33°C, Aeropuerto HMO, SO
Miércoles, 23 de Mayo de 2018
Marzo 10, 2018 > Rastrillando

Mujeres del mundo uníos…

Por Mario Munguía

La forma más fácil de hacer una investigación es “la investigación oral”, la entrevista, a la cual recurren los nuevos historiadores que viven el mundo estancando, en este caso,  desde hace 50 años –medio siglo-.

Pero, al igual que los protagonistas de aquella época que aún existen –están vivos-, también existe una documental en las hemerotecas, archivos judiciales, privados, radiofónicos y televisivos,  y sobre todo, también existe una contraparte; documentos que la gran mayoría no han sido investigados por los promotores del recuerdo de su juventud.

En las monografías y tesis editadas, solo se habla de una parte; la que conviene conservar porque es la que les ha dado una posición de intelectualidad entre un pequeño círculo de aduladores. El “pueblo”, esa gran masa que citan en sus discursos, jamás han sido consultados y, mucho menos, tomados en cuenta.

Enrique GraueWiechers, rector UNAM, la máxima casa de estudios  del país,expuso que hace 50 años el mundo era muy distinto para los jóvenes, quienes enfrentaron de manera constante un entorno de incomprensión con distintos matices de represión: “Pero los jóvenes de entonces comenzamos un cambio gradual: primero fue la música y después siguió la vestimenta; a la par las demandas por las libertades de género y apertura sexual fueron creciendo y probablemente fue todo aquello lo que alimentó un creciente espíritu de libertad”.

Ellos y ellas, conmemoraran los 50 años del movimiento del 1968.

Fuera de los recintos universitarios ¿había un mundo paralelo? ¿En México eran solo ellos, los universitarios? ¿Alguno de los protagonistas, ha dicho la verdad? ¿Qué hacían los campesinos, obreros, amas de casa, niños, viejos y los otros jóvenes no universitarios?

Aquellos líderes protagonistas del 68 y 67 son ahora muchos de ellos académicos, políticos, funcionarios públicos y herederos empresarios.

En el caso de los académicos y políticos, siguen utilizando el mismo discurso, pero ¿Qué han hecho para cambiar aquellos cambios que exigían?

Pero bueno, ellos y ellas siempre tendrán la patente de la verdad sobre el 67 y el 68.

II

A propósito de patentes. Dice la nota: “El diputado del Partido Nueva Alianza, Fermín Trujillo Fuentes, informó que ya recibió el aval de los principales cuadros del partido para que sea el candidato a la diputación local por el Distrito 18 con cabecera en Santa Ana (actualmente es por Ures), buscando de esta forma una reelección en la legislatura local, donde se desempeña actualmente por la vía plurinominal”.

Y con esa avasalladora personalidad y cinismo que lo caracteriza dijo: “Llegamos a acuerdos. Para evitar desgastes ya los aliancistas me dijeron que fuera yo, ya me reuní con los cuadros y un servidor sería, se encapricharon las bases”.

III

Y no puedo dejar pasar el tema de las benditas mujeres a quienes admiro –aclaro con sinceridad, no a todas- y respeto.

Día de la mujer, día rosa. La gobernadora las festejo y se festejó.  La escalinata de palacio, fue la pasarela por donde ellas –Natalia Rivera y Claudia Pavlovich- bajaron para encontrarse con sus iguales, bueno, esto es un decir porque hay niveles.

No estuve ahí, pero vi la foto, de esas parecidas a las revistas del glamour.

Llega ante ellas, las presentes y las saluda con una sonrisa, camina al tiempo que va saludando, al estilo del gobernador  Padres; luego, a manera de plática de amigas, inicia su discurso…

“Las invito a seguir soñando y que nadie les diga que no pueden, las invito a seguir luchando, las invito a seguir siendo solidarias las unas con las otras, las invito a no permitir más discriminación, a estar siempre tendiéndole la mano a aquel que te necesita, a aquella que te necesita”.

Estuve fuera de palacio, no estaba anotado en la lista y, junto a mi lado, una señora discutiendo con los judiciales encargados de la seguridad, no la dejaron pasar, tampoco estuvo en la lista de invitados especiales. Pobre mujer, fue víctima de discriminación, la muchacha encargada de la lista, no le tendió la mano, simplemente la ignoro.

Adentro, el escenario, en primera fila un pequeño contingente -2- del poblado Miguel Alemán, de mujeres Triquis portando su güipil rojo, a su derecha se ven dos damas Seris; la primera y segunda fila, fueron destinadas a ellas y las policías, las demás sillas, fueron ocupadas por las mismas mujeres de hoy y ayer.

Mientras esto sucedía en palacio, en los barrios estaban las Lupitas, las Panchitas y las Chuyitas, trabajando, haciendo tortillas o en las maquilas, y en el mejor de los casos, limpiando la casa de alguna de las festejadas en palacio para sacar el “diario” para sobrevivir, todas ellas mujeres emprendedoras, trabajadoras que, con el mismo vestido de todos los días, pero eso sí, limpiecito y planchadito, salen antes que el sol a iniciar su emprendedora cruzada, no importa si hace frio o calor o llueva. Ellas, a veces ni su cumpleaños pueden festejar.

Pero mejor a’i se las dejo. Dijo Mario Welfo, el director del ISC que esta junto la diputada Flor Ayala, revisando las reformas que harán a la Ley de Cultura del Estado; dijo que está muy mal. Ya veremos qué pasa…¡¡¡SARAVAH!!!

mtesota@gmail.com

@mariomunguia8