27°C, Aeropuerto HMO, SO
Miércoles, 16 de Agosto de 2017
Mayo 23, 2016 > Rastrillando

Te voy a cambiar el nombre….

Por Mario Munguía

La nota periodística da cuenta de un documento donde Cristóbal Colón informa de su llegada a lo que hoy conocemos como América.

 

“La misiva acabó en la biblioteca del Congreso estadounidense años después de haber sido robada en la ciudad italiana (Florencia). Según el cuerpo de Carabinieri, está valorada en 1 millón de euros (1.3 millones de dólares) pero fue vendida por 400 mil dólares en 1992 en una subasta en Estados Unidos y después entregada por un donante anónimo al Congreso”.

 

 

La carta está fechada en 1493, “un año después de la llegada de Colón al actual archipiélago de las Bahamas. En ella, informa a los reyes de varios países europeos sobre su llegada a América”. jornada.unam.mx

 

 

Cristóbal Colón, se considera el primer occidental –hombre blanco y barbado- que entró en contacto con los pueblos indígenas de las Américas.

 

 

Han transcurrido poco más de 400 años de aquel primer encuentro de dos mundos. Y todavía hoy, se sigue legislando, realizando foros, comisiones etcétera, etcétera y, los nativos de este continente siguen sufriendo el desprecio, xenofobia y explotación.

 

 

“No debemos permitir que estén el olvido y en el rezago”, espeto la gobernadora Claudia Pavlovich frente a los maestros delegados indígenas, líderes sindicales, diputados locales y federales que se dieron cita en el segundo Parlamento Nacional del Magisterio Indigenista, organizado por el SNTE, y los anfitriones son la sección 28 y 54 de Sonora; y una representante de la UNESCO. Dijeron que el objetivo es “para discutir y analizar nuevas metodologías para entender y ampliar los caminos hacia una mayor diversidad cultural en los pueblos indígenas”.

 

 

Dicen que la esperanza es lo último que se pierde.

 

 

II

 

 

Y como dice Don Carlos Moncada, cito: “Son los mismos. En cada administración municipal intentan cambiarle el nombre a Hermosillo. Desgranan, gustosos, sus conocimientos históricos y hacen ostentación de su amor a los antiguos, antiquísimos indios que cazaban cachoras en la región”.

 

 

Hoy Hermosillo cumple 316 años –oficialmente- de su fundación, gracias a los hombres de “cuera” que llegaron a conquistar Cíbola y Quibira.

 

 

Pero hay que evolucionar dijo el alcalde que prefiere su apodo a su nombre de pila, “el maloro” Acosta, y por eso a partir de “mi administración”, este año las Fiestas del Pitic cambiaran de nombre a Festival Internacional del Pitic.

 

 

¡Ah! Y también “consultaremos a la ciudadanía para cambiarle el nombre a Hermosillo”. Me imagino que está pensando en dejar huella, su sello muy personal para así, pasar a los anales de la historia.

 

 

Cuenta la historia que fue el Alférez Juan Bautista de Escalante de la Compañía Volante y el Padre Adamo Gilg, que llegaron en 1700 acompañados de un destacamento militar, y la nombro La Santísima Trinidad del Pitic.

 

 

Así se llamó hasta 1828, cuando gracias al triunfo de la Independencia se le cambia el nombre de Hermosillo, en honor al Comandante Jalisciense José María González Hermosillo quien llegó en la guerra de independencia hasta Sinaloa bajo las órdenes del cura Miguel Hidalgo, y este, el cura, lo honro con su nombre (segundo apellido) al último bastión de la nación.

 

 

Pero eso sí, hemos evolucionado y eso nos permite festejar, la expogan, es el mejor ejemplo de modernidad y evolución social y económica donde, como dice la canción (a ritmo de tambora): “… Cajeme tan rico, donde hasta le mas chico, gasta su tostón (incluirían a los Yaquis, es pregunta sin interrogación). Pueblito tan manso, frijol y garbanzo, le diste a Obregón. Tan lindo Hermosillo, pueblito sencillo,en donde yo viví…”

 

 

Pero mejor a’i se las dejo. Parece que en Hermosillo no hay problemas de ningún tipo, por eso, tenemos tiempo para pensar cual será el nombre del newhillo…!!!SARAVAH!!!

 

 

 

mtesota@gmail.com

@mariomunguía8