28°C, Aeropuerto HMO, SO
Sabado, 23 de Setiembre de 2017
Abril 3, 2017 > Rastrillando

Sensibilidad…

Por Mario Munguía

Los días pasan rápido, y la vida se va apagando lentamente y no nos damos cuenta; aplica para todo, natura no se equivoca.

 

La extinción de la vida animal sufre hoy una aceleración provocada por los hombres y mujeres que ni siquiera saben que también ellos y ellas son parte de esos animales que habitamos el planeta.

 

Se dice que los dinosaurios al igual que las plantas desaparecieron con la explosión generada por el choque de un aerolito con el planeta tierra. Poca fue la vida que supero el impacto y, gracias a ello la vida en la tierra supero la tragedia y evoluciono para sobrevivir.

 

Los científicos han luchado, desde siempre, para que los gobiernos y la gente reaccionen ante la inminente catástrofe que pudiera ocurrir. Simplemente no hacen caso, y a ellos y ellas -los científicos- los llaman locos.

 

Un ejemplo de “fiereza” de aquellos animales que caminaron por la faz de la tierra es el tiranosaurio Rex, cuya piel, al igual que todos, era “dura” por muchas razones de los tiempos que habitaron el mundo.

 

Pero hoy, gracias a la ciencia, han descubierto que “existió una  especie de tiranosaurio que habría vivido en el periodo Cretácico tardío, cuyos restos fosilizados bien conservados permitieron determinar que tuvo una piel sensible, la cual posiblemente le ayudó a capturar a sus presas”.

 

Dicen los investigadores estadunidenses, que  este dinosaurio vivió hace unos 75 millones de años y medía unos dos metros de altura y nueve metros de largo desde el hocico hasta la cola.

 

En el argot político-periodístico, se habla de “piel sensible” cuando un personaje enfurece cuando no le dan lisonjas y arremete contra aquel  que ha osado decir “la verdad”.

 

También, en este mundillo de la política a la mejicana (con J de jodidos), a los políticos de la posrevolución del ’10 se les señala como dinosaurios y a sus herederos bebe saurios. Actualmente estos últimos son los que controlan el poder en base a su sensibilidad, y no necesariamente “social”, sino a la delicada piel que los cubre y les da la imagen necesaria para figurar en las páginas de sociales.

 

Un amigo me pregunto el otro día qué sí que quiero decir en mis desfiguros (la palabra desfiguros es autoría del Dr. Shivago); entonces le dije lo que decía el Fausto Soto Silva cuando no sabía la respuesta (por lo general así sucedía, pero todos y todas le daban por el lado) “que lo –avirigüe- Vargas”.

 

II

 

A partir del gobierno de Lázaro Cárdenas, se empezó a escuchar la retórica, populista y demagógica frase: “Hoy tenemos que saldar la deuda histórica que gobiernos y sociedad tienen con los pueblos y comunidades indígenas”.

 

Bueno, resulta que una vez más; sí, una vez más (ya perdí la cuenta), se llevó a cabo una (otra más) consulta para –aplica frase-: “Hoy tenemos que saldar la deuda histórica que gobiernos y sociedad tienen con los pueblos y comunidades indígenas”.

 

Los organizadores de la “consulta”fueron la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, Secretaría de Gobernación, Comisión Estatal de Derechos Humanos de San Luis Potosí, Oficina del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, UN Global Compact y Objetivos de Desarrollo Sostenible de la ONU, y se ha celebrado en la ciudad de San Luis Potosí. Nota de Proceso publicada el día 27 de marzo.

 

Y me pregunto: ¿habrán sido consultados, según el INEGI, el 21.50% de los 119 millones 530,753 personas indígenas? Insisto, es pregunta con interrogación.

 

III

 

Y ya que andamos con esto de los nativos (etnias les dicen ahora porque, dicen, así  se respetan sus derechos humanos) y como diría José María Leyva Pérez, más conocido como el indio Cajeme "antes como antes y ahora como ahora", resulta  que…

 

A pocos días que inicie la Semana Santa o Semana Mayor, de esta cuaresma donde los chapayecas no recorrieron las calles porque seguramente inspección y vigilancia se los prohibió, o en su caso, les quisieron cobrar uso de suelo; o qué sé yo.

 

Los únicos fariseos (no chapayecas) venidos del Chois, Sinaloa, fueron vistos en los bulevares bailando cumbias a cambio de una limosna.

 

Pero como los tiempos cambian, en la Nación Yaqui también hay cambios; no hace mucho tiempo, en los 8 pueblos, no se permitía ningún acto que no fuera relacionado con la tradición pagana de la cuaresma, era sagrado el tiempo y el espacio.

 

Para los viejos de la tribu, queda claro que su presencia ya no se respeta como “antes”; hoy son otros tiempos y, si alguien ha sabido aprovechar los “cambios” posrevolucionarios son ellos, los Yaquis.

 

Por eso, la Gobernadora Pavlovich fue y organizó lo que han dado en llamar la quinta feria de servicios en comunidades Yaquis, donde les cortan el pelo (literal), les reparten pintura, laminas galvanizadas y de cartón, cemento entre otras cositas; becas para que estudien; bueno, aquello era un derroche de bienaventuranzas pactadas por los dos gobiernos de este hermoso Estado de Sonora.

 

Y también “recursos para rehabilitación de centros ceremoniales” las ramadas pues, donde la señora gobernadora “dialogó con las autoridades tradicionales de los ocho pueblos Yaquis, y ahí, en el sagrado espacio del tradicional gobierno ancestral, reafirmó compromisos y su decisión de seguir resolviendo necesidades de acuerdo a las posibilidades del estado”. Así dice el boletín.

 

Pero lo que más me gusto, es que la señora dijo: “No hay sonorenses de primera ni de segunda, quiero que todos los sonorenses tengan una vida y una vivienda digna”.Me imagino que incluye a todos: criollos, blancos y morenos, del sur y del norte, de la sierra y la costa.

 

Y como dijo el indio Cajeme, “antes como antes, ahora como… siempre”.

 

IV

 

Alfonso Guerra González fue diputado por el Partido Socialista Obrero Español en 1977,  y como la madre patria nos ha enseñado mucho de lo que hoy somos –ni modo, así es, por eso hablamos castellano (español también le dicen)-, este celebre político peninsular, acuño una frase  “El que se mueve no sale en la foto”; en México, Don Fidel Velázquez Sánchez líder de la CTM hasta su muerte la retomo y en los momentos previos a “elegir democráticamente” a los candidatos del PRI, solía expresarla.

 

Eran los años felices del partido hegemónico, autoritario y represor de los ’70 (nada ha cambiado, hoy sucedió en el poblado Miguel Alemán); la bella época del entonces gobernador de Guerrero, Rubén Figueroa Figueroa, conocido como “El tigre de Huitzuco”, quién en su folclórico hablar dijo “La caballada esta flaca”.

 

Bueno, el punto es que hoy el markenting, o sea, la publicidad política de los pretensos candidatos se basa en la imagen y frases “comerciales” como si anduvieran vendiendo gansitos diciendo “recuérdame”, incluso, hasta los apodos sustituyen su nombre, ahí tenemos “maloros”, “patos”, “flauers”,”kitis”,  etcétera.

 

Y todos quieren salir en la foto; pero estos sí que ya tienen años moviéndose en busca de cualquier reflector que se encuentran en sus caminos y, flacos flacos no están.

 

Lo mismo sucede en el PAN y el PRD y, ahora hasta Morena que cabalga como raza española, de esos andaluces bailadores que sorprenden hasta al más incrédulo. Obvio, también andan unos asnos y mulas y mulos.

 

Pero en fin, dicen que aún no son los tiempos de buscar la liana para seguir pegado a la ubre.

 

Pero mejor a’i se las dejo. Se las ice larga, espero no tengan la piel sensible y sí, hay que de perdida hacerse un “selffie” para salir en la foto…!!!SARAVAH!!

 

mtesota@gmail.com

@mariomunguia8

 

www.vocesdeldesierto.com