20°C, Aeropuerto HMO, SO
Lunes, 25 de Setiembre de 2017
Octubre 8, 2015 > Rastrillando

La Infanta Cristina…

Por Mario Munguía

Cuenta la historia que existió, por allá, en el reinado de Felipe III, un amigo y cómplice, su nombre: Francisco Gómez de Sandoval-Rojas y Borja, más conocido como Francisco de Sandoval y Rojas, fue el V marqués de Denia, I marqués de Cea, Sumiller de Corps, Caballerizo mayor, I duque de Lerma y desde 1599, primer ministro de Felipe III (1598–1621).

 

Cuentan que “Fue el hombre más poderoso del reinado de Felipe III. Se hizo inmensamente rico a costa de saber manejar el tráfico de influencias, la corrupción y la venta de cargos públicos. Por otra parte, fue un verdadero mecenas de la Villa Ducal de Lerma en Burgos, donde empleó gran parte de su fortuna en engrandecerla y embellecerla contratando a los más sobresalientes arquitectos y utilizando los mejores materiales”.

 

El duque de Lerma, “efectuó una magistral operación inmobiliaria seis meses antes del traslado (se refiere a la corte de Madrid), comprando propiedades e invirtiendo en su propio beneficio. Es lo que modernamente se conoce como especulación. Algunas de estas propiedades, como la llamada Huerta de la Ribera, se las vendió años después al rey, pocos meses antes del regreso de la corte a Madrid. Compró también un palacio a don Francisco de los Cobos, edificio que vendió al año siguiente también al rey y que fue convertido en palacio real”.

 

Se sabe por los documentos que se conservan que ya en 1603 existen ciertas maniobras y acuerdos entre el alcalde de Madrid y el duque.

 

500 años después, o séase, hoy, La infanta Cristina,”la hermana del Rey Felipe se sentará en el banquillo como supuesta cooperadora en dos delitos fiscales, con la única acusación del pseudo sindicato ultra Manos Limpias. La Fiscalía y la Abogacía del Estado no le acusan. Urdangarin (esposo de la infanta Cristina) se enfrenta a peticiones de pena que superan los 19 años por los distintos delitos de corrupción de los que es acusado por la Fiscalía Anticorrupción”. Hay 18 acusados más. El País.

Cualquier parecido con la historia moderna reciente, es mera casualidad, coincidencia u semejanza. Conclusión: se lleva en la sangre.

 

Aquí, en la antigua Provincia de Ostimurí, en la región mejor conocida-hoy- como Sonora, siempre caracterizada por su riqueza, sus hombres y mujeres probos, enjundiosos y visionarios; se viven momentos de definición de un Sonora Ya.

 

Gobiernos van y vienen; cada seis años surgen nuevos empresarios que emergen de su capacidad, honestidad y visión de futuro (sic). Oh! Gran Estado que aún conserva y hace realidad la leyenda de Cíbola y Quivira.

 

Pero, contraviniendo a la antigua tradición, ha llegado la mujer que se ha ganado su lugar en la historia (aunque ya ella, también lo trae en la sangre, es hija de Alicia Arellano) para gobernar y poner orden a este Estado fallido, explotado, mancillado que, buscara, dijo ella, meter a la cárcel a aquellos que le han fallado a la confianza de los sonorenses. Así lo ha asegurado la hoy gobernadora Claudia Pavlovich Arellano.

 

Por eso, como ya lo han publicado decenas de veces –esta será una más-, la creación de la Fiscalía Anticorrupción en Sonora, deberá de investigar y sancionar los delitos relacionados a hechos de corrupción en Sonora.

 

Por eso nombro a Odracir Espinoza Valdez. Dicen sus allegados que es un hombre probo. El tiempo lo dirá.

 

¿Cuánto tiempo tiene este nuevo gobierno? Han pasado cuatro semanas, sin contar los meses anteriores, y parece que aún siguen en campaña, declaraciones y señalamientos que se vuelven “declaricionitis” para el común mortal, esos que no tienen voz, pero son ellos y ellas los que hacen que este bizarro Estado camine- me refiero a los sin voz-.

 

Las causas y efectos son hechos consumados; la solución es la que urge, y para esto, hay que trabajar, y duro, contra reloj. Los compromisos de campaña, al parecer están sobre lo urgente.

 

Los proveedores del Estado tuvieron la esperanza de recuperar lo perdido, pero aún no ven la luz en el horizonte, esto es una realidad que comentan. Mientras, hay que cacarear que los recursos (dinero) ya empezaron a fluir-dicen-. La pregunta es ¿dónde están?

 

Cada día, sale un “nuevo” funcionario denunciando como encontró su oficina, pero no ejecuta la denuncia correspondiente ante la autoridad competente, como se supone debería de hacerse. Conferencia para la foto, boletín que no llega a los medios y, solo queda en eso, un acto mediático para justificar su presencia.

 

Dicen, gritan, exigen los sin voz, esa masa agraviada por las corruptelas y la impunidad que ya es hora, que los eslogan publicitarios de campañas ya son historia; que ya es tiempo de un Sonora Ya.

 

Pero mejor a’i se las dejo. Hoy es el mes para festejar a la Universidad de Sonora en sus 75 años de vida; igual Radio Sonora con sus 30 y la ausencia de “Una Voz para la Cultura Popular”, Felicidades a ambos…!!!SARAVAH!!!