vista, en especial de los mismos futbolistas que no concuerdan en nada con esta forma de ser que toman cierto grupo de retrogradas.

 

Si hacemos un viaje al pasado, los mexicanos en su gran mayoría no somos gueritos ni nos apellidamos Slim así como para ser muy de la realeza que digamos, por eso no sé de donde se ponen muy en su papel de jueces como para vociferar insultos racistas en especial a aquellos futbolistas negros. Incluso, he escuchado que hasta los mismos jugadores en la calentura del partido también les sale lo sangre azul y piel transparente y sacan de su ronco pecho el insulto relacionado con el color de la piel.

 

En nuestros estadios nunca falta aquel o aquellos que en la peda y ante la emoción del juego se les va la lengua de más. Hay quienes lo hacen en grupo y esto hace que se escuche en todo el lugar; esto obvio es escuchado por los jugadores que son atacados con insultos racistas. Hay otros que hacen sonidos como los changos, les tiran cascaras de plátano y si bien les va les tiran hasta con la cerveza.

Rápidamente se me vino a la mente el ejemplo del jugador italiano Mario Balotelli, quien es un jugador negro de origen africano pero quien desde niño adquirió la nacionalidad italiana. Su caso es el más representativo creo yo porque regularmente a este morro quien es uno de los mejores futbolistas del mundo le dicen de todo y hay imagines en donde hasta ha llorado del coraje o la impotencia que le da que nunca falta los imbéciles que vociferan cuanta cosa destructiva con sus palabras.

 

Aquí en México supuestamente las autoridades que rigen el futbol nomás dicen que van a hacer algo al respecto porque si se deja al no pasa nada, al rato esta situación podría ser como en otras ligas del mundo en donde el tema del racismo es más marcado y a pesar de las medidas más estrictas que se toman, es un cáncer que no se puede vencer del deporte.

 

El futbol mexicano en los últimos años se ha llenado de una cantidad importante de jugadores de color, principalmente de sudamerica. Los ejemplos más representativos son el Chucho Benítez, Kleber Boas, Narciso Mina, Wilson Thiago, Tiba, Walter Ayovi, DuvierRiascos, Dario Burbano, Felipe Baloyy muchos más. A la gran mayoría de ellos les han pasado situaciones de ese calado, lo cual es reprobable en cualquier parte del mundo.

 

La Federación Mexicana de Futbol así como según ella se la quiere dar de “hermana” de la Española o Italiana, debería de tomar cartas fuertes en el asunto y cerrar estadios si es posible como medida de castigo para quienes proliferen insultos racistas o si no el vetar de por vida a quienes sean sorprendidos dándosela de hocicones. Si esto no se detiene, seguiremos siendo parte de un aspecto negativo del espectáculo el cual no debería de estar marcado por esa situación negativa.

 

Ya no estamos a mediados del siglo pasado cuando los primeros deportistas de color tuvieron que soportar verdaderas humillaciones de parte de las personas que no soportaban que hubiera una mezcla de razas. El deporte no debe de ver colores de piel, nacionalidades ni estaturas. El deporte une y no debe separar.

 

renteria_rafael@hotmail.com  /Twitter:@rafarenteria11