26°C, Aeropuerto HMO, SO
Lunes, 20 de Noviembre de 2017
Octubre 1, 2017 > Rastrillando

Vanidad o poder…

Por Mario Munguía

No fui, pero ya la vi en lo que es una síntesis (trillers le dicen ahora) del documental “La muñeca tetona” de Diego Osorno y AlexandroAldrete. Los entrevistados, intelectuales orgánicos, argumentan sus “porqués” de la fotografía. Se justifican y defienden su relación con el poder; la Elenita (Poniatowska) como siempre, tierna e inocente –mmm-; contrario a la Denise Dresserque dice “los intelectuales no sucumben por el dinero, sino por la vanidad”.

 

Carlos Salinas de Gortari era presidente de la Republica cuando fue tomada la fotografía que revela la relación íntima entre el poder político y la intelectualidad que navega con la bandera de la izquierda.

 

Porfirio Díaz, presidente, tenía una estrecha relación con los intelectuales franceses, así lo muestra “la historia no escrita” oficialmente. Igual, los líderes revolucionarios que ganaron el control del país y, con esto, el poder económico y político, con Vasconcelos a la cabeza de selecto grupo de gente pensante.

 

Luis Donaldo Colosio, quien sería el heredero de la presidencia porque Salinas de Gortari así lo dispuso, también tenía ese acercamiento con los intelectuales, solía reunirse con ellos y ellas en tertulias bohemias, una vez al mes.

 

Los políticos viejos, leían mucho, gustaban de las bellas artes y el bel canto; un ejemplo, entre muchos que hay, don Carrillo Marcor, gobernador de Sonora por circunstancias ajenas a sus deseos en ese momento, sustituyo a Carlos Armando Biebirich también, por circunstancias nada agradables para él y Sonora.

 

El punto es que, don Alejandro tenía una biblioteca en su casa, de más de 5 mil libros que fueron donados a la biblioteca de la Universidad y la biblioteca del ISC. Una colección de discos impresionante y muchas obras de arte –esculturas y pinturas, y etnográficos-. Leía, escuchaba música y admiraba la belleza, el arte.

 

Lo escuche conversar con Fortino León Almada, periodista, sobre literatura: Pellicer, Rulfo, Cortázar y desde luego de Renato Leduc, amigo de Fortino. Citaban parte de los textos, lo relacionaban con otros autores, “futurizaban” el camino de la literatura pero, no, no hablaron de política ni del evento que en ese momento iba a realizarse.

 

La relación intelectuales – gobierno no debería tener ningún problema, es necesaria y en estos momentos urgente. La nueva generación de políticos –herederos del poder-, no leen, no conocen nada de las bellas artes; ejemplos: el 99.9 %

 

Las frases comerciales más que políticas, el excesivo cuidado de la imagen corporal y vestir, la búsqueda de espacios con glamour para sus eventos, son los detalles por los que se aleja la gente y ya no cree en ellos y ellas, sin olvidar la impunidad y corrupción. Esto en cuando a los políticos.

 

Los intelectuales –como bien los nombro Salinas de Gortari- orgánicos, siempre han vivido del presupuesto, unos mejor que otros, pero todos bien. Ninguno es independiente, ni los del Colegio de México, ni los del Colegio de Sonora, por poner dos ejemplos que podríamos nombrarlos como  “templos del saber”, ahí habita lo más elevado de la intelectualidad mejicana y universal.

 

La dulce e inocente Elenita, al igual que su generación, son los que más provecho le han sacado a “su intelectualidad”, Aguilar Camín, Krauz, el Monsiváis en su  momento, entre muchos otros, que dicho sea, han producido libros y arte; a nivel de provincia podemos decir que Nacho Almada, Mónica Luna, Álvaro Bracamontes y Aquiles Fuentes y ahora el Aarón Grajeda. Los intelectuales son un mal necesario para el gobierno, pero hoy no los han sabido utilizar.

 

Y para no dejar a nadie sentido podemos decir que dentro del medio periodístico también hay periodistas orgánicos y pocos, con grado de intelectuales, que pregonan ser la verdad absoluta, la independencia y la libertad. Bien por lo que se creen ser. Pero bueno, para que asustarse, si en este país el que no corre vuela.

 

Mientras se desgarran las vestiduras, este país sigue sufriendo el cáncer de la desigualdad, la impunidad y la corrupción.

 

El sismo de este pasado día 19, mostro una vez más de que estamos hechos los mejicanos –con J de jodidos y minúsculas-. Los hoy llamados milleniums, más la gente pobre, fueron los primeros en salir a ayudar a la gente caída; minutos, pero muchos minutos después, salió el gobierno a decir que se iba a hacer y cuanto iba a costar la “reconstrucción” –en ese momento no pensaron en la gente-; al siguiente día, salieron los oportunistas políticos a medrar de la tragedia, como aves de rapiña, como hienas.

 

Mientras en Chiapas, la gente moría, enfermaba, traía hambre y sed, la “primera” dama se preocupaba más por su peinado; En Oaxaca, los desalmados robaban, violaban y mataban a un grupo de voluntarios que iban a repartir ayuda; en la Ciudad de México, encima de los escombros, los políticos preocupados porque “su edificio” ya no es seguro (seguramente harán otro, al tiempo); el INE declarando que las prerrogativas de los partidos –que son multimillonarias-, no pueden ser canalizadas para ayudar a la gente jodida. Los hipócritas dirigentes de los partidos, manipulando cifras para supuestas ayudas.

 

Aquí, en Sonora el diputado PLURINOMINAL (también fue igual, PLURINOMINAL de Senador y diputado federal) Fermín Trujillo Fuentes, del partido rémora llamado el PANAL anda más preocupado de perder las pluris y declaro que: “Eliminar las pluris abre la puerta al autoritarismo”, y yo agregaría “y a mi futuro” –el de Fermín, no él mío.

 

Voy a citar al DrShivago, porque luego dicen que “no quiero” al Líder del STIRT nacional –cierto, lo odio, ya lo declare públicamente ¡ops!- “porque el dirigente local del Stirt, José Cruz Victorín Figueroa ande otra vez alborotado con la ilusa idea de ser candidato a diputado, con eso de que se ha erigido como un auténtico adalid recolector de ayuda para los damnificados por los sismos en la Ciudad de México y otras ocho entidades del Centro y Sureste del país”. Que conste, no lo digo Yo lo dice él.

 

Pero lo peor. El caso de la escuela, Colegio Enrique Rébsamen donde a la dueña le preocupo más sus muebles Luis XV y su camioneta de lujo que los niños sepultados y los que se salvaron. Y, como en el caso de la guardería ABC de Hermosillo, de donde partieron 49 Angelitos por culpa de la impunidad y corrupción, la justicia del hombre nunca llegara.

 

Pero mejor a’í se las dejo. No vaya ser que se enoje el Medina. Y po’s sigo esperando la promesa que me hiciste–tu no Medina- desde el mes de mayo -5 meses han pasado ya-, yo ya cumplí…¡¡¡SARAVAH!!!

 

mtesota@gmail.com

@mariomunguia8

www.vocesdeldesierto.com