12°C, Aeropuerto HMO, SO
Domingo, 17 de Diciembre de 2017
Junio 20, 2016 > Rastrillando

Elecciones intestinas

Por Mario Munguía

Viene el titulo por aquello que dijo Don Fidel Velázquez, CTM-PRI: “quien se mueve no sale en la foto”...50 años después,  el actual presidente de la república de extracción priista, y más concretamente del Grupo Atlacomulco, Enrique Peña Nieto dijo: “Quien se mueve sí sale en la foto; el desempeño definirá a aspirantes en 2018”. Diario Excélsior.

 

Cierto, hoy son otros tiempos, donde las redes sociales han permitido una mayor participación ciudadana en los procesos políticos. La gente ya perdió el miedo a actuar y externar su opinión ante los acontecimientos que antes eran solo para los que vivían en el mundo exclusivo para la élite gobernante.

 

En el PRI, la elección de sus candidatos, sean para un puesto de elección o, para dirigir su partido, es “seleccionado” por un supuesto sistema (cupular) democrático que han dado en llamar “candidato de unidad”. Las “bases” lo vienen conociendo cuando él o ella, levanta la mano para protestar ante las “fuerzas vivas“que le han dado vida y permanencia durante los últimos 100 años; después de haber pasado por una “independencia” y una “revolución” (así entre comillas).

 

En el México del siglo XXI, ante el hartazgo y desesperación de la gente, inicia la etapa de la “alternancia”, donde los empresarios participan abiertamente en las contiendas de elección a gobernantes; y, es Vicente Fox Quesada militante del Partido Acción Nacional, quién gana la presidencia del 2000 al 2006.

 

A diferencia del PRI, las elecciones internas para elegir candidatos a la dirigencia o de elección, el Partido Acción Nacional (PAN) abre sus procesos donde “la guerra intestina” permite la participación de todo aquel que se sienta con la suficiente capacidad para “ser el elegido”.

 

A nosotros los analistas-periodistas provincianos nos asusta que esto suceda, pues tradicionalmente lo que hacía el PRI no permitía critica alguna, pero hoy, hoy, hoy (dijo el Fox)…vivimos la era del ciberespacio y la globalización.

 

Y como es común, los intelectuales orgánicos de café, empiezas a sacar conjeturas como: “Javier Gándara tiene su candidato que es Adrián Espinoza que a su vez denuncia que funcionarios de su partido a nivel nacional, ha estado presionando a diputados locales y presidentes municipales para que apoyen a David Secundino Galván”.

 

Mientras, Ernesto Munro, también aspirante, ha venido recorriendo el Estado desde hace tiempo atrás, promoviéndose para dirigir a su partido de toda su vida política, el PAN.

 

David Figueroa, Enrique Torres y “el Pancho” García, han jugado el papel de “aspirantes”, pero como la democracia es “dirigida” diría Guillermo Hopkins (PRI), esperan el último minuto para adherirse a su candidato de “unidad” por el bien del partido.

 

Los exgobernadores Manlio F. Beltrones (PRI) y Guillermo Padres (PAN), siguen manteniendo su fuerza al interior de sus respectivos partidos, y de esto no hay que asustarse porque la vida política-democrática de este país es y seguirá siendo así.

 

Ambos han sido objeto de campañas negras donde los enemigos que deberían ser contrincantes, se comportan como “talibanes- fundamentalistas” que ensucian los procesos que se supone, deberían ser democráticos, e intervienen en asuntos que no les competen. Mientras, ellos siguen haciendo su trabajo.

 

Después de la revolución de 1910, los mejicanos (con J de jodidos) creyeron que el cuerno de la abundancia (así le llamaron a México en la primera mitad del siglo XX) seria para todos, pero como dice la voz populi “solo voltiaron la tortilla”, y a 100 años de distancia la democracia ha permitido la alternancia que hoy se empieza a descomponer por las nuevas generaciones de aprendices de políticos que heredaron o arribaron a “su” partido.

 

Pero bueno, gajes del proceso democrático que solo está diseñado para el círculo rojo de este maravilloso país llamado México.

 

II

 

Dice mi amigo  Carlos Moncada Ochoa en su publicación del día viernes 17 de Junio del presente año, cito: “Hay signos de que se pretende reformar la Ley de Cultura con el propósito de crear la Secretaría de Cultura en lugar del Instituto Sonorense de Cultura. Y eso, a espaldas de los sonorenses que se ocupan de las tareas culturales”.

 

Y yo digo: Sé habían tardado.

 

“Las políticas públicas, en su frecuente imposición, son tomadas a menudo como decretos divinos e incuestionables. Y para ser instauradas, esas políticas requieren, además de quienes las imponen, quienes las acaten sin chistar”.  Gilberto López y Rivas.

 

Y como vivimos en un país mágico –porqué todo es mágico-, donde los pueblos y ciudades crecen al conjuro de los chamanes y, los nativos rinden pleitesía a los monárquicos –hoy- llamados políticos, que basados en sus consultas y foros, seguramente sé lograran los designios para la creación de la Secretaria de Cultura.

 

Pero mejor a’i se las dejo. David Galván es un político joven que ha realizado su trabajo y bien; como dicen en el argot político “tiene buena mano izquierda”, su segundo nombre Secundino, creo que no aplica…!!!SARAVAH!!!

 

mtesota@gmail.com

@mariomunguia8