16°C, Aeropuerto HMO, SO
Diciembre 4, 2016 > Rastrillando

Funcionarios honestos…

Por Mario Munguía

La semana pasada, Enrique ClaussenIberry, director general, dio una conferencia de prensa acompañado de un grupo de directivos del Isssteson. Al parecer, la intención era dar a conocer las medidas administrativas y financieras para solucionar el rezago financiero-administrativo –valga la redundancia- que viene cargando, dicen, desde la administración pasada. El impacto mediático que esperaban, no sucedió.

 

Fuera del círculo rojo; la opinión pública y los derechohabientes, dicen, “se destapo la cloaca”, pues aseguran que el quebrando viene de mucho tiempo atrás y que tarde que temprano esto sucedería.

 

Como está sucediendo en el IMSS e ISSSTE a nivel federal: la falta de medicamentos, los “fondos” destinados a las pensiones y jubilaciones, y los servicios médicos, son ya un panorama incierto para los derechohabientes de estas instituciones, incluido el Isssteson.

 

Un año ha pasado, y la señora gobernadora asegura que ya paso la etapa del “rescate”, ahora viene la “reconstrucción”. Entonces, pregunto: ¿Por qué no le dicen la verdad sus funcionarios? La ciudadanía, los sin voz, ya empiezan a dudar y a lucubrar sobre su administración que apenas empieza.

 

Para alcanzar una pensión, el ciudadano común debe tener una cantidad de semanas computadas, mismas que pasan los 15 años de trabajo efectivo, y 60 años de edad, con sus respectivas aportaciones que le descuentan de su salario (la gran mayoría, salario mínimo), y los jubilados, aportar 30 años de su vida para obtener su retiro.

 

Fue en periodo el gobernador Eduardo Bours que quiso aplicar una solución al problema que hoy vive la institución; pero, los funcionarios, que algunos aun lo eran, y siguen siendo, buscaron la forma legaloide de contradecir la disposición del señor gobernador, su jefe.

 

Resultado: demandaron. “Es un procedimiento normal que todos los pensionados tenemos derecho cuando no estamos de acuerdo con las pensiones que se fijan” dice Wenceslao Cota Montoya, que ahora ocupa la delegación de la Secretaría de Gobernación; y delegado Federal del Trabajo (juez y parte) el 2013 cuando “metieron” la demanda contra el Isssteson. Mi pensión es de $2130 pesos mensuales y no estoy de acuerdo, pero nada puedo hacer, igual hay miles de pensionados y jubilados.

 

El actual delegado de la Secretaría de Gobernación, Wenceslaco Cota Montoya, tiene una pensión mensual de 158 mil 815 pesos, y junto con él, un  grupo selecto de personajes priistas que, unos trabajan como delegados federales, y otros con el “maloro” Acosta el alcalde y el gobierno de Claudia Pavlovich .

 

Además de la insultante “pensión”, recibieron entre los 3 y 4 millones de pesos de retroactivo al momento de “ganar” la demanda.

 

El Gobernador Guillermo Padrés Elías, recibió en el 2010 una deuda de 17 mil 287.4 mdp; para el 2015, dejo una de 22 mil 853 millones 800 mil pesos.

 

 El Gobierno de Claudia Pavlovich Arellano, a un año de distancia (2016), ya aumento a 32 mil 538 millones de pesos. De este aumento, 5 mil millones, aprobados por la mayoría en el Congreso del Estado, se suponía estaban destinados a “resolver” el rezago en educación e Isssteson; aún no se explica el uso y destino de los 5 mil millones de pesos aprobados; y así, la deuda se incrementó de 22 mil a 32 mil millones (10 mil millones la diferencia en un año ¿por qué?).

 

La Universidad de Sonora también salió a relucir en la conferencia de prensa de don Enrique, al igual que una treintena de municipios que según, tienen adeudos por muchos millones de pesos con el Isssteson.

 

Lo cierto es que los municipios, en su mayoría, no tienen ni para pagar a sus empleados y servicios, además, están muy lejos para aclarar su posición al respecto; pero,  don Heriberto Grijalva  Monteverde, el señor Rector, presto aclaro que la universidad no tiene adeudo con el Isssteson y dijo:  “Rechazó de manera categórica exista un adeudo de la Máxima Casa de Estudios con el organismo estatal, por lo que la Universidad no tiene adeudos, ya que  no le paga directamente a Isssteson, debido a que el subsidio que reciben  se les descuenta por parte del Gobierno del Estado”.

 

Y como soy muy mal pensado (me refiero a mí mismo), y si la memoria no me falla, cada vez que hay cambio de rector, surgen “problemillas” generados desde el Estado, y esta supuesta deuda que curiosamente señala el señor Claussen director del Isssteson, ya la habían dicho, días atrás, la dirigencia del Sindicato de Trabajadores Académicos de la Universidad de Sonora (STAUS),  quien acusó a la institución (directamente al rector) de mantener un adeudo económico en materia de servicios de seguridad social, por el orden de 142.5 millones de pesos. Misma información que les proporciono –dicen los del STAUS- Leonardo Félix Escalante que trabaja como asesor del señor Claussen (que también quiere ser rector don Leonardo).

 

Pero usted amigo, amiga lector-lectora, tiene la mejor opinión.

 

Por eso, mejor a’i se las dejo. Ya pueden dormir tranquilos, “Mauricio Farah –secretario general del Congreso de la Unión-aclaro que los diputados federales no recibirán, por tratarse de fin de año, una cantidad superior a los 700 mil pesos por distintos conceptos, sino unos 400 mil, que se suman por su dieta mensual, el aguinaldo y apoyos económicos para su desempeño legislativo”usted obrero u obrera recibirá de aguinaldo 2 mil 921 pesos con 60 centavos, pero tienen derecho a demandar dice el Wense…!!!SARAVAH!!!

 

mtesota@gmail.com

@mariomunguia8