29°C, Aeropuerto HMO, SO
Jueves, 17 de Agosto de 2017
Octubre 21, 2015 > Rastrillando

Mi sueño es ser…

Por Mario Munguía

Situación a veces aprovechada por los políticos de manera eficaz, otras, como “armas” para golpear sin consideración a sus opositores. Aquí, lo que menos importa es la solución a la problemática que crece día con día y el beneficio a la comunidad que se supone representan.

 

Frases “bonitas”, demagogia pura que, se acompañan de la pose para la fotografía que mandaran anexada al boletín oficial a todos los medios, sean “chicos” o grandes.

 

Pero lo cierto es, que la ciudadanía ya está pendiente, ya son parte de los medios que, sin ser reporteros  fungen como “medios de comunicación”, y es el twitter y Facebook el que utilizan para expresar su descontento, su frustración y su coraje. ¡Cuidado!

 

Pero aun así, los medios tradicionales-Radio, televisión y prensa escrita-, siguen marcando el camino de la información generada, donde los políticos (funcionarios públicos) deben entender que sus actos públicos y privados, están en la mira de aquellos periodistas comprometidos con el oficio de la tan recurrida libertad de expresión.

 

Actualmente, cada diputado(a) -federal o local-, presidente(a) municipal, secretario, gobernador(a), tiene su equipo de “enlaces de comunicación” que buscan el mejor ángulo para la fotografía y la mejor frase y, además, son los que “convencen” al reportero o periodista a incluirlo en su columna o nota, de preferencia sugieren la primera plana y de ser posible “la de ocho”. “A’i te la encargo” dicen.

 

Los medios de comunicación, salvo algunos, en el sexenio pasado, fueron mal tratados, incluso, literalmente golpeados por no rendirle pleitesía al gobernador o algunos de sus funcionarios, olvidándose que los medios no están al servicio particular del “señor”. Fue una mala época para el periodismo en Sonora.

 

Cada gobernador tiene su estilo para tratar con los medios, pero han respetado su libertad de expresarse. En muchos de los anteriores sexenios, son los encargados de “enlaces” con los que los reporteros y periodistas tienen fricciones, unos por el solo hecho de “caerle mal” o simplemente porque así les ordenaros que fuera el trato.

 

Hoy, los medios de comunicación llegan más allá de las puertas de los palacios de gobierno; los medios tradicionales, hoy se apoyan en las herramientas tecnológicas para expandir la noticia, sin perder la esencia. El oficio del periodismo, dicen los políticos, es la profesión más peligrosa que se desarrolla en México; se formaron comisiones especializadas para su protección. Pero en la realidad, esos mismos políticos que forman las comisiones, quieren tratar a los periodistas y reporteros como sus empleados, y no es así.

 

Los reporteros y periodistas piden un trato digno, de igualdad de oportunidades como cualquier otra profesión; respeto a su medio, pues hoy, ya no hay medios “chicos” ni grandes, gracias a los avances tecnológicos. ¿Es mucho pedir?

 

En fin, y como canta HectorLavoe: Tu amor es un periódico de ayer /que nadie más procura ya leer /sensacional cuando salió en la madrugada /a mediodía ya noticia confirmada /y en la tarde materia olvidada. //Tu amor es un periódico de ayer /Fue el titular que alcanzó página entera /por eso ya te conocen donde quiera /tu nombre ha sido un recorte que guardé /y en el álbum del olvido lo pegué…//y fuimos ambos la noticia propagada…y en la tarde materia olvidada.

 

Pero mejor a’i se las dejo. Cortita, pero sustanciosa. Espero que llegue a entenderse…!!!SARAVAH!!!